Desarrolle su plan de transformación personal

La vida debe ser una continua educación.

―Gustave Flaubert

Ya se ha convencido de que es necesario seguir capacitándose, que usted requiere expandir sus capacidades y adquirir nuevas competencias que le permitan asumir―en caso de ser necesario e inminente― nuevas posiciones o ejercer un puesto totalmente distinto al que estaba acostumbrado.

Las posiciones y perfiles que trae consigo la transformación digital tienen una alta carga de análisis e interpretación de insigths, creatividad, orientación al cliente y un componente técnico importantísimo (escribir códigos, comprender eso que llaman : alfanumérico y más). Las preguntas inmediatas son ¿Cómo lo hago? ¿Qué pasos sigo? ¿Cómo me aseguro de que estoy haciendo el plan correcto para mí?

Responder interrogantes es una vía útil para desarrollar su plan. De la misma manera como usted diseña su ruta de casa al trabajo, le será útil diseñar el planteamiento estratégico de mejora continua y reinvención profesional.

“ Si crees que la formación es cara… prueba con la ignorancia.” Derek Bok- Ex Rector de Harvard University

Debe partir por tener claridad y autoconfianza suficiente para iniciar, tendrá muchos distractores y detractores, inclusive sus propias ideas y prejuicios. Le suena familiar: estoy muy viejo para regresar a la universidad ó la última vez que abrí un libro, no tengo tiempo, eso es para los jóvenes. Puede que tenga razón, pero recuerde que es usted y solo usted, el único responsable de su empleabilidad y desarrollo de carrera. Si no toma acciones para ser competitivo, ese joven ocupará su puesto, o esa inteligencia artificial le desplazará confinándole a la jubilación forzada antes de tiempo.  

Tome lápiz y papel ―puede hacerlo directamente en el móvil o en el ordenador, pero no será igual a escribirlo de su puño y letra―anote las razones por las que está interesado en desarrollar el plan de transformación personal. Ahora, anote que cantidad de tiempo― diario y/o semanal― está dispuesto a invertir en ese plan. Coloque fechas de inicio y fecha estimada de finalización (está redactando un KPI o índice de desempeño clave para su proyecto personal de transformación.) por etapas o temas que debe aprender.

Anote los temas o áreas que desconoce en materia de tecnología digital, puede ser algo tan simple como: “usar correctamente la aplicación”, “aprender a utilizar WordPress”, “buscar las definiciones de los términos de tecnología que desconozco”, “aprender a programar”, “leer artículos en blogs o un libro sobre transformación digital.”

Una vez haya hecho su listado personal de tópicos vaya a la red e inicie una investigación que incluya: El termino que desconoce, los autores o expositores más reconocidos sobre el tema, artículos, definición, aplicaciones en la industria o sector al cual pertenece, universidades o centros de estudios que imparten cursos sobre el tema.

Cuando tratamos el tema de transformación digital nos enfocamos en una realidad “todo el concepto se fundamenta en el cliente o usuario.” Desde la visión de atender y ofrecer más de lo esperado al cliente se colocan las bases del cambio.

Suponemos que usted siente que lo anterior es muy básico, de principiantes, y probablemente, usted ya lo sepa. En ese caso continúe agregando a su hoja guía lo siguiente:

Temáticas a conocer por parte de un profesional que gestiona su transformación personal en un mundo que cambia con tecnología digital:

  1. Historia del concepto transformación digital.
  2. Industrias con mejores ejemplos de transformación digital.
  3. Digitalización y personas/Codificación y programación .
  4. Tecnologías disruptivas (concepto y casos de éxito)
  5. 5G (concepto, países y empresas competidoras)
  6. Imagen e identidad digital, manejo de redes sociales, métricas.
  7. Aplicaciones y soluciones tecnológicas aplicadas a la industria en la que trabaja/estudia.
  8. Big Data/Visualización de Datos
  9. Ciudades Inteligentes
  10. Inteligencia Artificial (este tema es tan amplio que no hay forma de aburrirse)
  11. Chatbots, Robots sociales y sociedad
  12. Ética y valores humanos vs. tecnología
  13. Educación digital
  14. Gobernanza en Internet/Gobierno Digital
  15. Marketing Digital (SEO, SEM, Google Analytics)

Con los 15 temas arriba expuestos, es posible que tenga suficiente trabajo e investigación por realizar para mantenerse entretenido durante meses y es solo el inicio. Explore las posibilidades de hacer cursos gratuitos en los cientos de escuelas e institutos online «gratuitos» que existen. Luego de cada curso podrá observar como su propia visión de transformación va cambiando, sin darse cuenta irá transformando su perfil, dándole forma tal como un escultor saca del barro una pieza hermosa. Esculpa su futuro, no deje de aprender y abra la puerta de su entendimiento a la tecnología.

 “Forma bien a la gente para que pueda marcharse, trátales mejor para que no quieran hacerlo.”

Richard Branson

Recuerde anotar sus avances e ir agregando nuevos temas a su listado. Verá como en los próximos meses su interés y conocimientos siguen en franco crecimiento. Ahora, es el momento ideal para iniciar ¿Qué está esperando?

“Solo hay algo peor que formar a tus empleados y que se vayan… No formarlos y que se queden. “―Henry Ford

Imagen: Pixabay

Escrito por: Msc.Irasema Rivas-González

Universidades Corporativas: las que se oponen a ser más de lo mismo

“Muchas grandes empresas nacionales e internacionales fundan sus propias universidades corporativas para formar a sus empleados, especialmente a los mandos directivos.”

– Cinco Días

Desde hace años existen las universidades corporativas, no es nada nuevo, pero lo nuevo es el uso que las empresas en proceso de transformación digital le están dando a estas infraestructuras e inversiones diseñadas para contribuir decisivamente en el logro de los objetivos de negocio.

Anteriormente las multinacionales y algunas empresas locales, impartían programas de formación para ayudar a conseguir sus objetivos estratégicos, especialmente para los mandos de jerarquía y lo cierto es qué eran precisamente estos estudiantes los menos interesados o dispuestos a asistir a sus clases, a conectarse en el campus virtual y culminar exitosamente los cursos, por considerar que la oferta formativa era de menor importancia frente al negocio “había que vender, era necesario llegar a los números.”

En la actualidad empresas pioneras del sector tecnológico utilizan las universidades corporativas como laboratorios que se encuentran abiertos 24/7 (en los casos que físicamente tengan una infraestructura) y a dónde no solo el personal que labora actualmente puede acceder, se inscriben también y asisten a clases, emprendedores con proyectos que puedan ser de interés para la empresa anfitriona, estudiantes de los últimos años de las carreras (en las que la empresa tiene los ojos puestos-semillero de nuevos empleados). En estos recintos físicos y virtuales, se van desarrollando los nuevos pensum (mallas curriculares y contenidos) y de igual manera, se forman los profesores que dictarán los cursos.  Dinámica que está permitiendo a estas corporaciones realizar de forma ágil capacitaciones que en el mercado costarían el doble de lo que se invierte y que no serían tan especializadas en su área o sector de negocios.

Uno de los modelos más disruptivos que vio la luz en junio de 2019 es 42 la universidad gratuita de programación. “¿Te imaginas una escuela sin clases, sin profesores, sin límite de edad, abierta 24/7 y gratuita? Ya ha llegado a Madrid y se llama 42. Fundación Telefónica apuesta por este concepto pedagógico revolucionario, tras haber rastreado las últimas tendencias educativas vinculadas a la nueva empleabilidad y que ha cosechado resultados del 100% de inserción laboral en más de diez países. 42Madrid es una filosofía de vida, una nueva manera de relacionarse con el aprendizaje y formar a los perfiles digitales del futuro. 42Madrid es una oportunidad única para una formación integral en las habilidades y competencias digitales que realmente demanda el mercado laboral.”

