Economía vs. Tecnología

La era de la revolución tecnológica, se ha tomado  diferentes  ámbitos de la vida empresarial, impactando fuertemente la economía de  los países de América Latina que se encuentran ante el desafío de la construcción de sociedades  y economías del conocimiento.

Estas sociedades utilizan el conocimiento como elemento fundamental para generar valor y riqueza, y transformarla en información que abarca sectores como la educación, el desarrollo tecnológico, las telecomunicaciones y la investigación, dejando en un nivel muy alto los conceptos de producto y servicio ya que se pueden cuantificar.

Con nuestros escritos deseamos crear un puente entre la vanguardia de la tecnología y  la forma cómo influyen en la economía todas esas herramientas que han convencido a la mayoría de líderes empresariales a impulsar sistemas de innovación, para atraer capital humano avanzado concentrado en la competitividad y el desarrollo sostenible de las sociedades.

Conoceremos además la relación histórica entre los conceptos de economía y tecnología, gracias a que la innovación tecnológica sirvió a los empresarios para alcanzar mayor nivel de competitividad y productividad en los mercados internacionales con el uso de internet. De esta forma, la evolución en las telecomunicaciones permitió que cualquier hecho que se produzca, se conozca mundialmente en pocos minutos, lo que conllevó a la mezcla de varias culturas rompiendo fronteras entre distintos países.

Los invitamos a trabajar desde sus organizaciones, para desarrollar un conjunto de estrategias enfocadas en sistemas de tecnología, adaptados a la demanda regional, sin perder de vista el objetivo principal de llevar a involucrar a la región en un mundo cada vez más globalizado, con oportunidades de intercambiar experiencias sin importar las distancias, con la opción de tomar decisiones en el momento preciso gracias a las tecnologías y con la libertad de elegir el rumbo de nuestras empresas.

Rafael Cisneros

Director

Telefónica Business Solutions Centroamérica

 

Telecomunicaciones para una sociedad cada día más informada

Al hablar de telecomunicaciones dos conceptos vienen a nuestra mente, la distancia y la comunicación. El prefijo griego tele nos habla de la lejanía y comunicación implica el intercambio de información entre dos o más participantes. Al unir ambos términos obtenemos la palabra que da el nombre a la técnica mediante la cual, se transmite un mensaje desde un punto de origen a uno de destino, con frecuencia de manera bidireccional. Son necesarios un transmisor y un receptor que pueden o no intercambiar roles.

Los medios de comunicación, la tecnología y las empresas que se dedican al sector en la actualidad, han permitido que nos comuniquemos a distancias y con velocidades que hace un siglo eran imposibles. Transmitimos conocimientos, datos, imágenes, ideas y sonidos en fracciones de segundos, logrando superar esas distancias que nos alejan físicamente.

Hacer posible que contenidos de diversa índole salgan de su lugar de origen llegando a miles de destinatarios, es ya de por sí una maravilla producto del ingenio humano.  Haciendo uso de las telecomunicaciones la información se transmite a través de servicios y redes que empresas como Telefónica han puesto a disposición de la humanidad.

La naturaleza de los contenidos es cada vez más diversa y novedosa permitiendo a los creadores divulgar y promover sus películas, documentos, inventos, cursos, pensamientos escritos y audiovisuales, fotografías y más.  Disponer de la información es tan sencillo que lo damos por hecho, solo apretamos el botón de encendido, navegamos y hacemos clic en un enlace para que aparezca frente a nuestros ojos la respuesta que buscamos. Tan solo marcamos un número o escribimos un mensaje que llega a otros sin preocuparnos cuan lejos se encuentren. Son estas interacciones el producto de las telecomunicaciones de las que disponemos en la actualidad.

Los retos de las telecomunicaciones

Entre sus retos más importantes tenemos la mejora de la experiencia de usuarios, quiénes son cada día más exigentes y conocedores, el desarrollo de modelos digitales de negocio y servicios que cumplan con las expectativas de los “stakeholders” o involucrados, control de los costos y logro de eficiencia en cada proceso. Son metas muy ambiciosas los que se proponen los líderes mundiales de la industria.

La posibilidad de ofrecer al usuario lo que demanda al utilizar las telecomunicaciones es clave:  los usuarios desean conectarse cuando quieran y donde se encuentren, accediendo de forma rápida e ininterrumpida a la información y los servicios que demandan.  Esta necesidad es más compleja de lo que se puede interpretar al leerla.

El requerimiento más simple de telecomunicaciones de un solo usuario se basa en una serie de procesos que no se ven, los cuales implican el uso de terminales sean fijas o móviles (dispositivos tecnológicos) a través de las que cada persona accede a una amplia gama de servicios de voz, imágenes, datos o una mezcla de ellos. Para hacer uso de estos hay que acceder al conjunto de redes de telecomunicación existentes, las que fueron creadas y son mantenidas por los teleoperadores y proveedores de servicios (Tecnologías de avanzada como la banda ancha, los protocolos de Internet (IP), la fibra óptica, los satélites de comunicaciones, los cables submarinos, Cloud, etc.) que ofrecen su experiencia y conocimiento 24 horas al día. Implicando así a muchísimos actores tales como los creadores de aplicaciones, científicos de datos, inventores de dispositivos móviles, los comercializadores, entes gubernamentales que regulan el uso y más.

Las telecomunicaciones son imprescindibles para las personas, las empresas y gobiernos, su valor e importancia se multiplica con el número de usuarios que sigue en aumento. Al incrementar la cantidad de usuarios que utilizan los sistemas de telecomunicaciones mayores son las posibilidades y las necesidades que surgen.

Historia de la celebración del Día de las Telecomunicaciones

Durante la firma del primer Convenio Telegráfico en 1969 se da inicio a la celebración del Día de las Telecomunicaciones cada 17 de mayo. Pasaron 36 años y en noviembre de 2005, la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información solicitó a la Asamblea General de Naciones Unidas la institución de un Día de la Sociedad de la Información para promover la importancia de las tecnologías de la información y el conocimiento, solicitando que se celebrase también en esa fecha. No fue hasta noviembre de 2006, cuando la Conferencia de Plenipotenciarios de la UIT decidió celebrar ambos eventos el mismo día y llamarlo el Día Mundial de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, fecha que comienza a celebrarse cada 17 de mayo desde el año 2007.

Para Telefónica contribuir a la disminución de la brecha digital y ofrecer soluciones para todos los usuarios es una prioridad. Las telecomunicaciones son parte del diario gestionar de cada uno de los que laboran en la empresa, lo que nos hace parte de esta fascinante industria. La fecha es un recordatorio y un momento propicio para sensibilizar a las personas con respecto a las posibilidades que las tecnologías de la información y el internet aportan a la economía mundial y a la sociedad.

