Creatividad, Startups, Poesía, Innovación e Inteligencia Artificial, se juntan para sorprendernos

“Los poetas inmaduros imitan; los poetas maduros roban; los malos estropean lo que roban, y los buenos lo convierten en algo mejor.” ―T. S. Eliot

Hace un año, un 21 de marzo, miles de trabajadores fueron sorprendidos por la Startup española Citibox, empresa qué repartió “Terapias poéticas” o pequeñas dosis de poesía en los buzones inteligentes instalados en oficinas de Madrid y Barcelona. El envío masivo de poesía entre sus usuarios no sólo fue innovador, sino que estuvo lleno de creatividad inspiración y sorpresa, para quienes lo recibieron. Con el uso de la etiqueta #CitiPoesia los destinatarios de las 5.700 micro poemas en los buzones inteligentes, promovieron y agradecieron la iniciativa. La historia no quedó allí, traspasó fronteras, se divulgó y se hizo viral ocupando titulares de blogs y diarios digitales, tanto dentro como fuera del continente europeo.

La startup cuya visión y modelo de negocio radica en transformar, en esta era de compras digitales y de recepción de paquetes, los buzones tradicionales para que el usuario reciba paquetes, aunque no se encuentre en el punto de recogida en el momento de la entrega, no dudó en hacer uso de sus recursos y aprovechar la celebración para trabajar en su branding y seguir cimentando su engagement. El buzoneo inteligente de poesía, como lo llamaron quienes lo comentaron, consistió en informar a cada usuario de Citibox, a través de una notificación en la “app” informándole que había recibido un paquete en el buzón de su empresa.

Planificaron y ejecutaron la exitosa estrategia de marketing con la finalidad de demostrar cómo la tecnología favorece el acceso a la cultura.
Citibox repartió dosis de poesía envasadas en frascos de vidrio a través de sus buzones inteligentes. Convencidos y con el firme propósito de fomentar la libre circulación de las ideas por medio de la palabra, la creatividad y la innovación, y contribuir a generar un buen ambiente laboral.


Quizás un artículo sobre la poesía no sea lo más esperado en un blog de tecnología, salvo que se relacione con algún interés que tengamos o seamos aficionados a la literatura, pero hay razones más poderosas para escribir sobre el tema. Su relación directa con la creatividad y la innovación, con las matemáticas, así como la Inteligencia Artificial, son suficientes para dedicarle unas líneas de pensamiento e investigación minuciosa.

Un escrito sobre la Creatividad para la Transformación Digital, de la docente universitaria y experta Beatriz Valderrama del CEPADE de la Universidad Politécnica de Madrid quien explica que, “las empresas se están reinventando para dar respuesta a los retos de la nueva Era Digital. Tecnologías emergentes (Big Data, Cloud Computing, Internet de las Cosas, Industria 4.0) están transformando radicalmente el escenario competitivo, dando lugar a nuevos modelos de negocio, que a su vez requieren nuevos modelos organizativos y nuevas políticas de gestión de personas. Surgen nuevos ecosistemas empresariales basados en la colaboración en redes virtuales distribuidas globalmente.
La dificultad de seguir el vertiginoso ritmo de los cambios tecnológicos y las modificaciones en los mercados suponen un reto de adaptación de las personas en todos los niveles de la organización.
En este escenario, las competencias más importantes a cultivar son la flexibilidad, la pasión por aprender y la creatividad, que son la antesala para la actualización permanente en las competencias digitales. Otras competencias fundamentales son la colaboración, la comunicación intercultural y el aprovechamiento de la diversidad.
La creatividad y la innovación son competencias esenciales para alcanzar el éxito personal y profesional, la sostenibilidad de las compañías, la prosperidad económica y el bienestar social.
La creatividad es la capacidad humana para inventar, generar ideas, crear modelos y productos novedosos y útiles. La innovación es creatividad aplicada. Innovar consiste en transformar ideas en soluciones valiosas en un determinado campo. Por tanto, la creatividad conduce a la innovación.”

La poesía y la tecnología tienen en común la creatividad, la búsqueda de las respuestas a problemas que le interesan al ser humano y el afán por solucionar esas interrogantes les hace converger. No todos escribimos poesía, no todos comprendemos la poesía, porque la poesía sugiere, pasa algo similar con muchos adelantos de tecnología, no los comprendemos, pero sabemos que forma parte del avance de la sociedad.