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha afirmado durante su intervención en la presentación de 42 Madrid que “la empleabilidad del siglo XXI requiere un nuevo modelo de aprendizaje debido a la imparable revolución digital”.

En su libro homónimo del tema que da título a este artículo, el autor Antonio Rubio explica que en “una sociedad en constante cambio y en un mercado en permanente transformación, las empresas necesitan mejorar cada día y, con ellas, sus empleados. La formación personalizada para lograr la mejora permanente de los empleados es esencial, y las universidades corporativas surgen como el mejor instrumento para lograrlo. Tras una profunda investigación, el equipo de I+D+i de Overlap explica todos los pasos necesarios para idear, crear, gestionar, evaluar y difundir las universidades corporativas, utilizando ejemplos exitosos de las empresas que más pueden aportar en este campo de la gestión empresarial.”

Actualmente, las mejoradas universidades corporativas están ofreciendo carreras virtuales, semipresenciales y presenciales en temas que aún no son considerados por las academias para la oferta educativa.  Si bien es cierto, estos títulos propios carecen del prestigio de una organización académica formal, también existen alianzas con universidades que ven en la “triple hélice” un modelo que les permitirá acelerar su paso para aprender y replicar estos nuevos conocimientos en sus campus universitarios.  De esta manera, la universidad corporativa controla el contenido y la dinámica con apoyo de los expertos en educación que avalan con sus conocimientos en mallas curriculares, tecnología educativa e investigaciones.

“Universitas, la universidad corporativa de Telefónica, su plataforma Miriadax y 42Madrid, su universidad gratuita son una fuente de conocimiento gratuito al alcance de muchas personas con tan solo acceder a la red.”

No todo es perfecto en una universidad corporativa, en muchas ocasiones, por temas del negocio, sus enfoques son presa del sesgo e igualmente, los tutores y profesores que imparten clases, no están titulados ni poseen estudios en andragogía, docencia superior y facilitación de adultos, áreas de conocimiento que marcan un diferencial en el docente.

Personalmente he disfrutado la oportunidad de estudiar en universidades corporativas en empresas multinacionales (versiones online, cursos desarrollados tanto por la empresa como por universidades de prestigio como Harvard, MIT, Boston University, plataformas como Miriadax, edX y otras.) y, en alguna ocasión, estudié presencialmente en la Universidad de Disney, sitio en el que la rigurosidad del estudio y la práctica me llevó a valorar más el concepto de servicio excepcional al cliente, transformando mi visión al respecto.

Mis primeros acercamientos con Inteligencia Artificial y con el concepto transformación digital los hice en una universidad corporativa hace ya más de 13 años, hoy, sé que fue un acierto atreverme a aprender acerca de ambos temas, en aquel entonces poco usuales. En otra compañía había una oferta de cursos avalados por una de las mejores universidades del mundo, recuerdo que le dediqué varios sábados completos a aprender y a tomar estos cursos, conocimientos que luego de dejar la organización se quedaron conmigo y han sido útiles para mi «career path».

Tomar el tiempo para seleccionar la formación que fortalecerá su currículo, acceder con conciencia a la mayor cantidad de cursos posibles, haciendo uso de un recurso gratuito que brinda la empresa para la que trabaja, no debería ser un tema de obligación, por el contrario, usted debería verlo como una inversión de ambas vías, de la empresa con sus intereses puestos en la mejora de su talento, y de su parte, con los suyos enfocados en hacerse, cada vez, más competitivo y estar actualizado.

Con los cambios que se están dando en la dinámica de aprendizaje para toda la vida, los estudiantes-empleados, deberían aprovechar estos recursos para actualizar y mejorar sus currículos, aprender nuevas competencias, reinventarse, mantenerse vigentes, comprendiendo hacia a dónde va la empresa para la que están laborando.  Esperar a que, casi, cierre el año fiscal para llevar a cabo, “a tambor batiente”, cursos con la única finalidad de acumular los puntos que se requiere para la evaluación que incide en la compensación y bonificaciones por resultados, no es una manera inteligente de afrontar la transformación organizacional.

Para cerrar esta conversación le propongo iniciar por un curso básico sobre un tema que a todos nos afecta. Es gratuito y online ofrecido por MIT – Inteligencia Artificial, anímese, tal vez cambie su perspectiva de la sociedad del siglo XXI.

“Invierte en ti mismo, puedes pagarlo, créeme”. Rashon Carraway

Imagen: Pixabay

Referencias Consultadas:

Disponible en : https://www.telefonica.com/es/web/sala-de-prensa/-/fundacion-telefonica-implanta-en-espana-42-la-escuela-de-programacion-mas-innovadora-y-exitosa-del-mundo

Disponible en: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2012/09/22/economia/1348291260_850215.html

Disponible en: https://www.abc.es/economia/abci-universidades-corporativas-llegado-para-quedarse-201611070209_noticia.html

Disponible en : https://empresas.blogthinkbig.com/universidades-corporativas-un-fenomeno-creciente/

Escrito por: Msc. Irasema Rivas-González

Transformación personal: nuevas competencias, capacidades expandidas y perfiles renovados

“El mayor placer de la vida es hacer lo que la gente dice que no puedes.”

― Walter Bagehot

Hemos, y seguimos escuchando, tantas veces, la frase «transformación digital» que ya no parece ser nada nuevo. Ciertamente, transformar implica cambiar, ajustar, mejorar y en su acepción más directa “transmutar, mudar de costumbres a alguien”, según indica el Diccionario de la RAE en su aplicación para el móvil que es de donde he tomado la definición. Antes, hubiese ido al buscador por la descripción y mucho antes, a un diccionario impreso. Hoy, lo hago desde el móvil con una aplicación sencillísima y amigable. Un ejemplo vívido de transformación al que no le presto tanta atención, solo lo utilizo a diario.

¿Cuán abierto es el ser humano frente al cambio? ¿Le es fácil desacostumbrarse? Ser receptivos a los cambios es más que expresiones bonitas, discursos y promesas de mejores días con la adopción de tecnología. Cada vez que una empresa acepta el reto de transformarse embarca a su personal, a su capital humano en una de las aventuras más contradictorias e inseguras que existe. El «cambio», por su dinámica implicará lo desconocido y muchas veces situaciones no esperadas. En otras, el cambio implicará perdidas y malestares porque salimos de nuestra área conocida y nos adentramos en aquello que no conocemos. Cambiar, si bien es una constante de vida, no es la que un empleado promedio acepta y menos, la que le gusta.

No caigamos en autoengaños, integrar tecnología digital es un desafío que encara toda la organización y no es excluyente. Algunos, los afectados directamente, se enfrentan a máquinas que harán ese trabajo repetitivo, especializado y que maneja grandes cantidades de datos con mayor eficiencia y a un menor costo en cuanto a recursos se refiere, una máquina que lo desplazará de esa función, con suerte le moverán a hacer otro trabajo. Otros, tendrán que aprender nuevas tareas y estudiar para adaptarse al cambio que conlleva aprender a hacer las cosas de otra manera. Y en un lugar que ninguno quisiera estar, se encuentran aquellos que perderán sus empleos porque no se adaptarán al cambio, se rehusarán a aprender nuevas formas de hacer las cosas, o simplemente no tienen las competencias y prefieren seguir haciendo lo que saben hacer “a su manera”. No termina allí, existe un grupo reducido, que aprenderá las nuevas reglas, las dominará y entonces, decidirá proponer «nuevas formas de hacer las cosas», ese grupo minúsculo lidera e irrumpe, tiene la capacidad de crear conocimiento y hacer que otros les sigan.

Frente a la transformación digital que viene y va de “gente”, el capital humano de la empresa requiere adaptarse, actualizarse de forma permanente, preocuparse, responsabilizarse y lograr su propia transformación individual.