Dia del Internet: celebramos al invento que superó las fronteras físicas del mundo

Imaginarse la vida sin internet tal como lo conocemos hoy, es misión imposible para millones de personas.  Sin que nos cueste mucho, permitimos que este invento nos acompañe veinticuatro horas del día, de ser posible. Y aunque parezca estar con nosotros desde siempre, hace tan sólo 29 años, apareció en el mundo para cambiar la forma en la que nos comunicamos y actuamos.  Si ésta no es razón suficiente para dedicarle una de las 365 páginas del calendario al invento que rompe las barreras del tiempo, las distancias y las fronteras geográficas que nos separan, entonces nada lo justifica.

La celebración fue establecida por la ONU en el año 2006 como resultado de un trabajo de promoción realizado por la Asociación de Usuarios de Internet (Organización española sin fines de lucro). Así cada 17 de mayo los académicos, las empresas de tecnología, la sociedad civil, las ONG´s y gobiernos se preocupan por resaltar los beneficios que ha traído consigo este avance tecnológico.

Realmente es un día de gran importancia para la sociedad de la información y de relevancia fundamental para la economía mundial. Millones de transacciones comerciales se realizan en línea en la actualidad, cifras que seguirán creciendo a medida que se transforma digitalmente el contexto empresarial. Por esta y otras razones no cabe la menor duda, internet cambió el mundo.

Sus orígenes

Durante la década de 1960, dentro de ARPA (lo que hoy se conoce como DARPA, las siglas en inglés de la Defense Advanced Research Projects Agency), se desarrolló el proyecto como respuesta a la necesidad de esta organización para buscar mejores maneras de usar los computadores utilizados en aquel entonces. El problema que resolver era que los principales investigadores y laboratorios deseaban tener sus propios computadores, lo que encarecía y provocaba una duplicación de los esfuerzos y recursos.

Se cree que el verdadero origen de Internet nace con ARPANet (Advanced Research Projects Agency Network o Red de la Agencia para los Proyectos de Investigación Avanzada de los Estados Unidos), organización que nos legó el trazado de una red inicial de comunicaciones de alta velocidad a la que fueron integrándose otras instituciones gubernamentales y redes académicas durante los años setenta, transformándose en la base de la red que hoy disfrutamos.

Hablar de internet y no mencionar a Tim Berners-Lee, caballero de la orden del Imperio Británico, profesor de MIT y de otras universidades, director del World Wide Web Consortium, quién se dedica a preservar la naturaleza democrática y acceso gratuito de la web, no es posible.  Según sus biógrafos el concepto nace de la necesidad de ahorrar y facilitar el trabajo al intercambiar información de forma rápida y organizada.  Con esa inquietud en su mente, desarrolla este científico un sistema de distribución que se fundamentaba en el hipertexto dándole universalidad.

“Si la tecnología fuera patentada y estuviera bajo mi control, seguramente habría despegado. La decisión de que la web fuera un sistema abierto era necesaria para que fuera universal”- Tim Berners-Lee

El pensamiento creativo y necesidad de solucionar un problema de Berners- Lee apalanca otros avances tecnológicos y productos que forman parte de nuestro día a día. Blogs, mensajería instantánea, correo electrónico, redes sociales, podcasts, plataformas de trabajo colaborativo en línea y muchas más que funcionan gracias a la existencia de una red y autopista común de tráfico de información inmediata a gran velocidad.

Un proyecto que tuvo su origen en la necesidad de compartir información y trabajar en asociación independientemente de la ubicación física no sólo se celebra, se comparte.

Informar a todas las personas sobre las ventajas y promover el buen manejo de la red es fundamental y por supuesto que la existencia de internet en nuestra sociedad es motivo de celebración indiscutida.

¡Celebremos el Día del Internet!

La sociedad de la información, preludio de la sociedad del conocimiento

Los expertos consideran a la sociedad industrial la antecesora de la sociedad de la información, concepto que, aunque parece muy actual tiene sus inicios en los años sesenta del siglo XX, cuando el japonés Yoneji Masuda divulga el término.

Masuda director del Instituto para la Sociedad de la Información, y director del informe JACUDI, define a la sociedad de la información como aquella que “crece y se desarrolla alrededor de la información y aporta un florecimiento general de la creatividad intelectual humana, en lugar de un aumento del consumo material” [Masuda, 1994].

Desde sus inicios se le ha definido como ese conglomerado social donde las tecnologías facilitan la creación, distribución y manipulación de la información, jugando un papel fundamental en la actividades sociales, culturales y económicas del mundo.

Su fundamento se encuentra en las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) que han contribuido al cambio radical en la manera en la que actuamos, en las actividades que realizamos en el ámbito laboral, social y familiar, pero sobre todo en nuestra forma de comunicarnos y relacionarnos.

La generación, transferencia, distribución y uso de la información parecen ser procesos simples que llevamos a cabo de forma automática. Sólo cuando nos detenemos a pensar en lo que involucran somos conscientes de que esos cuatro procesos dan lugar al conocimiento. El que a su vez nos permite realizar nuevos descubrimientos, implementar nuevas maneras de percibir y comprender el mundo, transformar nuestro entorno y evolucionar con el paso del tiempo.

Centrada en las personas y su acceso a la información

Para una gran mayoría de las personas vivir en sociedad actualmente implica que sea más fácil acceder a información a través de los dispositivos móviles, la internet, redes sociales y toda la maquinaria que se mueve en derredor.  Realidades antes imaginadas como la deslocalización y la inmediatez en la transferencia de datos permiten que las empresas con intereses en múltiples naciones ensayen nuevos modelos de trabajo e inviertan en plataformas cada vez más enfocadas en la colaboración remota para realizar oficios que impliquen compartir información y conocimientos. Apostando a la contratación del mejor talento humano capacitado y transformado digitalmente.

Junto a esta realidad de tener información por doquier y al alcance de la mano, se encuentra la que se pasa por alto, la que viven las minorías sin acceso a la red, con limitaciones socioeconómicas que los marginan y los condenan a la desactualización, ignorancia y pobreza en un mundo que se actualiza constantemente.  Tema que preocupa a organismos internacionales y a empresas socialmente responsables, como es el caso de Telefónica que ha tomado muy en serio el compromiso con la sociedad menos favorecida con el Proyecto Aula Digital que incorpora la innovación a las escuelas a través de la dotación tecnológica y avanzados métodos de enseñanza y aprendizaje. Fomenta la educación de calidad a través de contenidos digitales enfocados en la equidad y paridad de la educación.  Personalizando la enseñanza de los alumnos por medio de herramientas digitales con el seguimiento al aprendizaje de los alumnos y la corrección automática del avance de sus actividades, aumentando la motivación de los alumnos y educadores. Iniciativa que propicia, orienta y permite la creación, consulta, uso y transformación de la información haciendo posible que niños de escuelas que carecen de recursos tengan acceso a ese preciado bien con miras a superar la brecha digital.