En el año de 1934, en Estados Unidos se publicó el texto: La poesía de la matemática y otros ensayos.  Su autor David Eugene Smith, matemático y profesor emérito de Columbia University de Nueva York, escribió: “La matemática es generalmente considerada en las antípodas de la poesía, no cabe duda. Sin embargo, la matemática y la poesía tienen una estrecha relación de parentesco, porque ambas son hijas de la imaginación. La poesía es creación, ficción, y la matemática ha sido definida por uno de sus admiradores como la más sublime de las ficciones.”  Esto lo reconocen claramente cada uno de los desarrollos de Inteligencia Artificial que buscan explorar la composición poética, números y letras se llevan muy bien, mejor de lo que creemos.

Xiaoice, chatbot China. Foto: Microsoft.
Poesía e Inteligencia Artificial

Hace solo veinte años que se celebra el Día Mundial de la Poesía, contrasta con los cincuenta años que tienen los programas e investigaciones que perfeccionan la capacidad de la Inteligencia Artificial para escribir poesía.  Algoritmos como RKCP y Microsoft Little Ice (Xiaoice) están escribiendo poesía, algo que para muchos humanos es sumamente complicado, o no nos sale bien.  Siendo la tecnología un reflejo de humanos y al ver lo que puede lograr el Machine Learning emulando una expresión tan relacionada a la esencia del ser, habría que preguntarnos e investigar si ¿Hay humanos que escriben como máquinas? o ¿Máquinas que escriben cómo humanos? En su charla TED Oscar Schwartz nos hace pensar sobre el tema:

Se pueden activar los subtitulos en español (botón inferior color rojo)

Por definición la poesía es la composición literaria que se concibe como expresión artística de la belleza por medio de la palabra, en especial aquella que está sujeta a la medida y cadencia del verso.  Según la ONU, la poesía “es una manifestación de la diversidad en el diálogo, de la libre circulación de las ideas por medio de la palabra, de la creatividad y de la innovación. La poesía contribuye a la diversidad creativa al cuestionar de manera siempre renovada la forma en que usamos las palabras y las cosas, y nuestros modos de percibir e interpretar la realidad. Merced a sus asociaciones y metáforas y a su gramática singular, el lenguaje poético constituye, pues, otra faceta posible del diálogo entre las culturas.”

“Poesía es la unión de dos palabras que uno nunca supuso que pudieran juntarse, y que forman algo así como un misterio.”


Federico García Lorca (1898-1936) Poeta y dramaturgo español.

Según un experto en cultura digital, la fórmula de éxito de este período de cambios consiste en crear una empresa emergente y añadirle Inteligencia Artificial. Sugiere que debemos ser más abiertos al aprendizaje y a la creatividad, siendo esto así, se hace necesario revaluar la relación que tenemos con las competencias blandas para lograr potenciar nuestra capacidad creativa.

Nuestra lógica, las métricas, las matemáticas exactas, la innovación, creatividad e Inteligencia Artificial en silencio nos piden que: dejemos que la poesía nos sorprenda.

Imagenes : Pixabay, Citibox

Referencias Consultadas:

https://nmas1.org/news/2018/04/27/ia-poema

https://www.larazon.es/cultura/el-dia-mundial-de-la-poesia-llega-a-las-empresas-GK17950161

Acerca de la autora:
Msc. Irasema Rivas-González

Inteligencia Artificial para hacer a los humanos felices

“La felicidad es la única cosa que se multiplica cuando es compartida.” ― Albert Schweitzer

La inteligencia Artificial está siendo desarrollada para hacerse presente en casi todo aspecto de la vida e interacción humana, inclusive en la felicidad.  Un sentimiento que parecía, hasta hace poco, ser un tema exclusivamente humano, se perfila como un objetivo claro de los llamados robots sociales.

Todos deseamos ser felices y hacemos lo posible por lograrlo, y aunque no es un tema muy popular, por el momento, hay un número creciente de entusiastas e inversionistas trabajando en investigación y desarrollo de IA para hacer felices a los humanos.

En torno a la felicidad gira una industria que interconecta a otras, lo que sucede es que usualmente estamos demasiado ocupados tratando de ganar dinero para ser felices o siendo felices y lo ignoramos.

El impacto de la felicidad en las vidas es tal, que tiene reconocimiento internacional, jugando un rol importante en la vida de las personas. Por ello, desde el 2013 la ONU proclamó el 20 de marzo el Día Internacional de la Felicidad.

Es un día para ser feliz, naturalmente pero ¿Qué tiene que ver con la Inteligencia Artificial? Para responder conozcamos a Pepper, el robot programado para reconocer las emociones de las personas, siendo capaz de entender las expresiones o tonos de voz. Un robot creado para hacer a la gente feliz. Esta creación es producto de las ideas e inversiones que apoya Masayoshi Son, uno de los hombres mas poderosos y visionarios de la industria tecnológica que tiene una clara determinación: seguir invirtiendo en inteligencia Artificial para facilitar la vida de las personas y por supuesto que para ganar dinero.