“En el futuro existirán trabajos que hoy ni siquiera estamos en condiciones de imaginar. Y esos nuevos trabajos servirán para paliar la pérdida de otros que se quedan en el camino de ese imparable proceso de innovación.”

La historia demuestra que cada una de las revoluciones intelectuales, industriales y comerciales generó movimientos en las bases de la sociedad. La revolución digital está generando oportunidades laborales, pero de igual manera está desplazando a aquellos que hacen actividades recurrentes, especializadas y fácilmente realizables por las máquinas. Se requieren, con urgencia, profesionales con competencias y perfiles capaces de afrontar el cambio y los nuevos retos. Y no es solo asunto de ellos, es asunto de las mismas empresas, su visión estratégica y capacidad de acción.

Up-skills y reskills, opciones viables

Los cambios, la transformación implican que se lleven a cabo estrategias y se haga uso de nuevos formatos de capacitación y formatos que se adecuen a la realidad, que sean ágiles y adaptables.
Dos de los más recomendables para hacerle frente son up-skills y re-skills, los que a continuación revisamos:
Up·skills: Su definición en inglés habla de enseñar a un empleado competencias adicionales. Teach (an employee) additional skills. «This is an opportunity to upskill staff and expand their capabilities» (of an employee) learn additional skills. O prover becas a los que decidan aprender o expandir sus capacidades y competencias: «they will provide grants of up to 75% for staff who decide to upskill»
Por otra parte, tenemos los que apuestan por la adquisición de nuevas o mejorar las competencias que se poseen, en el caso de los que tienen competencias requeridas para hacer frente a la transformación digital fortaleciendo su conocimiento digital.

El profesional que mira al futuro debe poseer: Conocimiento digital |Gestión de la información| Comunicación digital |Trabajo en red |Aprendizaje continuo |Visión estratégica |Liderazgo en red |Orientación al cliente.

Re-skills: To train (a worker) to acquire new or improved skills, to learn new skills so that you can do a different job, to train people to do a different position. Estrategia que se apoya en las universidades corporativas y /o capacitación a medida. Destaca que el empleador establezca el plan de formación y los planes de carrera de acuerdo a sus necesidades y planes estratégicos. La organización determina las posiciones, evalúa a los candidatos y les propone el entrenamiento. El empleado se compromete a desarrollar y a adquirir el conocimiento para ejercer esa posición.


«La demanda de perfiles STEM aumentará un 14% anual hasta 2020»

-Randstad Research


Perfiles del futuro

Sea que se proponga la reinvención de su perfil profesional o se fortalezca y aprenda nuevas competencias, debemos recordar que el cambio y la transformación implicará la creación de nuevos perfiles. Y en esta propuesta Randstad Research, expertos en la investigación ha planteado los perfiles que tendrán mayor demanda en un futuro:
• 38% serán los «knowledge workers», profesionales altamente cualificados, difícilmente sustituibles por una máquina.
• 35% líderes con múltiples habilidades para dirigir cambios en las organizaciones e innovar.
• 18% trabajadores técnicos con formación especializada para desarrollar funciones específicas.
• 5% operarios que no requieren habilidades ni conocimientos muy específicos y desempeñarán actividades poco cualificadas.
• 3% especialistas en oficios, con conocimientos específicos para realizar ciertos oficios o profesiones.
• 2% especialistas en tareas repetitivas, usarán la información, pero no generan ideas o conocimiento.
Sea cual sea su posición actual, sea cual sea su profesión, usted va a requerir de la tecnología y es necesario que desde ya reconsidere sus competencias, y vaya adquiriendo las que demandará el futuro. Es importantísimo que seamos conscientes de la capacidad para dirigir nuestro propio aprendizaje y formación, capacidad para detectar y filtrar información, capacidad para afrontar conscientemente la disrupción tecnológica que poseemos y que la pongamos en valor.

El nuevo profesional que requieren las empresas que apuestan por la transformación digital y transformación total del negocio como estrategia, cumple con estas características. Observe que son personales, individuales y la gran mayoría se pueden desarrollar:

  • Se responsabiliza por su transformación personal. (Automotivado).
  • No está limitado a una edad determinada. (Fuera edatismo)
  • Creativo, innovador, colaborativo y motivado. (Inventiva)
  • Utiliza la información y genera conocimientos en diferentes contextos. (Creador)
  • Altamente inventivo, intuitivo, capaz de producir ideas. (Proponente)
  • Capaz de crear sentido socialmente construido. (Involucrado)
  • Accede a la información, procura utilizarla abierta y libremente. (Libre)
  • Creador de redes, siempre conectando a personas, ideas y organizaciones. (Conexiones)
  • Utiliza herramientas de todo tipo para resolver diferentes problemas. (Recursivo)
  • Alfabetizado digitalmente, comprende cómo y por qué funcionan las tecnologías digitales. (Tecnólogo)
  • Resuelve problemas desconocidos en contextos diferentes. (Pensador lateral)
  • Comparte-sin límites geográficos- el conocimiento. (Desprendido)
  • Adaptable a diferentes contextos y entornos. (Adaptado)
  • Consciente del valor de liberar el acceso a la información. (Formador)
  • Atento a los contextos y a la adaptabilidad de la información. (Informado)
  • Desaprende rápidamente, sumando nuevas ideas. (Mente abierta)
  • Crea redes de conocimiento horizontales. (Humanista Digital)
  • Aprende permanente y para toda la vida [formal-informal]. (Autodidacta)
  • Experimenta constantemente con las nuevas tecnologías .(Investigador)


Y sobre todo, este profesional, se enfrenta a ambientes VUCA (Volátil, «uncertain» o incierto, complejo y ambiguo) sin temer al fracaso. ¿Trabaja en alguna de estas competencias en la actualidad? Mejorar su perfil es un asunto de subsistencia en un mundo que cambiará las reglas del empleo de forma abrupta. ¡Reinvéntese!

Imagen: Pixabay

Referencias Consultadas:

https://research.randstad.es/wp-content/uploads/2016/11/RandstadInformeFlexibility2016.pdf

http://toyoutome.es/blog/universidades-corporativas-una-inversion-para-empresas-en-transformacion/9273

https://destinonegocio.com/pa/gestion-es_pa/como-integrar-a-los-empleados-en-la-transformacion-digital-de-la-empresa/

https://www.abc.es/economia/abci-estas-profesiones-futuro-201612040209_noticia.html

Escrito por Msc. Irasema Rivas González

Niñas imparables: más cercanas a la tecnología

Cada 11 de octubre se conmemora el Día Internacional de la Niña, este año, bajo el lema «GirlForce: Unscripted and unstoppable» (una generación de niñas sin un guion prestablecido e imparables), frase que nos hace pensar en la importancia que tiene el conocimiento, el manejo de la tecnología para ser verdaderamente imparables en un cambio de Era que nos obliga a todos por igual, a estar en constante aprendizaje y evolución.

Una gran parte de las niñas se encuentran en completa desventaja y sufren discriminación de género. En UNICEF hay cifras que muestran que solo dos tercios de los países en desarrollo han logrado la equidad de género en la educación primaria.  La gran mayoría de las niñas están excluidas del sistema educativo. 62 millones de niñas en todo el mundo en la actualidad no pueden acceder a estudios y, en vista de que la educación es fundamental para el desarrollo y contribuye a la reducción de la pobreza, el círculo vicioso no se rompe.

Entre las principales causas para la no educación de las niñas es la exclusión social en muchas comunidades, situación contraria a la meta fijada en el Objetivo número 5 de la Agenda para el Desarrollo Sostenible que busca «lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas».