El 5 de febrero de 2018 Fundación Telefónica presentó una nueva edición del Informe sobre la Sociedad Digital en España donde se destaca que el número de dispositivos conectados en el mundo ha superado los 8.500 millones habiendo más líneas móviles que habitantes en el planeta.  Si bien es cierto hay que invertir en los hombres del futuro los aportes que realizamos a la sociedad en temas de información e investigaciones también apuntan a la transformación digital de los adultos en edad económicamente activa y a las empresas que requieren adecuarse a la realidad tecnológica de la que formamos parte.

Sostenibilidad, libertad económica, transformación y mejora social son parte de los beneficios que la sociedad de la información prometía desde sus inicios. Con el pasar de los años y al seguir en evolución los gobiernos apuestan por la sociedad del conocimiento, centrada en las personas, quienes, a través de la innovación, el emprendimiento, la democratización y el manejo correcto de los datos, así como de los avances tecnológicos, sean capaces de contribuir y prosperar.

Sociedades del conocimiento

La información y el conocimiento impactan en la vida de las personas cuando trabajan en conjunto. A través de las tecnologías de la información y la comunicación se tiene el poder de transformar la economía y la sociedad. Según la UNESCO las sociedades del conocimiento deben basarse en cuatro pilares: “La libertad de expresión, el acceso universal a la información y al conocimiento, el respeto a la diversidad cultural y lingüística y la educación de calidad para todos”.  Trabajando de común acuerdo para crear sociedades del conocimiento que integren y empoderen a las comunidades locales. Haciendo uso, promoviendo el acceso, intercambio y conocimiento entre sus miembros utilizando las Tic´s, las empresas e individuos intentan lograr ese cambio social que parece inalcanzable. A eso aspiramos todos los que trabajamos en el sector de las telecomunicaciones, a tener motivos reales para celebrar, no sólo un día, la existencia de la sociedad de la información y su beneficios compartidos . Solo el tiempo nos dirá si estamos en el camino correcto para lograrlo.

Telefónica participó en el #TechDay Panamá

La tecnología fue el tema que reunió a un gran número de empresas locales y regionales en el TechDay Panamá el día 10 de mayo de 2018. Telefónica Business Solutions tuvo una destacada participación con sus servicios de consultoría, soluciones y como expositor invitado a Hernán del Río.

Diferentes sectores comerciales y sus responsables de tecnología se dieron cita para escuchar conferencias, mesas redondas y recomendaciones de los profesionales de cada una de las empresas participantes del evento. Compartir el conocimiento y crear oportunidades de negocios fue la tónica de este convivio profesional tecnológico.

Innovación, IoT, Inteligencia Artificial, Transformación Digital y Big Data fueron los temas que se discutieron ampliamente durante el día.  La Banca, gobierno, sector aéreo portuario, logística, turismo y hotelería entre otras fueron las áreas comerciales que desde el marco tecnológico estuvieron representadas.

Aprovechar el Big Data para generar valor en su empresa fue el tema de la presentación de Hernán Del Rio por parte de Telefónica Business Solutions. Habló acerca de el volumen, la variedad, velocidad, veracidad y valor de los datos en el contexto de Big Data, partiendo de que hay que entenderlo como un cambio de paradigma para la generación de valor en la empresa, destacando la importancia de anticiparse en la toma de decisiones y del rápido accionar que se exige al momento de llevar a cabo los negocios actualmente.

El Big Data ayudará a las compañías, entre otras cosas, a entender y proyectar el comportamiento de sus clientes o saber dónde y qué compran con más frecuencia, lo que les permitirá proyectar mejores estrategias de negocios. También, podrán mejorar sus resultados financieros, al saber qué áreas rinden más o menos que otras. Por ende, la posibilidad de contar con insights les permitirá ser más eficientes e incluso adelantarse a su competencia, ya que con esta información pueden tomar decisiones informadas que otras organizaciones no pueden realizar.

Durante su disertación dio a conocer a los presentes la unidad de negocios LUCA y los productos, soluciones de consultoría que ofrecemos.  Hizo un alto para presentar el video de la solución Smart Steps que llamó poderosamente la atención de los presentes.

Smart Steps

Utilizamos nuestra plataforma para extraer insigths sobre las tendencias globales de grupos de personas, ayudando así/de esta forma a las organizaciones a optimizar su propuesta de valor.

Los productos de Business Insigths utilizan datos anonimizados y agregados que proporciona mayor conocimiento sobre el sector de estudio. Al trabajar conjuntamente con nuestra unidad global de seguridad (ElevenPaths), aseguramos la privacidad y la seguridad, respetando siempre las normas de las agencias de Protección de Datos de cada país en el que trabajamos.

Cabe destacar que al realizar el procesamiento de los datos se lleva a cabo:

  • Anonimización: Se borran los datos que pudiesen permitir identificar a los usuarios
  • Agregación: Se agrega la información por grupos y se pierde la probabilidad de trazabilidad de la data.
  • Transformación: Se transforman en datos con los que es posible accionar.

El experto mostró cómo es posible hacer uso de estas herramientas para dimensionar la movilización de un lugar a otro y con esta data tomar decisiones tanto a nivel interno de las empresas como hacia afuera.  Presentó el caso de análisis de tráfico de las oficinas de telefónica en Centroamérica y las implicaciones que la movilización y el traslado tiene en el recurso humano.

De igual manera presentó el caso del análisis de movilización hacia la Ciudad de Las Tablas-Panamá durante la semana del carnaval, develando y desmitificando comportamientos que se han dado por sentado durante años con respecto al traslado de las personas durante esas fechas.

Otro video muy gustado por el público durante la presentación fue el de la solución para el sector turismo.

Finalizó su conferencia instando a los presentes a visitar el stand de Telefónica donde era posible acercarse y recibir información personalizada sobre los productos y servicios ofrecidos durante el día que le dedicaron la revista IT NOW y Grupo Cerca a la actualización de sus clientes y socios estratégicos en Panamá.

 

¿Qué oficios hacen mejor las máquinas que los humanos?

Tradicionalmente los humanos realizamos diversos oficios como medio para ganar el sustento. A través de nuestras habilidades, destrezas y competencias desarrollamos nuevos productos y servicios que se comercializan, porque existe un mercado dispuesto a pagar por ellos y a utilizarlos. Muchos de estos productos como la tecnología, impactan positivamente en el devenir de las sociedades. La inteligencia artificial es uno de esos logros humanos. Se concibió como una alternativa para lograr mayor calidad, reducción del tiempo y precisión en las tareas que realiza.