“Nuestro principal objetivo es fabricar robots que puedan conseguir que la gente sonría”


―Masayoshi Son

Sobre este empresario la revista Fast Company ha publicado: “Nadie en el planeta hoy está en una posición mejor que Son para influir en la nueva ola de tecnología”. “Ni Jeff Bezos, ni Mark Zuckerberg, ni Elon Musk. Ellos pueden tener el dinero, pero no la mezcla de ambición, imaginación y coraje de Son”.

Explicar con palabras la conexión emocional de un robot y una persona es una tarea difícil, lo que si podemos comentar es que Pepper, el robot, está siendo utilizado en retail y otros sectores con éxito, es muy popular entre los entusiastas de la robótica de compañía. No cabe dudas que seguirá dando de que hablar cuando de felicidad e IA se trata.

“La felicidad es la finalidad última de la existencia humana.”


―Aristóteles.
Necesitamos robots felices

La investigadora conferencista y autora de  Robótica e Inteligencia Artificial Marcela Riccillo, quien es Doctora en Informática por la Universidad de Buenos Aires (Argentina), destacó durante una conferencia en TEDxBarcelona: El futuro de la tecnología y la sociedad (2013)la necesidad de desarrollar robots felices.

Durante el World Robots Summit 2018 (es un “Desafío y Expo” que reúne a la Excelencia en robótica de todo el mundo, para promover un mundo donde los robots y los humanos vivan y trabajen juntos con éxito.) se hizo mucho énfasis en la robótica para la felicidad.

En la Academia se investiga y desarrolla robots que hacen felices a humanos

“El Grupo de robots personales de MIT se centra en desarrollar los principios, las técnicas y las tecnologías para los robots personales. La doctora Cynthia Breazeal y sus alumnos realizan una investigación que promueve el estado de la técnica de los robots robot socialmente inteligentes que interactúan con los humanos para promover beneficios sociales e intelectuales, trabajan junto con los humanos como compañeros, aprenden de las personas como aprendices y fomentan Interacción más interesante entre las personas. Un trabajo más reciente investiga el impacto de la Interacción Humano-Robot (HRI) personalizada a largo plazo aplicada a la calidad de vida, salud, creatividad, comunicación y objetivos educativos. La capacidad de estos sistemas de robots para interactuar de forma natural, aprender y cooperar eficazmente con las personas se ha evaluado en numerosos experimentos con seres humanos, tanto dentro del laboratorio como en entornos reales.”

Una profesional que se interesó por los robots personales desde que vio la Guerra de las Galaxias, hoy en día, dirige una de las unidades más importantes de investigación sobre IA del mundo, nos hace pensar que la relación entre esta disciplina y la felicidad no es hecho fortuito.

MIT Grupo de investigación de robots personales

La felicidad es parte importante de la vida, la tecnología contribuye a nuestra felicidad de diversas maneras, por tanto, todo avance de la Inteligencia Artificial para procurar hacer felices a los humanos tendrá un creciente mercado que, aunque incipiente, parece ser la próxima gran innovación de la que hablaremos todos.

Imagen Principal: Pixabay

Fuentes consultadas:

https://www.fastcompany.com/90285552/the-most-powerful-person-in-silicon-valley

https://robotic.media.mit.edu/portfolio/aida/

https://www.wnyc.org/story/money-talking-one-man-100-billion-vision-future/

Acerca de la autora:
Msc. Irasema Rivas-González

Inteligencia Artificial: Primer capítulo

“La productividad y la eficiencia son para los robots. Los humanos saben hacer preguntas bien, ser creativos y crear experiencias. Cooperación no competición. Trabajamos con ellos, no en contra de ellos.” ―Kevin Kelly

El primer capítulo de un libro nos permite saber si seguiremos o no leyéndolo, para un autor es la base de su relato. Las primeras páginas suelen ser las más difíciles de escribir porque usualmente se carece de referencia previa para hacerlo, estamos frente a lo desconocido, sabemos que deseamos hacer e intentamos hacerlo para llegar a esa última página. Igual sucede con la Inteligencia Artificial en este periodo, estamos al inicio de todo y compartimos la pregunta que se hace Kevin Kelly ¿Dónde nos llevará a futuro?

La visión de Kelly, fundador de la Revista Wired y un reconocido experto en temas de cultura digital, se orienta hacia la adopción de la Inteligencia Artificial, sustentando su planteamiento en la influencia que tienen todos los desarrollos e inversiones en IA en lo que se ha llamado la Segunda Revolución Industrial (planteamiento explicado con detalle en su famosa Charla TED).