«Debemos defender y respetar la igualdad de derechos de las niñas, así como su voz e influencia, en nuestras familias, comunidades y naciones. Las niñas pueden ser poderosos agentes de cambio, y nada debe impedir que participen plenamente en todos los aspectos de la vida».

―António Guterres, Secretario General de la ONU

No existe igualdad en temas de educación entre niñas y niños a nivel mundial, las cifras indican que las mujeres representan dos tercios de los 758 millones de adultos analfabetos del mundo, lo cual perjudica a todas las sociedades, frena el desarrollo y menoscaba los esfuerzos de paz.

La educación es la base para el desarrollo de las comunidades y una herramienta indispensable para acabar con la pobreza.

Llegar al ideal de una generación de niñas imparables se hace más difícil en la medida que las principales barreras que les impiden desarrollarse en los distintos campos científicos no se derrumben.  Entre ellas los prejuicios y estereotipos de género que dominan diversas sociedades y países, siendo un legado, retrogrado, de un patriarcado institucionalizado que no ha evolucionado con los nuevos avances tecnológicos y sociales.

Se han establecido ideas, algunas sistemáticamente, que hacen creer a las madres que sus niñas no pueden acercarse a la tecnología porque es un tema para hombres, limitando así los intereses que pudieran surgir de parte de sus pequeñas. En otras ocasiones es el mismo sistema educativo el que las aleja haciéndoles creer que no tienen las competencias y desviando sus intereses hacia otras áreas de conocimiento.

Por pequeño que sean los esfuerzos que hagamos, ya sea a titulo personal o corporativo por contribuir para que una niña se acerque al sistema educativo, o que una dentro del sistema ponga sus ojos en la tecnología como una salida laboral posible, hacemos un cambio. No olvidemos que una niña que se educa, no solo sale del circulo de la ignorancia y pobreza ella sola, con ella salen otros miembros de la familia, lo que repercute positivamente en la sociedad.

Apoyemos el acceso de las niñas a la educación y la erradicación de todas las formas de discriminación y violencia que sufren.

¿A cuántas niñas podrá ayudar a ser imparables?

Imágenes: Pixabay

Recursos consultados:
Disponible en : https://www.unicef.org/spanish/sowc2017/index_101833.html

Asistentes virtuales: voces y personalidades femeninas

“No hay música más deliciosa, más dulce, más poética que la voz de una mujer.”

-Francisco Zarco

El auge de los asistentes virtuales va en aumento, cada vez son más comunes en nuestros entornos. Aunque utilizamos un artículo gramatical masculino (el o los) para referirnos a estos programas, surge la duda ¿deberíamos llamarlas las asistentes virtuales? Siri, Aura, Alexa, Cortana y la asistente de Google, todas son representaciones que emulan a una inteligencia humana (inteligencia artificial especializada) con voz y personalidad de mujer.  

Con tan solo escucharlas, nadie pone en duda que se trata de una voz que nos lleva a pensar en un ente femenino, entra el tema de género que es tan cuestionado y que involucra de alguna manera el ODS #5.(Igualdad de género).

Si bien es cierto, se le ha dado a estas maravillas de la inteligencia artificial y el desarrollo humano, una presencia femenina, no menos cierto es que “evocan” profesiones que se estigmatizaron como trabajo para mujeres “asistentes de …, secretarias de … ,”

Entre los androides y robots, aparecen por ejemplo, Cristine que es una androide que emula la personificación de una maestra de un jardín de infancia. Sophia de Hanson Robotics,  la robot que se presenta en programas de TV y que recibió la nacionalidad de un país. Saya, la robot que fuese concebida para secretaria y maestra en Japón o Jill Watson, un sistema de inteligencia artificial elaborado por IBM para ser el asistente de 300 alumnos durante los seis meses en Georgia Tech. Y cómo si fuese poco, para el 2020, Hanson Robotics comercializará a la pequeña Sophia, hermana pequeña de Sophia y el miembro más nuevo de la oferta robótica de la empresa, tiene 14 «de altura y es concebida como una amiga robot, diseñada para ayudar a los niños a aprender STEM, codificación e inteligencia artificial de forma divertida y gratificante (niños mayores de 8 años).

Robots , evocación masculina

En cambio, se puede notar que el mercado de los agentes artificiales está muy orientado a proponer la personalidad masculina para los robots que realizan o se propone que hagan trabajos más y mejor “valorados”, robots para ciberseguridad, robots investigadores, robots policías, cobots, automóviles autónomos y otros. 

A ciencia cierta no podemos, sin investigación científica que lo avale, proponer una razón, con pruebas, para que esta situación sea así. Lo que si sabemos es que siendo la tecnología una profesión que durante años ha sido liderada por el género masculino es muy natural que los sesgos existentes en los creadores “hombres” se vean reflejados en las inteligencias artificiales que desarrollan, a propósito, o no, simplemente es una realidad.

Si nos vamos al tema de datos y de su gestión masiva, hay una situación que agravará el problema de la tendencia a encasillar a las mujeres a ciertas profesiones y perfiles que se transfiere de forma natural y sin reparos en la concepción de un robot y en los chatbots. Una inteligencia artificial que se alimenta de datos, buscara patrones para aprender y accionar, si estos patrones están masculinizados, porque tradicionalmente son carreras donde se contratan hombres o porque se tiene una visión errada de que “solo los hombres pueden hacer ese trabajo”, el resultado será que la IA va a seleccionar hombres sin considerar a las mujeres.

Puede que la voz, la confianza que inspiren y la asociación natural de un agente inteligente conversacional amigables, sean los principales motivos para desarrollar IA con perfil femenino para funciones que impliquen comunicación oral, pero el balance, la contraparte masculina debería estar presente. Al final la tecnología refleja y se utiliza en función de lo que la sociedad para la que se ha desarrollado acepta o realiza de manera natural.  Con esta idea en mente, alegamos que la recepción, el secretariado y la atención a clientes como áreas de trabajo no son exclusivas de perfiles femeninos, como tampoco lo es la docencia preescolar, ni la enfermería. 

Por tanto, en la medida que nos adentramos en un período que se hace llamar “Era del Conocimiento” es urgente que los creadores de desarrollos inteligentes y los usuarios recuerden que igualdad de género implica que la representación de los roles profesionales no se encasille a una concepción del siglo pasado, inspirados en la otrora norma laboral.

Imagen: Pixabay

Referencias Consultadas: https://www.elmundo.es/tecnologia/2016/05/17/573aca4f268e3ee75c8b457a.html
https://www.wsj.com/articles/if-your-teacher-sounds-like-a-robot-you-might-be-on-to-something-146254662
https://www.20minutos.es/noticia/456680/0/profesora/robot/secretaria/

Escrito por : Msc. Irasema Rivas-González

Robots y lenguaje: inteligencia artificial que escucha y distingue sonidos

“En resumidas cuentas el mundo no es más que el producto de una acalorada discusión acerca de los límites de la lingüística.” ―  Salvador Elizondo

En París, ese destino turístico lleno de luces, glamour, moda y vivencias idílicas se encuentra, sin que muchos den cuentas de ello, uno de los centros de investigación sobre inteligencia artificial y robots. Nos referimos al Sony CSL París (fundado en 1996), este centro es considerado por sus regentes como una célula de investigación pequeña, pero “en auge”, centro que utiliza herramientas de ciencia compleja, ciencia de datos e inteligencia artificial para investigar cuestiones fundamentales en áreas tan diversas como: comprender y crear música, lenguaje y sistemas de comunicación, sostenibilidad y la dinámica de innovación y creatividad.  En este artículo le echaremos un vistazo a lo que hacen y cómo lo están llevando a cabo.