Inteligencia humana

El pensamiento que lleva a un científico informático a preparar máquinas para realizar trabajos específicos, casi a la perfección, está apoyado en la curiosidad y el reto que implica ver cristalizadas sus ideas. Indistintamente del nivel de especialización y calidad del producto final, es importante recordar que las máquinas no son infalibles ni perfectas, ya que su origen humano tampoco lo es.  Partiendo de esa premisa llegamos a varios cuestionamientos que enmarcan este análisis ¿Por qué confiar en una máquina? ¿Qué hace tan atractivo el uso de las máquinas en lugar de las personas? ¿Cuán dependientes somos del trabajo que realizan las máquinas? ¿Hasta qué punto llegaremos a trabajar apoyados en la inteligencia artificial? ¿Qué trabajos realizan mejor que los humanos?

De la gran pantalla a la vida real

La industria cinematográfica ha sido pionera al presentarnos la visión de futuristas que plantean la vida utilizando inteligencia artificial casi en todo aspecto, situación que según su propuesta pudiese darse en décadas futuras y nada lejanas. Hay clásicos cinematográficos como “The Net” que estrenó en 1995 planteando en aquel entonces, lo que hoy es la vida normal de muchas personas: pedir comida online, trabajar remoto frente a un computador y hacer frente a ciber amenazas. Son veintenas de películas que nos muestran máquinas realizando deportes mejor que los humanos, recordamos una en especial cuya trama se basa en robots que boxean en un mundo plagado por apuestas y con una historia de amor filial en su trasfondo. Otras presentan a androides que se rebelan contra los hombres, autos que se transforman en robots que toman decisiones y actúan de acuerdo con sus planes. Científicos y corporaciones que desarrollan inteligencia artificial con fines éticos, pero que al dejar que los antivalores se apropien del escenario traen caos y problemas a la sociedad.

El origen de estas propuestas del séptimo arte es el pensamiento e ingenio humano, sustentado en los avances que tienen lugar en los laboratorios de investigación y tecnología del mundo.

Algoritmos que trabajan

La literatura sobre los algoritmos de la IA utilizada para realizar trabajos nos habla de la repetición de procesos, de la capacidad de almacenar y guardar información para hacer uso de ella al brindar una respuesta o ejecutar una acción. Dicho en otras palabras, se basan en los datos que se originan de las interacciones humanas que se compilan para ofrecer la solución o realizar el trabajo.

Páginas de internet y artículos de prensa nos muestran con frecuencia oficios que al parecer realizan mejor las máquinas.  Comúnmente se piensa en áreas de manufactura al hablar de robots ensambladores. Un caso de éxito lo encontramos en la industria automotriz de lujo donde conviven las máquinas y el talento de artesanos para ofrecer autos con asientos de cuero trabajados totalmente a mano junto a carrocerías y acabado de pintura sin fallo, hechos con el uso de inteligencia artificial.

Nuevos campos de acción

Con el pasar del tiempo se hace cada vez más común ver máquinas realizando oficios que antes hacían las personas. Se han automatizado procesos como la revisión y filtrado de hojas de vida, la sanidad, la filmación aérea a través de drones, la sugerencia de productos al entrar a un sitio de consulta online entre otros. Enumeremos otros casos:

  • Máquinas que seleccionan las hojas de vida. Los robots que realizan entrevistas virtuales a candidatos dejaron de ser una utopía para transformarse en el nuevo aliado de Recursos Humanos para algunos, para otros son el motivo de su desplazamiento laboral.
  • Inteligencia Artificial que diagnóstica mejor que los médicos. Por ejemplo, un algoritmo que predice con solo ver el iris del ojo de un humano las posibles afecciones cardíacas que padece. Logra hacerlo con mayor precisión que un profesional de la medicina entrenado en iridología ¿Por qué razón? Su capacidad para revisar con precisión y en una fracción de tiempo datos de miles de pacientes con afecciones de esta naturaleza, comparar los iris y predecir una posible dolencia, lo que a un humano le tomaría años. Watson la super computadora de IBM puede según artículos de investigación revisados, predecir enfermedades con una extraordinaria precisión.
  • Robots de compañía para ancianos, robots que sugieren compra de alimentos faltantes en la despensa o refrigeradora, máquinas que interactúan con la familia en su día a día, transformándose en otro electrodoméstico de uso hogareño y facilitando labores que antes hacía una persona.
  • Exoesqueletos que apoyan a humanos al realizar labores donde deben permanecer largas horas de pie o realizando trabajos de alto riesgo con químicos o materiales inflamables que les ponen en peligro.
  • Robots capaces de navegar en internet, comprender palabras y frases, traducir idiomas y formular cada día con mayor precisión, oraciones y párrafos coherentes según el lenguaje que se desea utilizar.
  • Inteligencia Artificial que puede leer folios de casos legales con mayor rapidez que los jueces y abogados.
  • En Dubai se encuentran en prueba el uso de robots policías para afrontar la delincuencia y las infracciones a la ley.

Evidentemente las máquinas no se casan, no se estresan ni se deprimen. Aunque sin mantenimiento preventivo (que deben darle los humanos u otras máquinas desarrolladas por humanos) pueden dañarse. No ceden a las emociones, por ende, no tienen conflictos de esta naturaleza al realizar un oficio, no reciben prestaciones ni un salario. En el caso que se presente un error, la inteligencia artificial buscará la respuesta o encontrará un fallo, “no pensará en otra cosa” como lo haría un humano. Al parecer son más objetivas para emitir juicios.

Pese a estos avances siguen existiendo labores y oficios que un robot no puede realizar hasta el momento.  La creatividad e imaginación son fundamentales para innovar (las máquinas repiten procesos o proponen a partir de un “dato”), aún no pueden “crear de la nada”.

Interactuar con máquinas y esperar que comprendan sentimientos, emociones y sensaciones tal cual lo hacen nuestros pares humanos aún no es posible. La ausencia de sentimientos puede hacer que los trabajadores se sientan incomprendidos, pues sus emociones juegan un papel fundamental en su rendimiento.

 Tal vez a futuro nos corresponda trabajar bajo la dirección de inteligencia artificial o tal vez no suceda. Lo cierto es que los gobiernos del mundo están invirtiendo grandes sumas de dinero en  investigación sobre IA con la finalidad de adaptarse a los retos globales como lo expresaron en Davos durante la Cumbre Económica Mundial los presidentes de Francia y Alemania.

 Formación, reinvención y búsqueda de conocimientos

“La época en que se salía del sistema educativo a los 16, 21 o 24 años y listo, se terminó. La gente deberá renovarse y adquirir nuevas competencias para acompañar la evolución tecnológica”, advirtió Antoine Blondeau científico que contribuyó a la tecnología que condujo al desarrollo de un asistente virtual.