Al referirse a la Inteligencia Artificial, de forma analítica la descompone y expone que los desarrollos de IA son muy específicos, tanto como lo son ellas (diversas Inteligencias Artificiales) por sí mismas. Convence cuando señala que cada IA creada cumple una función específica, “no lo hace todo”, han sido desarrolladas para facilitar procesos puntuales y dar respuesta a problemas.

Sabiendo esto ¿Por qué es tan complejo para los humanos comprender la Inteligencia Artificial? Partiremos por nuestra propia naturaleza, somos emocionales, nos llenamos de prejuicios e ideas sin confirmarlas, creemos en mitos, no somos expertos en el tema, nuestra inteligencia se supedita a nuestra condición natural que no es perfecta y por último, porque estamos leyendo y escribiendo a la vez, el primer capítulo de la Inteligencia Artificial.  Todos sabemos que antes de que se publique un documento o libro, hay muchos borradores que van editándose y puliéndose hasta llegar al manuscrito final. Hace sentido comprender qué en esta etapa de creación y desarrollo “beta”, siempre aparecerán nuevas versiones mejoradas de lo que hoy se sabe sobre Inteligencia Artificial.

En su charla TED, Kelly plantea esta aseveración con razonamientos que se fundamentan en la propia naturaleza de la inteligencia humana, la que compara con una sinfonía con base en diferentes notas.  El investigador enumera tres factores por los que es complejo para nosotros:

Primero, nos dice que comprendemos muy mal lo que es la IA porque la vemos como un todo y no llegamos a ver los diferentes tipos que hay. Y porque nuestra concepción de inteligencia humana está de alguna manera sesgada por el concepto de IQ y olvidamos que hay al menos cien tipos de inteligencias.

En segundo lugar, que la Inteligencia Artificial está siendo utilizada para contribuir con la 2da. Revolución Industrial que responde a la fórmula de las Startups en los próximos años:

Startups = X + IA

Fórmula de Startups


Estamos y seguiremos transformando la sociedad en la medida que integramos a cualquier desarrollo o actividad la inteligencia artificial para hacerla más eficiente y puntual.

El tercer factor, propone que al tomar la Inteligencia Artificial y darle forma obtenemos robots que se desarrollan para hacer los trabajos que hemos identificado que podrían mejorarse (procesos repetitivos, procesos de búsqueda, gestión de volúmenes inmanejables por un humano, etc.), dando lugar a la creación de nuevos trabajos para los humanos que deben supervisar y dirigir a este tipo de inteligencia artificial.

Vale la pena mencionar que por el momento se acepta la tipología de la Inteligencia Artificial según Arend Hintze:

Tipo I AI: Máquinas reactivas
Tipo II AI: Memoria limitada
Tipo III AI: Teoría de la mente
Tipo IV AI: Autoconciencia

Desarrollos que apuntan a perfeccionar la habilidad para actuar como lo seres humanos, tratar de pensar como humanos (Sistemas Cognitivos), pensar racionalmente (Leyes de Pensamiento), actuar racionalmente (Agentes Inteligentes), se encuentran en los laboratorios de universidades y empresas del mundo entero, por lo que cada vez, es menos lejana la idea y el mito de que los robots son para las series cinematográficas o la literatura de ciencia ficción que atrae a un público específico.

Un estudio del Centro de Investigación Económica y Empresarial (CEBR) y Redwood Software, indica que en materia de inversión en investigación y desarrollo necesarios para la automatización robótica Estados Unidos es líder, su inversión en robótica es USD $ 732 billones. China no se queda atrás, la robótica es una de las diez áreas prioritarias en su estrategia “Made in China 2025”, cuya visión es remodelar la base industrial del país para orientarla hacia áreas más intensivas en tecnología.

Estamos siendo impactados y lo seremos aún más, por la Inteligencia Artificial, en especial cuando utilizamos un teléfono inteligente para realizar un sinnúmero de actividades que son consideradas “normales”, obviando todo el desarrollo científico y de investigación detrás de los resultados que obtenemos con solo tocar con nuestros dedos la pantalla táctil.

Aún tenemos tiempo de integrarla con conciencia a nuestras competencias, porque el primer capítulo de la Inteligencia Artificial apenas se está escribiendo.

Referencias Consultadas:
https://theconversation.com/understanding-the-four-types-of-ai-from-reactive-robots-to-self-aware-beings-67616

Imágenes: Pixabay

Filosofía de la Inteligencia Artificial

“Los que ignoran la filosofía están condenados a reinventarla … mal. Aquellos que también son ignorantes de la computación harán un lío de filosofía aún peor. ¡Los que saben de computación no necesariamente evitarán los errores filosóficos!” ―Aaron Sloman

Todo lo que se inventa y produce―incluyendo la Inteligencia Artificial― debería plantear un dilema moral básico en la vida del ser humano: ¿Se debe hacer?  La respuesta a esta pregunta siempre dependerá del individuo. Es un problema filosófico que plantearía las ventajas y desventajas, así como las repercusiones de lo que se pretende hacer.