La investigación en el procesamiento del lenguaje

Su interés principal es investigar cómo las gramáticas de la construcción pueden romper el techo de cristal de las tecnologías lingüísticas actuales y lograr una comprensión semántica profunda y la generación apropiada del lenguaje.  ¿Cómo lo logran? Sus esfuerzos se basan en experimentos innovadores en sistemas de comunicación autoorganizados que investigan cómo un grupo de agentes autónomos puede inventar y negociar sus propios sistemas de comunicación.

Esta línea de investigación es interesantísima porque busca comprender la futura, posible, aparición de “lenguajes de comunicación máquina- máquina”, bajo la premisa de la autonomía de los agentes artificiales en sus procesos de aprendizaje automáticos. Sus resultados podrían dar luz, para hacer frente a situaciones en las que, sin las debidas consideraciones y conocimientos, los humanos demorarían mucho más tiempo que una máquina en comprender que está sucediendo, como fue el caso de Facebook cuando apagó la IA. Según explica Mike Lewis, investigador del FAIR (Facebook AI Research), explicó a los medios que solo habían decidido que “el interés de la empresa era diseñar dos ‘bots’ que pudiesen hablar con la gente”, no que lo hiciesen eficientemente entre ellos, y fue por este motivo que decidieron exigirles que se escriban entre ellos de forma legible para los humanos, dado este fallo, tomaron la decisión de apagarlos.

Robots, hardware y software

En el centro de investigación de Sony en París se dedican a explorar la evolución del lenguaje humano a través de las interacciones de comunidades de robots autónomos a lo largo de muchos ciclos de interacción. Los robots tienen capacidades perceptivas (incluidas tanto hardware como en software) entre ellas son capaces de escuchar y distinguir sonidos, detectar gestos, moverse e interactuar. Buscando medir las reacciones de los robots a los elementos que no reconocen, cómo responden a la desviación de patrones y otras acciones, eligen conjuntos de parámetros y establecen comunidades que se ejecutan en ciclos de miles de interacciones. De estas interacciones simples y de las respuestas individuales de los agentes, surgen sistemas complejos que en realidad tienen las características de la comunicación en lenguajes naturales.

Una de las interrogantes que está presente en sus estudios es
¿Cómo evolucionó el lenguaje?

¿Cómo evolucionó el lenguaje?

En CSL responden que es una pregunta se encuentra entre los grandes misterios sin resolver y es un desafío científico fundamental. En 1996, el laboratorio se embarcó en darle respuesta, a través de la investigación y con un enfoque radicalmente nuevo. Lo hicieron hace más de 20 años investigando cómo una población de usuarios de lenguaje artificial podría ser capaz de crear su propio lenguaje desde cero, incluyendo palabras, gramática e incluso conceptos.

Dr. Remi van Trijp explica el enfoque que fue pionero hace más de 20 años por el Prof. Dr. Luc Steels.

Desafío científico fundamental

La pregunta ¿Cómo evolucionó el lenguaje? se encuentra entre los grandes misterios sin resolver y en CSL parten de la hipótesis de que el lenguaje es un sistema adaptativo complejo que surge a través de interacciones adaptativas entre agentes y continúa evolucionando para permanecer adaptado a las necesidades y capacidades de los agentes. Exploran esta hipótesis implementando el ciclo completo hablante-oyente, mientras juegan juegos de idiomas situados entre ellos, son observadas las características de los idiomas que emergen.

Tienen en proceso un proyecto que durante la última década aborda esta pregunta directamente y ofrece la posibilidad de una respuesta. El proyecto implica alcanzar vastos objetivos, incluido el objetivo central de formalizar el lenguaje natural, para poder modelarlo.  Lo desafiante es la gran complejidad de todo lo que compone el lenguaje, desde los actos de escuchar, producir sonido, articulación e interpretación, análisis, incompletitud, error, la velocidad a la que tiene lugar todo el proceso.

La complejidad de una investigación se deja ver al poner de ejemplo a un hablante adulto normal probablemente, quien conoce 100 000 unidades de construcción del lenguaje, las que manipula en diferentes condiciones de audibilidad, éxito y fracaso, con hablantes del idioma de un grupo de dialecto similar o muy diferente, muy rápidamente. Y con esas herramientas es capaz de comunicarse e innovar en la forma en que se comunica.

Según el blog del CSL: «La complejidad y los múltiples parámetros que influyen en la transmisión de significado no son la única barrera para crear un modelo exitoso, está el idioma que cambia, cambia, modifica, es dinámico. Surgen nuevos significados, se comparten, se dan cuenta, se extienden, se extinguen, a veces muy rápidamente, o a veces, como en profundos cambios en la estructura del lenguaje, a lo largo de miles de años. El dinamismo, la fluidez del lenguaje, debe ser capturado en un modelo artificial exitoso.»

 ¿Cómo es posible que los agentes puedan innovar, introducir nuevos significados, y estos significados pueden llegar a ser compartidos? ¿Cómo es posible la innovación?

La respuesta a esas preguntas es el objeto de la investigación que realizan. Por lo pronto, sabemos que el simple hecho de concederle a agentes artificiales, la capacidad de comunicarse emulando a humanos con un lenguaje es un paso gigantesco que pocos le prestan atención cuando utilizan los servicios de un “chatbot” o un agente conversacional artificial.

Imagen: Pixabay

Referencias Consultadas:

Lingüística para darle sentido a la inteligencia artificial

“La tecnología, al limitar el contacto interhumano al signo electrónico, empobrece y ahoga ese riquísimo lenguaje extraverbal.” ―  Ryszard Kapuscinski

Elegir una carrera profesional de lingüista, en este momento, es una decisión muy acertada, siempre y cuando se combine con competencias técnicas para trabajar en la industria tecnológica. En la actualidad casi todos los avances e investigaciones en crecimiento trabajan con lenguaje y programación. Los entendidos describen a esta mezcla de saberes como una oportunidad de oro.

En la meca de la tecnología hay una puja constante por hacerse de las mentes más brillantes que ostenten estos conocimientos y puedan ponerlos a disposición de lo que se conoce como lingüística aplicada.

¿Cómo la lingüística dejó de ser una carrera poco atractiva para transformarse en la panacea laboral? Con el auge de desarrollos de inteligencia artificial los investigadores se dieron cuenta de que la comunicación era necesaria y que, con ella, venía incluido el lenguaje como elemento que marcaría la pauta. Si las máquinas iban a comunicarse, forzosamente tendrían que hacerlo tal cual y como lo hacen los humanos.  Y, aunque, las destrezas comunicativas pareciesen ser innatas, lo cierto es que, una gran mayoría de la población no usa correctamente el lenguaje que habla, siendo comunes los errores ortográficos, semánticos y pragmáticos, por lo que se dificulta una comunicación con un agente artificial que no cuente con un corpus lingüístico y el soporte, durante su creación de un equipo de expertos modelando el lenguaje.  

Se dice que algunos solo tienen 300 palabras en su vocabulario de uso diario y que aumenta de acuerdo a la exposición a la lectura que tenga la persona., la edad y los estudios. Ciertamente, esta carencia debe ser subsanada por los que desean formar parte activa de una sociedad cada vez más digital.

Para optar por estas nuevas plazas, que son muy bien remuneradas, se requiere de destrezas comunicativas, amplio conocimiento de lenguaje natural, lenguaje de programación y modelado de conducta y mucha observación de las relaciones interpersonales. Es así como, los antes mal llamados “ratones de biblioteca” saltan a la palestra, al poseer conocimientos para lograr, cual alquimistas, esa fórmula que transforma digitalmente la comunicación alfanumérica en lenguaje comprensible en ambas vías (agente artificial-humano) y que poco a poco se hace algo normal.