Si las máquinas han llegado a ser mejores que nosotros para realizar una gran variedad de procesos y oficios que fueron inventados por humanos, es precisamente porque se ha descubierto una manera de superar las limitaciones que poseemos haciendo uso de la inteligencia artificial. Corresponde a cada persona reinventarse y adaptarse a la situación para mantenerse vigentes.

Plataformas de trabajo colaborativo

¿Extensión de su negocio o competencia desleal?

El trabajo colaborativo ha existido siempre. Al remontarnos a la historia de la civilización encontraremos ejemplos que nos ilustran. Las culturas indígenas utilizan y han utilizado este modelo para subsistir. Los hallazgos antropológicos nos maravillan cuando dan luces sobre sociedades altamente especializadas, capaces de construir intrincados sistemas de cálculos astronómicos, edificios cuya ingeniería y arquitectura hablan del uso de las matemáticas y ciencias exactas que consideramos muy avanzados, pero más allá de esa realidad muestran un trabajo en colaboración organizado y preciso.  Sin dudas que desde siempre han existido la innovación, la creatividad y la colaboración.  Con dispositivos móviles en nuestras manos, nos hacemos más independientes e interdependientes de la tecnología y olvidamos que su fundamento está en el saber e ingenio humano.

Al leer sobre tecnología y avances de última generación hay cuatro palabras que parecen repetirse cada vez: Disrupción, innovación, colaboración y creatividad.  La colaboración existe en todos los ámbitos sociales, lo interesante es la manera como ha adquirido mayor auge con la inmediatez, la conectividad y las barreras geográficas que ha roto internet. Por ello, hoy le dedicaremos algo de tiempo a la colaboración y a sus modelos dentro de las economías del mundo en plena transformación digital. Iniciamos por lo básico hacernos la pregunta obligada:

¿Qué es una plataforma colaborativa?

Definida como un espacio virtual de trabajo y una herramienta informática que centraliza todas las funcionalidades relacionadas a la conducción de un proyecto con su consecuente gestión del conocimiento y el funcionamiento de una organización. Es un recurso común utilizado por profesionales, emprendedores, organizaciones y empresas en el mundo.  La gran mayoría de estas plataformas incluyen sistemas de mensajería instantánea, compartición de archivos, perfiles de usuarios, políticas de accesos y seguridad, base de conocimientos estructurados, bases de datos transaccionales y más.  También son llamadas plataformas de trabajo colaborativo.  Llegaron para facilitar y cambiar la manera como se hacían muchos procesos y negocios. Nos han obligado a repensar la definición de la empresa tradicional, de la educación y de la sociedad.

Entornos colaborativos virtuales y físicos

Con el pasar de los años han proliferado los llamados entornos colaborativos. En el mundo físico encontramos espacios compartidos de trabajo (co-working spaces), eventos y mercados itinerantes en fechas y lugares específicos. En algunas empresas el cambio ha llegado a las oficinas tradicionales dejando de asignar puestos físicos y colocando en su lugar mesas compartidas sin divisiones, donde los trabajadores ocupan el sitio que más les atraiga o el que se encuentre disponible. Centros de innovación y emprendimiento promueven sus instalaciones para que expertos en diversas áreas, emprendedores y creadores gestionen proyectos en conjunto aun trabajando en áreas totalmente distintas. Lo interesante es que en todos estos entornos físicos de colaboración hay un marcado componente virtual. Se dan contactos online, se hacen invitaciones a través de mensajería instantánea, redes sociales, plataformas digitales, tableros de anuncios online, registro y creación de perfiles en línea, entre otros.

Por su parte los entornos colaborativos virtuales siguen dando mucho de qué hablar, siendo objeto de estudio y evaluación permanente. Ofreciendo compartir transporte y movilización (Uber, Blablacar) , hospedaje (Arbnb), crowfunding-financiación compartida (Se solicitan fondos a través de la red para financiar proyectos emergentes sobre todo sociales, artísticos y culturales a cambio de premios o regalías), plataformas para conciertos “on demand”(Se propone un artista y si logran el número de entradas vendidas online al concierto, se lleva a cabo el evento), colaboraciones profesionales online, alquileres, ventas, plataformas para contratar y ofrecer servicios por parte de freelances, plataformas de estudio y formación virtual basadas en intercambio y colaboración. Y muchas otras que van surgiendo, propiciando nuevas áreas de estudio e investigación sobre la conducta laboral y social basadas en la colaboración activa.

¿Qué es la economía colaborativa?

Se le llama así a la interacción entre dos o más sujetos que utilicen o no medios digitales con la finalidad de satisfacer la necesidad real o potencial de una o más personas. Cuando utilizan la plataforma digital interactúan con la plataforma o entre ellos, seleccionando el rol que desean o asumiendo varios roles simultáneos (Ejemplo: Oferente y adquirente), se utilizan perfiles, sistemas de evaluación y ponderación que le sirve de referencia a nuevos usuarios (Puntuaciones de calidad en servicio, eficiencia, rapidez, confiabilidad, etc.). El valor, la credibilidad y popularidad de la plataforma depende de la cantidad de usuarios con experiencias positivas y que repitan.  La existencia de esta forma de economía ha dado lugar a un cambio de paradigmas sobre el consumo y es objeto de estudio por su influencia en la conducta y el aprendizaje que involucra.

¿Qué nos enseñan?

Primero que todo que las personas se adaptan y utilizan en su beneficio las tecnologías de la información y sus recursos para realizar múltiples contactos, dando lugar a interacciones que se registran en ese “todo virtual” que llamamos BIG DATA, cuyo uso y administración correcta es una herramienta valiosa para los negocios.   De igual manera, aprendemos que los modelos tradicionales van evolucionando conforme a las necesidades de los usuarios, por lo que proponer e innovar utilizando los avances disponibles es una opción válida y muy valorada por los clientes. Comprendemos que la tecnología es una gran aliada para facilitar a las sociedades su desarrollo.

¿Cómo traslado ese conocimiento y experiencia a mi negocio o empresa?  

Ante todo, es recomendable investigar, compartir información y puntos de vista con expertos. Observe tanto adentro como afuera del entorno corporativo. Es de sumo valor analizar los comportamientos de los usuarios y consumidores. Vale la pena estar anuentes a los nuevos dispositivos móviles, sus características y opciones de uso, así como a los desarrollos y soluciones de telecomunicaciones.  Luego mire hacia su empresa y los productos que ofrece, pregúntese ¿Cuál de ellos puede ser objeto de un desarrollo tipo colaborativo?