La interrogante de carácter dicotómico, es una de las menos formuladas en una era llena de avances y redes sociales. Con sólo considerarla antes de publicar un mensaje, responder a una publicación en redes sociales, seguir a un influenciador o diseñar una aplicación, se evitarían malentendidos, problemas de derecho de autor, demandas y sobre todo afectar a otros, fomentar la convivencia pacífica, esa convivencia no hace distingo entre lo online y lo físico, supone que ambos se entrelazan cada vez más.

Partiendo de la acepción básica de la filosofía, conocemos que es el estudio de una variedad de problemas fundamentales acerca de cuestiones como el conocimiento, la moral, el lenguaje, la verdad, la belleza, la mente y propiamente la existencia. Sabiendo esto ¿Cómo relacionamos ese estudio con la Inteligencia Artificial? Sería adecuado iniciar con una premisa básica, “toda aplicación de IA presenta dilemas éticos desde que se está conceptualizando”, porque estamos frente a la combinación de algoritmos diseñados por humanos (o copiados y mejorados por máquina siguiendo un primer diseño producto de la mente humana) planteados con el propósito de crear máquinas que presenten las mismas capacidades que el ser humano.  Estamos, de alguna manera, frente a la posibilidad de crear inteligencia a partir de nuestra inteligencia, la que lleva inmersa nuestra moral, nuestros prejuicios y nuestros valores.

En esencia los desarrollos de IA reflejan nuestra humanidad y sí ya de por sí, tenemos problemas de convivencia por esa misma “cualidad humana”, es lógico inferir qué con máquinas emulando a humanos, gran parte de los conceptos éticos fundamentales que aún no se solucionan o de los valores que se han perdido o relajado en nuestra vida diaria toman relevancia.

El asunto se hace más urgente cuando leemos que la consultora Gartner predice que para el año 2020 el 85% de la interacción con los clientes será gestionada por IA, estamos a solo nueve meses de comprobar esta predicción, y equivocarnos en el desarrollo y la implementación de la legislación por no tomar en cuenta la filosofía, sería realmente catastrófico.

De igual manera, la firma consultora hizo pública su estimación del valor del mercado de la IA, sugiriendo que la Inteligencia Artificial podría llegar a representar 127.000 millones de dólares en 2025. Y haciendo énfasis en que son las dos potencias comerciales más grandes (China y Estados Unidos) lideran estas inversiones y están por así decirlo, peleando una guerra fría por el liderazgo en la materia. 

Los problemas filosóficos son fundamentales para afrontar la incorporación de sistemas inteligentes y de robots para la compañía de personas o para darnos la bienvenida en una tienda o empresa. Situaciones como esta nos hace preguntarnos ¿Cómo debemos tratar a los robots? ¿Qué lugar tendrán en nuestras vidas? ¿Seremos éticos en su uso? ¿Quién regulará esta materia?

Veamos el caso de AIBO el perro robot mascota (me es de mucha cercanía porque formé parte de los propietarios de dos modelos en versiones previas al actual y lo conozco de primera mano), aunque sabemos que es una máquina, es casi imposible que se interactúe con él sin mostrar emociones, sin manifestar emociones y sin “hablarle” para darle instrucciones. Lo hacemos y lo cierto es que, tras esa interacción hay muchos temas filosóficos que resolver. ¿No estamos locos al hablar con una máquina? ¿Pero sí está mal visto hablar consigo mismo en voz alta y en público? Existiendo personas para hacerle compañía ¿Por qué preferiríamos invertir en un robot de compañía en lugar de pagar por el servicio de otra persona? ¿Cómo reaccionan entre ellos los robots? ¿Por qué y cuándo desconectarlos? Hay muchas interrogantes que solo desde la perspectiva filosófica y ética podremos afrontar.

Vídeo: Canal Unbox Therapy
FILOSOFÍA E INTELIGENCIA ARTIFICIAL

Cuando leemos acerca de Filosofía e Inteligencia Artificial asumimos que se trata de desarrollos innovadores y recientes, dado el auge que ha tenido durante los últimos cuatro años, haciendo parte de los celulares, asistentes virtuales y otros productos de tecnología de consumo que están en manos del ciudadano común. Muy lejos de esa supuesta novedad, desde el año 1971 y antes, se habían divulgado estudios que apuntan con claridad a los desarrollos que hoy son parte del día.