No es tan sencillo como pensamos, va más allá de que el candidato sea bueno en redacción u ortografía (error que se comete muchísimo en las empresas, que se ahorran costos colocando como bootmaster, community manager, blogger a una persona que según su criterio sabe escribir bien. Los responsables de la presencia de la marca deben estar formados en algún área de la lingüística y conocer de tecnología, evidentemente.) necesita dominio de lo técnico y humanístico para triunfar, pero sobre todo deben gustarle tanto las personas como las máquinas porque trabajará con ellas.

‘El Quijote’ empleó casi 23.000 palabras diferentes. Hoy un ciudadano medio utiliza 5.000′

―Miguel Sosa

Los profesionales con formación “transversal”, es decir que poseen un enfoque lingüístico, basado en el conocimiento del lenguaje y su estructura (sintaxis, semántica, gramática, ortografía y pragmática) contando a su vez con una sólida base informática.

Amelia Sanz, catedrática de Literatura francesa y Humanidades digitales de la Universidad Complutense de Madrid, quien es la directora del máster en Letras Digitales de la Complutense explica que: “Los estudiantes de letras que son bilingües (expertos en lenguajes naturales y en lenguajes de programación) tienen asegurado un empleo en puestos para los que aún no tenemos ni nombre”, nada mal para quiénes aman el lenguaje y les sale bien lo técnico.

“Las matemáticas significan esencialmente la existencia de un algoritmo mucho más preciso que el del lenguaje ordinario. La historia de la ciencia atestigua que la expresión en lenguaje ordinario a menudo precedió a la formulación matemática, a la invención de un algoritmo.” ―Ludwig Von Bertalanff

La lingüística computacional es un campo dual donde se requieren conocimientos formales en lingüística y se aprende a aplicar este conocimiento en la gestión de inteligencia artificial. Es una de las áreas más prometedoras de la investigación y el desarrollo tecnologico.

Los sistemas de diálogo capaces de manejar múltiples participantes con interacciones robot-humanos precisan de muchísimo estudio y preparación a prueba de “fallos” y de malas interpretaciones. En su gestión de proyectos requieren desarrollar políticas y acciones a seguir en los casos que la conversación asincrónica entre interlocutores no sea como se ha programado y debe existir algún tipo de control para medir y mejorar, sin este no hay evidencia para realizar ajustes.

Caterina Balcells, oficial en jefe de conversación lingüística de la compañía de tecnología de búsqueda Inbenta lo expone de esta forma: “La lingüística está llevando a entender mejor a los usuarios y la forma en que estés comunicando con una empresa. Si podemos desarrollar tecnología que utiliza el procesamiento del lenguaje natural para ayudar a los clientes a encontrar lo que están buscando, entonces se reduce la necesidad de tener una persona hace eso y mejora la satisfacción del cliente.”

En el blog de Inbenta empresa encontramos: “Esa persona con perfil híbrido, entre comunicador, escritor plurilingüe y conocedor de tecnología, será́ responsable de transferir el conocimiento, revisar las consultas de nuestros usuarios que no han obtenido respuesta, tomar acción después de analizar las interacciones reales con humanos, identificar casos de uso que la máquina pueda resolver solita. Se trata de un conjunto de tareas que optimizará nuestra solución para así́ ofrecer un servicio de soporte automatizado más inteligente, a cualquier hora y accesible desde nuestra página web. La persona detrás de la máquina, también conocida como ‘Botmaster’, será el/la responsable de capitanear el chatbot. Este rol ya ha emergido y cada vez es más solicitado”

Existen ejemplos claros de cómo los servicios de Chatbots se integran a la gestión que llevan a cabo multinacionales de gran éxito, tal como mostramos a continuación.

«Gracias al HyperChat de Inbenta, nuestros agentes han conseguido aumentar su productividad en un 25%» ―Juan Carlos Barrera. Project Manager and Advanced Specialist in Digital Channels-Telefónica

Inbenta está mejorando el autoservicio de Movistar, implementando Sofía (avatar personalizado) en su sitio web y también proporcionando una plataforma para el servicio de soporte de tickets a través de Social Netkorks. Movistar es el líder chileno de TELCO. Movistar es parte de la familia Telefónica, con presencia en LATAM.

Tan solo al recordar las innumerables ocasiones en que cometemos errores ortográficos y que no utilizamos los signos de puntuación correctamente nos da una idea de las veces que existe la posibilidad de que un agente artificial con un corpus lingüístico deficiente no cumpla su cometido. Sin lenguaje correcto, sin lingüistas no hay inteligencia artificial en su versión conversacional que funcione correctamente. Allí radica la importancia del manejo del idioma de forma correcta para adentrarnos a un mundo de digital y humano promisorio.

Imagen: Pixabay

Referencias consultadas:
Disponible en : http://www.elcastellano.org/news/la-ling%C3%BC%C3%ADstica-es-un-camino-hacia-el-estudio-de-la-inteligencia-artificial
Disponible en: https://www.inbenta.com/es/customers/movistar/
Disponible en: https://www.inbenta.com/es/blog/sembrar-para-recoger-lo-que-nadie-ve-detras-de-la-maquina/
Disponible en: https://retina.elpais.com/retina/2018/08/03/tendencias/1533301026_725447.html

Escrito por: Msc. Irasema Rivas-González

Chatbots: ¿nos entienden?

“Las tecnologías más profundas son las que desaparecen. Se entretejen en el tejido de la vida cotidiana hasta que no se puedan distinguir de él .» – Mark Weiser  

A través de la comunicación obtenemos información y la facilitamos a otros. Comunicarnos es tan natural en nuestras vidas qué solo, en contadas ocasiones, nos detenemos a reflexionar en la forma en la que se da el proceso. En esa búsqueda y entrega de información, propia de los humanos, las empresas han acudido a un aliado que tiene más de 50 años, pero que en los últimos 10 años ha tomado relevancia y en los 2 últimos años están en la mayoría de los sitios y redes sociales, y su auge sigue en aumento. Hacemos referencia a los chatbots, una categoría de agentes de conversación que utilizan inteligencia artificial y aprendizaje automático.

Los chatbots son sistemas de software que imitan interacciones con personas reales. Se utilizan para ofrecer información, atención a clientes 24/7 y brindar soluciones a los clientes. Surgen porque es necesario mantener y propiciar la comunicación entre un emisor y un receptor.

Antes de proseguir con el tema que compete a los agentes conversacionales (chatbots), es importante hacer un alto y analizar el proceso de comunicación humana.  Para comprenderlo más fácilmente citaremos a Paul Watzlawick, quién describió una teoría de sistemas centrada en la comunicación conocida como “enfoque interaccional”, un modelo que concibe la comunicación como un sistema abierto en que se intercambian mensajes mediante la interacción.

Es justamente en la interacción y el intercambio de mensajes (información) que se fundamenta la existencia de agentes conversacionales. Sería imposible mencionar a Watzlawick sin mencionar a los axiomas que junto a su grupo de investigadores desarrolló estudiando el proceso de comunicación.

Comunicación Digital y analógica

«Un axioma es una verdad evidente, algo que no requiere demostración,sobre la cual se construye y sustenta un cuerpo de conocimientos. La palabra proviene del griego αξιωμα, que significa “lo que parece justo”.»

En los Axiomas de Watzlawick encontramos información que nos permite entender la existencia de los chatbots. Hemos seleccionado solo dos de estas cinco “verdades evidentes”:

  • La comunicación humana implica dos modalidades: la digital (verbal) y la analógica (no verbal): la comunicación no implica simplemente las palabras habladas (comunicación digital: lo que se dice); también es importante la comunicación no verbal (o comunicación analógica: cómo se dice), lo que se refleja en la corporalidad que utilizo al momento de comunicarme, las señas que hago, la mirada que uso, etc.
  • Es imposible no comunicarse: Todo comportamiento es una forma de comunicación. Como no existe forma contraria al comportamiento («no comportamiento» o «anticomportamiento»), tampoco existe la «no comunicación».