Una guía básica para iniciar un plan de economía colaborativa según expertos consta de:

  1. Una idea: La base del plan ¿Qué?
  2. Un destinario: Un público meta ¿A quién está dirigida?
  3. Gestión de influenciadores: Los que le ayudarán a promoverla ¿Quiénes pueden ayudarme?
  4. Análisis de tecnologías a utilizar: Los recursos para hacerla sencilla, útil, inmediata y fácil de gestionar ¿Cuál funciona?
  5. Confianza y reputación: Lo que debe ganarse con cada interacción ¿Cómo hago para que la utilicen y la recomienden?
  6. Seguridad: Lo que debe asegurarle a sus destinarios y usuarios ¿Cuán seguro será?
  7. Creación de comunidad: Promover que más personas formen parte ¿Quiénes serán los colaboradores?

Las plataformas colaborativas son parte de nuestro entorno y cada vez se hacen más fáciles de utilizar y rentabilizar. Los estudios económicos indican que para el año 2025 estas empresas donde crear comunidad es esencial para triunfar, moverán cerca de 325,000 millones de dólares. Su propagación se hace casi imparable y las empresas tradicionales no son ajenas a ellas. Sea o no parte de su plan de negocios o de su estrategia a largo plazo, no olvide prestarle atención a este tipo de economía. Con los cambios y los beneficios que ofrece no está de más considerarla.  En Telefónica Business Solutions observamos muy de cerca estas plataformas, apoyamos su crecimiento a través de programas como Open Future y desarrollamos soluciones para empresas que opten por este modelo de negocios.

¿Utiliza plataformas colaborativas?  ¿Conoce a alguien que pueda beneficiarse al leer este artículo? Le animamos a compartirlo en sus redes sociales.

¡Muchas gracias!

¿Ya conoce Team Talk?

Hace una semana y a pesar de una torrencial lluvia tuvimos la visita de la Directora Comercial para LATAM de Conectel® en las oficinas de Telefónica Panamá.  Ximena María Arias se encontraba en el país con la finalidad de visitar clientes que están optando por utilizar este novedoso producto. La ejecutiva tuvo la gentileza de hablarnos acerca de Team Talk y sus beneficios. Por este motivo, deseamos compartir con ustedes las ventajas de esta solución que está posicionándose rápidamente como líder en su categoría en la región latinoamericana.

Team Talk funciona sobre la red de datos de Movistar a través de un aplicativo móvil disponible para terminales Android y iOS homologados con la solución, permitiéndole mantener toda la comunicación y aplicaciones corporativas en un solo dispositivo.

La plataforma del servicio está basada en el estándar OMA PoC 2.0 “PTT over Cellular”, estándar abierto Push To Talk de última generación para operadores móviles e integrada a la red de datos de Movistar lo que le garantiza mayor disponibilidad, fiabilidad, desempeño y soporte del servicio.

Es un servicio de comunicación instantánea PTT (Push to Talk – Pulsar para Hablar) exclusivo de Movistar. Permite la inmediatez al transmitir mensajes de voz entre los contactos y grupos de su empresa con sólo oprimir un botón, generando comunicación rápida e ilimitada, mejorando la eficiencia en sus procesos operativos.

Enumeramos los beneficios del servicio:

  • Móvil, cobertura en redes LTE 4G, 3G, WiFi y Roaming Centroamérica
  • Rápido, llamadas establecidas en segundos
  • Seguro, al utilizar la red de datos de Movistar y encriptación AES 256
  • Simple, al solo presionar un botón, llamadas instantáneas 1:1 o grupales
  • Versátil, compatible con una gran variedad de dispositivos Android y iOS
  • Localizable, a través de la consola de despacho podrá monitorear a su equipo de trabajo.

Ximena nos comentó acerca del producto una vez se encuentra instalado en el móvil de cada persona dentro de una empresa. Inició contándonos acerca de los radios análogos que están de salida del mercado y la opción digital (poderoso y costoso) que no es tan accesible para grupos de empleados, por las inversiones que se requieren para los equipos. Por ello, menciona convencida que es una gran ventaja para los clientes contar con el único operador que tiene un producto con las ventajas y la potencia requerida. Con solo hacer uso de su móvil y contratar el servicio ofrecido por Telefónica. Explica que a parte de nuestra empresa lo tienen AT &T y Verizon en los mercados de América del Norte.

Según enfatiza “Algo importante es la frase en vivo y en directo, el servicio de mensajes de voz a posterior o mensajería que tenemos de forma gratuita en los teléfonos móviles no tiene esta funcionalidad, donde todos puedan escuchar a tiempo los mensajes. Realmente el servicio no es inmediato.  Hizo énfasis en la comunicación encriptada que en su momento tenían los dispositivos blackberry.

Comunicación encriptada

El producto cuenta con encriptación del nivel de máximo secreto AES-256. Para los que no estamos relacionados con el estándar nos indica que es el utilizado por la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos (NSA) para la información ultrasecreta. Y es el primer cifrado públicamente accesible y abierto aprobado. Su tamaño de clave mayor hace que sea esencialmente irrompible. En el supuesto de que los servidores fueran hackeados, los datos serían imposibles de descifrar. Es ese el nivel de seguridad al que nos referimos.

AES: Advanced Encryption Standard. Es el único algoritmo en la lista del National Institute of Standards and Technology (NIST) para proteger datos clasificados. Es lo que se conoce como un cifrado simétrico por bloques, cifra y descifra los datos en bloques de 128 bits cada uno. Para ello, utiliza una clave criptográfica específica, que es efectivamente un conjunto de protocolos para manipular información. Esta clave puede ser de 128, 192 o 256 bits de tamaño.

AES-256 – la versión clave de 256 bits es la forma más avanzada del cifrado y consiste en 14 rondas de sustitución, transposición y mezcla para un nivel de seguridad excepcionalmente alto. Es extremadamente rápido.

Al contratar Team Talk su Empresa obtendrá un servicio:

  • Móvil, cobertura en redes LTE 4G, 3G, WiFi y Roaming Centroamérica
  • Rápido, llamadas establecidas en segundos
  • Seguro, al utilizar la red de datos de Movistar y encriptación AES 256
  • Simple, al solo presionar un botón, llamadas instantáneas 1:1 o grupales
  • Versátil, compatible con una gran variedad de dispositivos Android y iOS
  • Localizable, a través de la consola de despacho podrá monitorear a su equipo de trabajo.
  • Le garantiza mayor disponibilidad, fiabilidad, desempeño y soporte del servicio.
  • Cobertura: amplia cobertura en redes LTE, 4G, 3G, WiFi y Roaming CAM (*), permitiéndole estar siempre conectado.
  • Conversaciones seguras: con encriptado de voz y señalización, mediante el uso del estándar avanzado de encriptado (AES) 256, el cual lo protege de la intercepción y monitoreo no autorizado de sus llamadas y le permite una gestión segura de sus contactos y alertas.
  • Amplia capacidad grupos y contactos: administre 1300 contactos, 130 grupos y hasta 250 contactos por grupo.
  • Administración de grupos y contactos: programe fácilmente cada teléfono de su empresa con los contactos y grupos para el usuario, a través de una herramienta web centralizada, con sincronización en tiempo real.
  • Escaneo de grupos de conversación: escuche y monitoree los grupos de conversación que desee. Con el escaneo de grupos de conversación habilitado, solo escuchará la actividad de los grupos de conversación seleccionados.
  • Alerta de llamadas: notifique a sus contactos que necesita hablarles aun cuando tengan un estado de “no molestar”. Aun estando ocupado podrá hacerle saber que necesita hablarle.
  • Presencia en tiempo real: conozca la disponibilidad de sus contactos antes de pulsar el botón para hablar.
  • Prioridad Supervisor: permite al usuario supervisor tomar control de una llamada grupal cuando sea necesario. Cuando un usuario de PTT está designado como supervisor de un grupo de conversación, tiene prioridad sobre quien ya esté hablando en el momento y puede tomar la palabra inmediatamente.
  • Conexión tardía o reconexión a un grupo de conversación: no pierda llamadas, con Team Talk podrá retener llamadas PTT para recibir llamadas móviles y retomarlas fácilmente.
  • Configuración de privacidad: seleccione si desea escuchar las conversaciones desde el altavoz o el auricular de manera privada.
  • Llamadas grupales rápidas: arme grupos al instante con contactos específicos cuando lo necesite.
  • Localización y monitoreo: Grabe las llamadas de todos sus usuarios, localícelos y comuníquese con ellos en tiempo real a través de su PC.

(*) El bono de datos incluido en el servicio podrá utilizarse sin costo adicional en Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador y Guatemala.

Es un aplicativo móvil para el establecimiento de llamadas instantáneas, sencillas y eficientes entre los usuarios de su empresa. El servicio Team Talk le permite disponer de las siguientes funcionalidades:

  • Capacidad de grupos y contacto: con Team Talk los usuarios tienen acceso a:
    • 1,300 contactos por Cliente/Cuenta:
      • 1,000 contactos gestionados por el administrador
      • 300 contactos gestionados por el usuario final
    • 130 grupos por Cliente:
      • 100 grupos gestionados por el administrador
      • 30 grupos gestionados por el usuario final
    • Hasta 250 miembros por grupo
      • 250 miembros en grupo gestionado por administrador
      • 30 miembros en grupo gestionado por usuario final

Uso sencillo

El usuario puede mover la arquitectura de la comunicación de su compañía a su gusto, con el administrador de la comunicación de la compañía, se puede programar para hablar uno a uno y grupal, grabar la comunicación, localizar la comunicación y registrar la información compartida,

Trabajo en grupo y movilidad

Empresas donde el trabajo en equipo y la movilidad son los elementos claves de la gestión son potenciales beneficiarios de este producto.  Gobierno, municipalidades, clientes donde la comunicación es jerárquica, sector turístico, seguridad, logística y transporte tanto publico como privador, defensa civil, superintendencias de bancos, colegios, universidades, ambulancias, domicilios, asociaciones, ventas por catálogo, laboratorios y otros donde la trazabilidad de la información es un requerimiento fundamental.

Sabemos que este producto es una alternativa poderosa para mejorar las comunicaciones en su empresa por lo que le animamos a solicitar más información con nuestros especialistas o llenando el formulario que se encuentra en este blog

 

Los Knowmads precisan espacios flexibles

El creciente uso y adopción de las tecnologías en la forma en que nos movilizamos, nos comunicamos y hasta en la forma de resolver los problemas cotidianos ha dado lugar al surgimiento de nuevos modelos de espacios laborales.  De oficinas cerradas a espacios abiertos las empresas siguen buscando el modelo que mejor se adapte a su cultura laboral y a los tiempos en que vivimos.

Se estima que para el 2020 aproximadamente el 45% de la mano de obra laboral trabajará por proyectos, estará alfabetizada digitalmente y trabajando de forma nómada. Si esta predicción de Raquel Roca experta en diseño de espacios laborales se cumple, estamos contra reloj para integrarnos.

Observando localmente y en la región centroamericana cada vez son más populares los espacios de trabajo compartido o popularmente conocidos “co-working spaces”, con mesas amplias, cabinas para uso del celular de forma privada, salas de reuniones que pueden crecer o decrecer a requerimiento, acceso a múltiples salidas eléctricas y de puertos USB, conexiones inalámbricas y de alta velocidad a internet, iluminación adecuada, sillas ergonómicas, música de ambiente, paredes con frases positivas y de empoderamiento, normas de trabajo para el mejor desarrollo de la comunidad que hace uso de ellos.  Por el lado de las empresas cada vez son más frecuentes, sobre todo en multinacionales que buscan emular los famosos entornos de trabajo de Google, Mars y Coca Cola, por mencionar sólo algunos de los pioneros de este movimiento.

Los diseños de estos espacios promueven la colaboración, cooperación y el desarrollo del proceso creativo, facilitando que se pueda trabajar en equipo con colegas, socios y superiores. Se han ido adaptando a la manera como se trabaja en la actualidad.

Las personas se mueven, son tan móviles como sus dispositivos. Cada vez son más los trabajadores que rompen con el paradigma del siglo XX donde “se iba al trabajo” como un lugar destino. Estos trabajadores, que son en su gran mayoría nómadas digitales, definen su lugar de trabajo como el sitio donde se puedan conectar a la red, organizar su espacio, sus agendas y crear.  El asunto va más allá de la imagen idílica que promueven los destinos vacacionales de un ejecutivo bajo una sombrilla en la playa con un trago y la computadora encendida. En el lugar que se disponga a trabajar, el colaborador requiere que el espacio tenga:

  1. Movilidad: Espacios para desplazarse con su equipo, trabajar e interactuar con otros.
  2. Horarios flexibles: Los períodos laborales y de creación se ajustan a las necesidades.
  3. Conectividad: Pensando en todo tipo de equipos y dispositivos móviles. Es imperante el acceso, la buena conexión (inalámbrica) y velocidad adecuada pensando en reuniones virtuales, teleconferencias, etc.
  4. Ciberseguridad: Acceso, transmisión y uso de la información de forma segura donde el trabajador se encuentre.
  5. Mobiliario pensado en la colaboración: Mesas de trabajo amplias, estaciones de trabajo abiertas, las sillas ergonómicas
  6. Adaptación: El espacio se adapta a las necesidades de múltiples roles y perfiles tanto individuales como grupales.
  7. Comodidad: Considerando para largas sesiones de trabajo se incluyen áreas de receso y descanso, accesos a agua, área para alimentación y snacks.
  8. Iluminación correcta: Horarios maratónicos frente a dispositivos móviles requieren de iluminación adecuada para la lectura y escritura.
  9. Motivacional: El diseño se apropia de la motivación como herramienta de conexión con los usuarios.
  10. Accesibilidad: Para todo tipo de personas, alturas y anchuras adecuadas.
  11. Opción de áreas con privacidad: Para realizar llamadas, reuniones, para concentrarse y pensar.

