Minadores de Criptomonedas, el nuevo riesgo para los sitios web

Bitcoin y BlockChain, para entender el concepto es necesario remitirnos a su definición y a la naturaleza para la que fueron concebidos, para ello debemos remontarnos a la crisis económica mundial del 2008, que se desató por la burbuja inmobiliaria en EEUU; la cual es generada por tener un sistema financiero centralizado y controlado por los gobiernos, según Satochi Nakamoto.

Es entonces cuando Satochi Nakamoto plantea una solución basada en criptografía, en un texto de 9 páginas, donde especifica un sistema para transacciones financieras que no depende de la confianza de un ente central, sino en una red robusta, descentralizada y simple que utiliza pruebas criptográficas para determinar la veracidad de las transacciones y el registro de estas en un sistema disponible a cualquiera.

Esto está planteado en el paper “Bitcoin: A peer to peer electronic cash system”, convirtiéndose en el padre del concepto de las criptomonedas y realizando el lanzamiento de la primera denominada Bitcoin. Sin embargo, en ninguna parte del documento se nombra o se define la Blockchain, sino que el concepto surge posteriormente después de la proliferación y el uso de la criptomoneda.

Comprendiendo el funcionamiento del sistema planteado por Satochi, se detecta que cada transacción que se registra en el sistema es cargada en un bloque, que posteriormente es replicado entre todos los nodos de la red, para que estos lo adicionen a los bloques preexistentes y a esto se le denomina la cadena de bloques.

Es allí, donde nace el nombre Blockchain, que hace referencia a la cadena histórica de transacciones de la criptomoneda. Por lo tanto, la cadena de bloques es el equivalente al libro contable del sistema financiero y cada bloque adicionado es el equivalente a cada hoja del libro.

Durante algunos años la única criptomoneda que existía era Bitcoin y por lo tanto su cadena de bloques era la única existente, esto empezó a cambiar cerca del año 2011 cuando nacen varios proyectos que usan lo planteado por Satochi para generar sus propias criptodivisas, que surgen para  cubrir necesidades de mercado. Por ejemplo, Litecoin nace en 2011 con el objetivo de que las transacciones fueran más económicas y ágiles.

Sin embargo, fue hasta 2015 cuando nace un proyecto que da mayor importancia a las capacidades de confiabilidad e inmutabilidad que brinda Blockchain, planteando que en esta cadena de bloques es posible incluir lógica computacional que permite tener reglas de negocio y ejecución de aplicaciones dentro del ecosistema. Este proyecto se llama Ethereum, que se define a sí mismo como la plataforma de aplicaciones sobre Blockchain, generando una disrupción en la forma de aproximación para empresas, gobiernos y personas, porque esta evolución permite usar capacidades computacionales nunca antes vistas, integrando un esquema de seguridad y trazabilidad que garantiza que la información contenida en la cadena de bloques no ha sido manipulada.

Con cada año que pasa son más los desarrollos innovadores o disruptivos que están utilizando o pensando utilizar la cadena de bloques para garantizar sus procesos, un ejemplo de esto lo plantea las naciones unidas con el proyecto Identity2020, donde usando esta tecnología es posible garantizar la identificación de una persona sin necesidad de que este tenga sus documentos de identificación a la mano, ayudando a las personas que sufren de desplazamientos forzados.

En ElevenPaths hemos estudiado el funcionamiento y las posibles aplicaciones que se le puede dar a Blockchain en diferentes ámbitos de seguridad y no solo en el ámbito financiero donde nació, pero también investigando los posibles usos maliciosos que se le pueden dar a esta tecnología. Así como estos, existen varios proyectos y estudios que vislumbran que las aplicaciones basadas en Blockchain van a materializarse económicamente en este 2018.

Algo similar podemos identificar en el proyecto planteado por Dubái para gestionar todo el registro de tierras y servicios inmobiliarios a través de una blockchain, siendo el primer ente gubernamental en el mundo en llevar un registro de todas las tracciones inmobiliarias usando esta tecnología.Así mismo, el cambio generado en la industria de la música a través de la plataforma VOISE, que establece una plataforma descentralizada para compartir y distribuir música, usando el blockchain de Ethereum, permitiendo a los artistas monetizar su trabajo a través de esta comunidad directamente y sin intermediarios.

Como estos existen muchos otros proyectos, que demuestran que la solución financiera planteada en 2008 por Satochi Nakamoto  ha evolucionado en una tecnología que brinda usabilidad en todos los procesos de las industrias garantizando la confiabilidad de la información a través de Blockchain.

 

Diego Samuel Espitia Montenegro

Chief Security Ambassador Colombia

ElevenPaths