Chatbots

Ahora regresemos a los chatbots, diseñarlos y desarrollarlos responde al deseo particular, de quien los produce, por comprender las nuevas necesidades y motivaciones de los usuarios. Recordemos que estos deseos surgen con los dispositivos digitales y su entorno, sin olvidar que cumplen con su razón primera, a saber, “comunicar.”

La palabra chatbot es un derivado del anglicismo (chat robots) «robots de chat», lo que comprende a agentes artificiales, máquinas que sirven para comunicar de forma similar a la natural o humana. Han existido durante más de cinco décadas, despertando con mayor fuerza a partir del año 2016. En el artículo científico:  Chatbots: changing user needs and motivations (Brandtzaeg P.B., 2017), se mencionan dos razones para el repentino y renovado interés en los chatbots:

  • Los avances masivos en inteligencia artificial (IA)
  • El cambio importante en el uso de las redes sociales en línea a aplicaciones de mensajería móvil (Facebook Messenger, Telegram, Slack, Kik y Viber.) demandando más interfaces de usuario de lenguaje a datos y servicios a través de texto o voz. en la interfaz entre los usuarios y la tecnología; implican cambiar de usuario dinámica y patrones de uso.

Según los estudiosos de la historia de estos agentes, los sistemas de chatbot se originaron con programas como ELIZA en 1996, cuyo objetivo era demostrar la posibilidad de tener una conversación en lenguaje natural con una computadora. Llamados sistemas primitivos, utilizaban la coincidencia de palabras clave, la identificación de contexto mínima, y carecían de la capacidad de mantener una conversación como en la actualidad lo hacen.

Los agentes conversacionales permiten a los usuarios preguntar, responder preguntas, entablar diálogos en su idioma y obtener el contenido o servicio necesario, todo ello, a través de un estilo de conversación muy similar a la humana. Al ser tecnologías desarrolladas por humanos, responden a las intenciones y deseos de sus creadores, quiénes a su vez, se fundamentan en los requerimientos de los usuarios y en sus datos. Cada vez son más aceptados, por lo que el uso de chatbots sigue en franco aumento. Se hacen parte normal de nuestra actividad diaria.

Los chatbots fallan

Se diseñan para recibir la información en lenguaje natural, la que en ocasiones es interpretada a través del reconocimiento de voz software. Con esa información el programa procede a ejecutar uno o más comandos relacionados y así, genera un comportamiento dirigido a objetivos (a menudo en nombre de un usuario humano).

Los que interactúan con nosotros son agentes inteligentes autónomos, reactivos, proactivos y sociales. En su mayoría emplean el aprendizaje automático (redes neuronales profundas) que les permite adaptarse a información nueva o nuevas peticiones en la medida que van surgiendo.

A pesar de ello, aún con los controladores, las aplicaciones de chatbot no son perfectas, muchos de estos sistemas en funcionamiento permiten observar que las interfaces de usuario conversacionales aún implican desafíos importantes, en general, así como para el campo de la interacción humano-computadora (HCI).

Hace unos días realizamos una prueba con un agente inteligente, y más que un fallo de procesos, vimos que el uso que se daba al agente en la página web no era el adecuado, estaba allí con una finalidad, pero su diseño respondía a otro objetivo. La decisión de implementar un agente artificial es mucho más que seguir una tendencia u ofrecer al cliente “lo que pida”, esta decisión implica un análisis profundo de motivaciones, beneficios y medición posterior. No es una decisión sabia instalarlo y dejarlo sin seguimiento.

Los chatbots no comprenden, en el sentido estricto de la palabra, lo que conversan con un humano, pero solucionan grandemente los requerimientos en paralelo de grandes volúmenes de usuarios a la vez, algo que un agente humano no puede hacer.

Referencias Bibliográficas Consultadas:

Disponible en : https://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/01/131230_computadoras_futuro_invisibles_1enero
https://www.bbc.com/news/technology-36225980

Brandtzaeg, P. B., & Følstad, A. (2018). Chatbots: changing user needs and motivations. interactions, 25(5), 38-43
Brandtzaeg P.B., Følstad A. (2017) Why People Use Chatbots. In: Kompatsiaris I. et al. (eds) Internet Science. INSCI 2017. Lecture Notes in Computer Science, vol 10673. Springer, Cham
Brandtzaeg, P. B., & Følstad, A. (2017, November). Why people use chatbots. In International Conference on Internet Science (pp. 377-392). Springer, Cham.
Watzlawick, P., Beavin, J. Jackson, D. (1985). Teoría de La Comunicación Humana, Barcelona: Editorial Herder.

Imagen: Pixabay

Corpus lingüísticos en aplicaciones de Inteligencia Artificial

Nuestra lengua española es una de las más complejas y es la segunda que más se habla en el mundo. Sitial que ostenta por derecho propio y que con el desarrollo de la lingüística y los modelos de estudio sobre el funcionamiento de la lengua aplicados a las tecnologías de la comunicación se va cimentando cada día. Aunado esto, al creciente interés de los chinos por dominar el lenguaje de los países latinoamericanos donde tienen intereses económicos.[1]

Las lenguas usualmente tienen corpus lingüísticos que son conjuntos amplios y estructurados de ejemplos reales de uso de esa lengua en particular.  En temas relacionados a la lingüística computacional se habla de un corpus para referirse al conjunto de (fragmentos de) textos naturales, almacenados en formato electrónico, representativos de una lengua cuyo objetivo es facilitar el estudio científico, “incluyendo información gramatical, léxica y pragmática a la simple secuencia de formas gráficas que constituyen el texto en el sentido más habitual de la palabra.” (Sierra Martínez, 2017)

La lingüística de corpus

Es una rama de la lingüística que basa sus investigaciones en datos obtenidos a partir de corpus, esto es, muestras reales de uso de la lengua con un enfoque metodológico que es posible adoptar desde disciplinas diversas.

En tecnologías del lenguaje se procesan tanto la voz como el texto, el uso de corpus se extiende para crear sistemas de diálogo, generadores de documentos, recuperadores, extractores de información, traductores y resumidores automáticos, que son programas que nos facilitan la vida enormemente. Son tan normales que no pensamos en todo lo que involucra su producción, solo los utilizamos.

Aplicaciones de la lingüística de corpus

La lingüística de corpus se aplica a la confección de agentes de diálogo o chatbots capaces de mantener un diálogo con un humano a través de un cuadro de diálogo de estilo chat o reconocimiento y síntesis vocal. Es utilizada por esos asistentes virtuales que nos han ido acostumbrando a utilizar en nuestros teléfonos móviles, ordenadores o en dispositivos exclusivos para tal fin.

La integración de conocimientos lingüísticos en la construcción de estas aplicaciones ha permitido mejorar las capacidades comunicativas de los agentes conversacionales (asistentes virtuales que se utilizan para brindar servicios 24/7), están instalados en los sitios web (se encargan de las reservaciones, las agendas, información del clima, información de servicios ofrecidos, los carritos de compras y otros usos)

Algunos autores y estudiosos reconocen esta realidad como la humanización de sistemas comunicacionales y agentes artificiales atribuyéndole su éxito comercial, humanización que según ellos es un mérito propio del modelo lingüístico con el que está construido el agente. Preferimos hablar de sistemas que emulan el lenguaje humano a utilizar un termino tan amplio como es la humanización que tiene otras connotaciones filosóficas, semánticas y pragmáticas.

El puente entre las letras y los códigos

En la medida que aumente el uso de inteligencia artificial se hace más necesario el uso de corpus lingüísticos de calidad para afrontar la demanda en franco crecimiento.