Uno de los más conocidos “White papers” sobre el tema lo firma Aaron Sloman, filósofo e investigador en IA y ciencia cognitiva, (quien ocupó la Cátedra de Inteligencia Artificial y Ciencia Cognitiva en la Facultad de Ciencias de la Computación de la Universidad de Birmingham, y antes de eso, ocupó la cátedra con el mismo título en la Universidad de Sussex y luego de su jubilación, es Profesor Honorario de Inteligencia Artificial y Ciencia Cognitiva en Birmingham), planteó con claridad que, “muchos problemas filosóficos se refieren a la racionalidad o justificación de esquemas conceptuales particulares, conjuntos de creencias, modos de razonamiento, tipos de lenguaje. Para reformular estos problemas en términos de las ventajas y las desventajas para un robot inteligente de este o ese tipo de esquema conceptual, tipo de lenguaje, etc., las aclararán y, espero, estimular la producción de teorías lo suficientemente precisas para ser probadas usándolas para diseñar mecanismos. El hecho de no cumplir con lo esperado será un signo de debilidad en las teorías. He tratado de mostrar, por ejemplo, cómo pensar en el problema de diseñar un robot capaz de percibir y tomar decisiones inteligentes ayuda a poner la lógica en un contexto más amplio y lo pone de manifiesto. La importancia de almacenar información y razonar con representaciones no lingüísticas: esto tiene importancia.”

Parece no afectarnos el tema, hasta que nos damos cuenta de que en las compañías líderes de tecnología de esas dos potencias en IA se están buscando con afán filósofos y personas con estudios en Ética.  Hace un par de días, con el título “La filosofía busca sitio en el mundo laboral”, se publicó un artículo que presenta comentarios de expertos que manifiestan que “el camino que han tomado muchas compañías, relacionado con las posibilidades y riesgos que ofrecen tecnologías como el big data o la robótica y con la gestión de personas en la era digital, es el que está impulsando esta transformación”, refiriéndose a la búsqueda e incorporación al ecosistema empresarial de aquellos profesionales que estudian el pensamiento y la razón. Parte de este articulo dice textualmente: “Empiezan a llamar la atención de las grandes empresas, según varios expertos en carreras profesionales y nuevos trabajos.”

La filosofía de la Inteligencia Artificial no es tan distante ni invisible como hubiésemos creído en otro momento. Vale la pena considerarla, porque es parte del día a día y nos afecta a todos directa o indirectamente. Sin dudas qué el mundo de la IA llegó para quedarse y debemos prepararnos para adaptarnos con la velocidad que entran a nuestras vidas los avances tecnológicos.

Imagen Pixabay

Fuentes Consultadas:

https://cincodias.elpais.com/cincodias/2019/03/15/fortunas/1552673979_365293.html

https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/0004370271900117

http://www.cs.bham.ac.uk/research/projects/cogaff/Sloman.kd.pdf

Acerca de la autora:
Msc. Irasema Rivas-González

¿Trabaja en Tecnología? ¿Sabe lo qué requieren los equipos ganadores?

“Somos mucho más que hardware y software. Somos nuestra experiencia, emociones, pasiones, sueños y esperanzas.” ―Facundo Manes

Responder a las dos interrogantes de este artículo no hubiese sido sencillo antes de investigar y escuchar las propuestas del neurocientífico argentino Facundo Manes, quien durante su presentación para la iniciativa “Aprendemos Juntos” de BBVA, citada por el periódico El País en su versión online.

Tener equipos ganadores en el ecosistema cambiante de la tecnología e innovación se transforma en un reto constante, en muchas ocasiones, es desgastante para todos los miembros del equipo. Da la impresión de que, con cada meta lograda o superada, aumenta el grado de exigencia y expectativas que parecen llevarnos a una eterna dependencia del tan buscado éxito.

Y aunque parezca un comentario que no debería mencionar un artículo que se enfoca en ser ganadores, todo indica que se requieren muchos intentos fallidos, para lograr esa meta exitosa por la que tantas personas se esfuerzan al conformar equipos.

Los equipos ganadores poseen tres elementos que tras años de investigación y estudio han sido identificados por el Neurocientífico Fundador del Instituto de Neurología Cognitiva (INECO) y del Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro en Buenos Aires.