Con estos requerimientos los departamentos de recursos humanos y los diseñadores de espacios corporativos están transformando la esfera laboral del mundo, adaptándose a las nuevas tecnologías, a los requerimientos de una sociedad cada vez más abocada al trabajo remoto, nómada y colaborativo.

Los entornos laborales se adaptan a sus usuarios, los trabajos se adaptan a nuevos tipos de trabajadores y nuestros servicios de desarrollo de productos y soluciones a su medida no son ajenos a esta realidad.

Si su entorno laboral está en proceso de cambio y transformación déjenos saber, de seguro tenemos la capacidad de proveer lo que necesita en materia de Ciberseguridad, Big Data, IOT y más. Nuestros expertos están a su entera disposición.

TELETRABAJO ¿Estamos preparados en Centroamérica?

¿Le gustaría trabajar desde su casa o cualquier otro sitio? ¿Cree tener la disciplina y autocontrol necesario para llevarlo a cabo? Si aún no ha visto implementar este modelo laboral en su entorno, probablemente desconozca los beneficios y retos que presenta.  Muchos interrogantes, prejuicios y mitos surgen alrededor del trabajo remoto.  Acompáñeme a explorar este tema. De seguro despejamos algunas de sus dudas y surgirán otras preguntas que compartir.

Según la OIT (Organización Internacional del Trabajo) se define al teletrabajo como: Una jornada de trabajo en la cual:

  1. El mismo (trabajo) se realiza en una ubicación alejada de una oficina central o instalaciones de producción, separando así al trabajador del contacto personal con colegas de trabajo que estén en la oficina.
  2. La nueva tecnología hace posible esta separación facilitando la comunicación.

De acuerdo con su legislación cada país adopta y adapta el concepto, pero en general se define el teletrabajo bajo el mismo paraguas: “Ejercicio laboral remoto donde las tecnologías de la información y dispositivos tecnológicos tienen un papel crítico”.  Existen bloques de países que han avanzado muchísimo en el tema, propiciando cada vez más la adhesión de empleadores y empleados al esquema. Lastimosamente no es lo común en nuestro istmo centroamericano, donde empresas multinacionales lo utilizan con limitantes y variantes según países y la gran mayoría de las empresas locales aún son reticentes con respecto a su implementación.

Conozcamos las características del Trabajo remoto

  • Horarios flexibles conforme a las necesidades, objetivos del puesto y resultados esperados.
  • Trabajo desde cualquier lugar donde haya una conexión a internet.
  • Dispositivos propiedad del trabajador (BYOD/Buying your own devices)
  • Evaluación por resultados
  • Reuniones virtuales con participaciones limitadas
  • En algunos casos trabajo en la oficina días específicos de la semana o temporadas.

¿Cuáles son los beneficios?

  • Mejora sustancial en la calidad de vida del trabajador.
  • Incentiva el trabajo en equipo.
  • Aumento de la productividad y disminución del ausentismo.
  • Reducción de costos fijos para la empresa empleadora.
  • Promueve la inclusión social.
  • Aporta al mejoramiento de la movilidad en las ciudades.
  • Reduce índices de contaminación por uso de vehículos.
  • Impulsa el uso y la apropiación de las nuevas tecnologías.
  • Descentraliza e interconecta procesos.
  • Es posible contratar talento, personal cualificado sin importar su ubicación.
  • Equilibrio entre los espacios laborales y personales de los colaboradores.
  • Ahorro en tiempos de desplazamiento entre el hogar y la oficina.
  • Ahorro en dinero (costos) de alimentación, transporte, vestido, estacionamiento y otros.
  • Posibilidad de vivir donde el trabajador desee durante temporadas del año.

Justo en este momento es cuando piensa: ¡Ese es mi trabajo ideal! Alto, no vaya tan rápido porque tiene exigencias y desventajas que debemos conocer y evaluar antes de decidirnos por el teletrabajo como la respuesta a nuestras necesidades y deseos profesionales.

  • El trabajador debe fijarse una rutina y cumplirla.
  • Se requiere disciplina y autocontrol para trabajar solo.
  • Se puede perder la noción del tiempo y trabajar jornadas extendidas sin siquiera separarse del teclado.
  • Algunos trabajadores sufren una sensación de aislamiento al no estar en la oficina.
  • Hay falta de comunicación cara a cara, carencia de la experiencia humana, irremplazable para sustentar la cultura organizacional.

A pesar de su conveniencia, en la actualidad el porcentaje de empresas que accede a ofrecer la opción de trabajo remoto como alternativa a sus empleados es mínimo. Aun cuando las TIC´s faciliten su existencia siguen las creencias y mitos como aquellos de que “desde casa el colaborador trabajará menos”, “no tiene que madrugar, por ello es poco responsable”, “es un trabajo poco formal”.

Hay aquellos que se imaginan a los trabajadores en pijamas merodeando por sus habitaciones y postergando su labor. Si en la organización la alta gerencia y recursos humanos aún conserva la mentalidad de ver físicamente al trabajador en su puesto, será muy difícil probar el teletrabajo.

En Centroamérica tenemos ejemplos que se dieron durante el año 2017 en Costa Rica donde por temas de trabajos en un puente que conecta dos ciudades con la capital el gobierno decretó en el mes de enero teletrabajo para áreas específicas del sector público e instó a la empresa privada a hacer lo propio. Igual sucedió durante el mes de octubre de ese año cuando por el paso de un huracán se pidió desde la Unión de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (UCCAEP) aplicar el teletrabajo en áreas inundables, siempre que fuese posible. Estos ejemplos nos hacen pensar que la cultura de teletrabajo bien aplicada puede ayudar en momentos de crisis permitiendo la continuidad comercial.  En este mismo país empresas transnacionales de tecnología que antes tenían grandes instalaciones han reducido el tamaño de las mismas por contar con personal hasta en un 80% de sus planillas realizando trabajo remoto, aún cuando el país carece de una legislación sobre el tema.  Sabemos que existen casos en otros países de Centroamérica que vale la pena mencionar. Si conoce alguno le animamos a compartirlo en la sección de comentarios.

En nuestro caso particular, tenemos en la plantilla laboral personal que realiza trabajo remoto con evaluación de resultados y objetivos. El teletrabajo no es para todos, pero vale la pena probar en que áreas y profesiones es funcional para darle una oportunidad.

¿Qué opina? ¿Trabajaría remoto alguna vez?  Comparta este artículo con sus contactos interesados en el tema. ¡Lo agradecemos!