«La colaboración entre lingüistas e ingenieros ha permitido así dar un salto cualitativo en el área de la inteligencia artificial. La naturaleza exacta de cómo deba ser esta nueva inteligencia artificial es sin embargo difusa. Bajo el objetivo común de realizar máquinas cuyo comportamiento sea un reflejo del comportamiento racional humano, la posición de ingenieros y lingüistas puede ser diferente; la implementación informática permite simular respuestas inteligentes que dan una impresión de inteligencia.» (García Marchena, 1987)

Siendo un campo interdisciplinario que se ubica entre la lingüística y la informática cuya finalidad es la elaboración de modelos computacionales que reproduzcan distintos aspectos del lenguaje humano dejó de ser un ámbito exclusivo de centros académicos, contrario a ello, su impulso y avance en la actualidad se da en la industria privada.  Las grandes empresas de tecnología y desarrollo de inteligencia artificial saben de hace años que el procesamiento automático del lenguaje humano es el principal campo de desarrollo futuro.

Para cerrar esta nota recordemos puntos clave:

  • La Lingüística Computacional se considera una rama de la Inteligencia Artificial.
  • Busca emular la conducta lingüística humana en cuanto a capacidad cognitiva básica (no profundiza en el aspecto psicológico)
  • Desarrolla programas para los chatbots se centran en hacerlos capaces de “hablar”: reconocer, comprender y producir enunciados, sin preocuparse por la forma en que funciona el cerebro humano para emitir vocablos ordenados y dar significado a un pensamiento o idea.
  • Se requerirán cada vez más lingüistas para afrontar la creciente industria de la IA.

Viendo cuán importante es el lenguaje ¿se anima a dedicarle unas horas a leer y a iniciar su estudio? Tal vez, sea el giro que su profesión requiera.

Bibliografía:

Barriga Villanueva, R. (2019) «Gerardo Sierra Martínez. Introducción a los Corpus Lingüísticos. Universidad Nacional Autónoma de México-Instituto de Ingeniería, México, 2017; 212 p»p, Lingüística Mexicana. Nueva Época, 1(2), pp. 175-178. Disponible en: http://linguisticamexicana-amla.colmex.mx/index.php/Linguistica_mexicana/article/view/336

García Marchena, Óscar, “Lingüística española e Inteligencia Artificial: Aplicación informática de gramáticas de restricciones para la confección de agentes de diálogo” Interlingüística, ISBN X, nº 18, 2007, pp. X-X.

Sierra Martínez, Gerardo. Introducción a los Corpus Lingüísticos. Universidad Nacional Autónoma de México-Instituto de Ingeniería, México, 2017; 212 pp

Disponible en: http://linguisticamexicana-amla.colmex.mx/index.php/Linguistica_mexicana/article/view/336

Disponible en: http://www.aulamagna.com.es/linguistica-actualizada-inteligencia-artificial-para-los-estudios-de-la-lengua/

Imagen: Pixabay

Escrito por: Msc. Irasema Rivas-González

[1] China está madura y apuesta fuerte por el español por «la relación económica y comercial cada vez más estrecha con los países hispanohablantes»―Tao profesora en la prestigiosa Universidad de Estudios Internacionales de Shanghái (SISU)

De Big Data a la inteligencia artificial: transformando datos en narrativas

“Los números tienen una historia importante que contar.   Dependen de ti, para darles una voz. “- Stephen Few[1]

Sin que muchos de los que escriben profesionalmente lo sepan, ya existen sistemas de inteligencia artificial capaces de encontrar historias ocultas en los datos (alfanúmericos), redactarlas y generar contenido que genera, a su vez , conocimiento. Son sistema de IA que analizan cada detalle para encontrar temas específicos que, aunque no tienen grandes públicos, son interesantes para segmentos de lectores muy particulares.

De la gestión de grandes cantidades de datos a generar contenidos especializados con precisión es solo una de las novedosas funciones que en la actualidad se están realizando gracias al entrenamiento de algoritmos que alimentados con los datos requeridos e integrados a un programa de redacción son capaces de escribir, automáticamente, miles de artículos noticiosos e informativos en fracciones de lo que sería el tiempo promedio, lo que a los humanos nos tomaría horas.

En algunos de los casos son capaces de publicar en la red, de forma autónoma y automática lo que han redactado. ¡Imagínelo! Estos sistemas de inteligencia artificial con un software pueden “darle vueltas―coloquialmente expresado― a un texto, presentar varias opciones (escritas correctamente) del mismo contenido a partir de una cantidad ingente de datos y en poco tiempo. Algunos tienen la capacidad de corregir los errores que encuentran de forma que mejoran (aprenden a hacerlo) lo que pudiese estar incorrecto constantemente. Son lectores e investigadores incansables, que a partir de una programación son capaces de rastrear datos y narrar a partir de ellos sobre la temática que se nos ocurra.

Hace poco investigamos uno de estos programas perteneciente a la empresa Narrativa, su nombre es Gabriele, se llama como la primera máquina de escribir electrónica. Esta inteligencia artificial transforma datos en narrativas.

Los directivos de la empresa aseguran que se trata de una herramienta de acompañamiento y no de sustitución y el reto que tenemos los humanos es trabajar máquinas, acostumbrarnos a tener por compañero a un algoritmo. Todo un reto de transformación digital (verdadera) de industrias tales como la noticiosa, la editorial y la de los medios de comunicación.

Generar noticias de manera automática es la nueva dinámica que se observa en el futuro cercano. A medida que se hacen mas robustas las bases de datos que provienen de las interacciones que se generan a través de los dispositivos móviles y en la red, se prevee que la inteligencia artificial utilizará esos datos para generar nuevos productos, transformando esos datos en textos de calidad creado por agentes artificiales capaces de pasar la prueba de Turing.  

Toda esta gestión hombre-máquina, las responsabilidades, los derechos de autoría, los créditos, las implicaciones de la publicación de noticias y del uso de la información requieren una legislación y un marco ético que funcione en la sociedad actual y en la que estamos creando a futuro.

La narrativa es poderosísima y cuando se genera automáticamente conlleva investigación y curiosidad, según se ha informado la DARPA, aquella agencia de tecnología militar de Estados Unidos que fue co-responsable en la invención de Internet, se ha interesado en comprender y cuantificar los procesos de las narrativas, es un tema que implica más que literatura, se maneja en los niveles conductuales, donde el dominio y el modelado de lenguaje es sumamente importante.

Analizar grandes cantidades de datos e identificar situaciones, problemas relevantes y comunicarlos en lenguaje natural de fácil comprensión para los humanos, ya es cosa de máquinas.  ¿Cuidamos el lenguaje y la narración lo suficiente para no ser desplazados a futuro? La humanidad, esa naturaleza que aún no emulan las máquinas es la apuesta ganadora en un mundo tecnificado y en vías de integrar en la mayor parte de los procesos recurrentes la inteligencia artificial. No espere a que su historia inicie con un : Había una vez…

Bibliografía Consultada:
https://www.efe.com/efe/espana/sociedad/d-llorente-narrativa-la-inteligencia-artificial-no-nace-para-sustituirnos/10004-4032295

https://www.fundeu.es/blog/con-cuantas-personas-hablamos-cada-dia-y-con-cuantas-maquinas/ https://www.stephen-few.com/


[1] Stephen Few tiene más de 20 años de experiencia como innovador, consultor y educador en los campos de inteligencia empresarial (también conocido como almacenamiento de datos y soporte de decisiones) y diseño de información. A través de su empresa, Perceptual Edge, se enfoca en el análisis efectivo y la presentación de información comercial cuantitativa. Stephen es reconocido como un líder mundial en el campo de la visualización de datos. Enseña regularmente en conferencias como las presentadas por The Data Warehousing Institute (TDWI) y DCI, y también en el programa de MBA en la Haas School of Business en U. C. Berkeley. También es autor del libro «Show Me the Numbers: Designing Tables and Graphs to Enlighten» (Analytics Press).