Según menciona Manes: “Hay tres cosas fundamentales que predicen el éxito de un equipo. La primera es que los miembros del equipo tengan altos niveles de empatía. La empatía es un proceso cerebral que nos permite imaginar qué piensa el otro. Por ejemplo, si alguien ganó un premio, yo imagino que está contento. Es una empatía cognitiva. Pero también hay una empatía emocional, que yo puedo sentir la alegría del que ganó el premio. O compartir el dolor si alguien perdió algo. Hay una empatía cognitiva y una empatía emocional. Cuanta más empatía tengan los miembros de un equipo, más posibilidades de éxito de ese equipo. El segundo factor que predice el éxito de un equipo es que, además del líder, haya varias voces dominantes. Es importante el líder, el líder tiene que imaginar el futuro, el líder tiene que estar dispuesto a tomar riesgos, el líder tiene que representar al equipo. Pero, además del líder, tiene que haber varias voces dominantes. Eso impacta en las posibilidades de éxito del equipo. Y el tercer factor que predice el éxito del equipo es la diversidad de género en el equipo.”

BBVA Facundo Manes. Conocer el cerebro…

Todos creemos ser lo suficientemente empáticos en el lugar de trabajo. Con frecuencia reclamamos al líder del equipo “ponerse en el lugar de su equipo”, pero ¿Cuántos y con qué frecuencia nos ponemos en el lugar del líder o del otro compañero? La respuesta sincera a esta pregunta es el inicio de una serie de descubrimientos personales. En ocasiones no somos tan empáticos como creemos ser.

Veamos un poco más de cerca el factor empatía. ¿Qué es la empatía? El blog Psicología y Mente, la define como: “la capacidad de comprender la vida emocional de otra persona, casi en toda su complejidad. Esto no supone necesariamente compartir las mismas opiniones y argumentos que justifiquen el estado o reacción que expresa la otra persona. Ni siquiera significa estar de acuerdo con el modo de interpretar las situaciones con carga afectiva del interlocutor. La empatía está referida entre otras cosas a la escucha activa, la comprensión y el apoyo emocional. Además, la empatía implica tener la capacidad suficiente para diferenciar entre los estados afectivos de los demás y la habilidad para tomar perspectiva, tanto cognitiva como afectiva, respecto a la persona que nos expresa su estado emocional.”

Un líder y varias voces dominantes.

En los equipos multidisciplinarios donde los roles se intercalan y cambian de acuerdo con el requerimiento o proyecto, es bueno comprender que las personas competentes no necesariamente son buenos líderes y los líderes natos usualmente saben qué hacer con la autoridad y les gusta estar a cargo, les es fácil asumir compromisos y responsabilidades con tal de poner a andar lo que les atrae.  Varias voces dominantes en diferentes especialidades y un mismo líder, parece ser un escenario conflictivo, pero si el líder y los dueños de esas voces tienen la capacidad de conectar con los otros miembros del equipo, liderar en colaboración; las personas de forma natural, querrán seguirlos.

Inteligencia Colectiva

Finalmente, la diversidad de género aparece como el tercer elemento que permitirá a los equipos transformarse en ganadores. contar con visiones complementarias y maneras de resolver los problemas desde punto de vista diferentes. Estudios muestran que las habilidades como la resolución de problemas y la creatividad se incrementan significativamente y los equipos que tienen al menos una mujer superan a los enteramente masculinos en pruebas de inteligencia colectiva.

Integrar equipos es cosa de humanos, es preciso romper esas barreras mentales que limitan, porque siempre se ha creído o pensado de alguna forma en particular o por creencias y experiencias previas. Lo cierto es que, el fin último de la tecnología es llegar a todos sin hacer distinciones. Conformar equipos ganadores es necesario para subsistir en el competitivo mundo de transformaciones y cambios en el que estamos.

“Vivimos en un contexto donde el conocimiento es clave para todo: para progresar, para la economía, para los países, para las sociedades, a nivel individual y comunitario. Estamos en la era del conocimiento y debemos invertir en el cerebro de los ciudadanos, nutrirlos bien, darles estímulo afectivo, darles estímulo cognitivo. Porque, si no, no hay igualdad de oportunidades.”


― Facundo Manes

¿Desea conformar un equipo ganador? La pregunta es obvia, la respuesta con acciones encaminadas a lograrlo, no lo es tanto. El doctor Manes, autor de los libros:  El cerebro del futuro y Usar el cerebro, donde explica el funcionamiento de nuestra llamada materia gris, ha compartido tres claves útiles que nos ayudan a conformar equipos ganadores, nos queda pendiente utilizarlas y experimentar las mejoras que traen consigo.

¡Es hora de aplicarlas!

Imagen: Pixabay

Fuentes Consultadas:

https://psicologiaymente.com/psicologia/empatia

https://aprendemosjuntos.elpais.com/especial/la-vida-no-es-la-que-vivimos-sino-como-la-recordamos-para-contarla-facundo-manes/

Storytelling de marcas ¿funciona?

“Una historia puede ir a donde se niega la admisión al análisis cuantitativo: nuestros corazones. Los datos pueden persuadir a las personas, pero no inspirarlos a actuar; para hacer eso, necesitas envolver tu visión en una historia que enciende la imaginación y agita el alma.” ―Harrison Monarth

Cada día, es más frecuente observar que las marcas líderes utilicen el Storytelling para llegar a las audiencias apoyándose en la tecnología digital y en el teléfono móvil, sus aliados estratégicos. Si hay algo que debemos saber del Storytelling de marcas es que tiene que, parecerse a ellas, comunicar su esencia, eso que las hace únicas y las diferencia.

Encontrar ese elemento diferenciador exige una reflexión y análisis profundo que implica apartarse de la visión interna y observar con detenimiento desde fuera a la organización. Colocarse en la posición privilegiada que tiene el usuario, que es capaz de percibir e identificar los aciertos y fallos de las empresas a través de la experiencia.  Hacerlo es importante, pero a la vista del ejecutivo promedio parece imposible ¿De dónde sacará el tiempo?  Tal vez, haya que sacarlo del tiempo que estamos dedicando a hacer las mismas cosas que sistemáticamente hemos realizado año tras año.

Hoy sabemos que, un año en el mundo digital, para una startup puede suponer lo que, para un negocio tradicional en el mundo físico, le tomó lograr en diez años. Toda marcha a una velocidad incontenible, por ello, es propicio detenerse para reorientar las estrategias y hacer los cambios necesarios en la dinámica de comunicación de la empresa con sus audiencias.  Urge comenzar a contar historias reales desde la empresa hacia afuera haciendo uso de las herramientas digitales.

La comunicación online sigue en aumento, la red facilita ese intercambio de historias con el público, el Storytelling se ha adaptado perfectamente y es la razón por la que se viralizan los contenidos. A través de la Internet, de las redes sociales, se apela al lado emocional de las personas, lo que genera empatía, curiosidad, disposición a escuchar y ver, baja las barreras de protección, algo que todas las marcas que conocen bien al usuario buscan.

No existen fórmulas mágicas ni copias perfectas para contar una historia exitosa. Cada organización debe encontrar sus temas, historias, tonos y estrategias de comunicación. La autenticidad y la coherencia entre la marca y el mensaje son dos elementos que debe cuidar toda empresa que desea hacer uso de la técnica de contar historias para su beneficio.

“Las historias son informaciones con alma”, llegan directamente al corazón y conectan a personas con personas.


―Brené Brown

Sí aun no está del todo convencido con lo planteado, probablemente sea útil mencionar que, sobre Storytelling, las más prestigiosas universidades del mundo han dedicado y siguen dedicando horas de investigación y divulgación, dada su importancia e impacto en la conducta del consumidor frente a las marcas.

Compartimos, con sus respectivos enlaces, solo unos cuántos artículos que dan apoyo a nuestra afirmación y que son de gran utilidad para reconocer el impacto de la técnica en las empresas.

The irresistible power of storytelling as a strategic business tool. H Monarth – Harvard Business Review, 2014.

Why your brain loves good storytelling. PJ Zak – Harvard Business Review, 2014.

Sensemaking, storytelling and the legitimization of elite business careers. M Maclean, C Harvey, R Chia – Human Relations, 2012.

Design and innovation through storytelling. S Beckman, M Barry – International Journal of Innovation …, 2009 – emeraldinsight.com

The four truths of the storyteller. P Guber – Harvard Business Review, 2007.

Leadership through storytelling. C Muir – Business Communication Quarterly, 2007 – journals.sagepub.com

Effective storytelling: strategic business narrative techniques. S Denning – Strategy & Leadership, 2006 – emeraldinsight.com

Storytelling that moves people. A conversation with screenwriting coach Robert McKee. R McKee – Harvard business review, 2003.

Léalos, consúltelos, cuando tenga una oportunidad, le aseguramos que cambiará su manera de ver el Storytelling en el ecosistema empresarial.

Según indica uno de estos artículos publicado por Harvard Business Review: “Los narradores más exitosos a menudo enfocan las mentes de los oyentes en una sola idea importante y no toman más de 30 segundos de Superbowl para forjar una conexión emocional.”  Por supuesto, que recordamos los avisos más populares de cada cita de fútbol americano. Es legendario, todos sabemos que se pagan millones de dólares por contar historias que enganchen con el público en fracciones de minutos.

Las empresas de tecnología y el mundo, recuerdan la capacidad de transmitir ideas y de contar historias de Steve Jobs. En cada lanzamiento de productos, la audiencia se peleaba por estar presente y el resto era historia.  Los líderes que comparten historias reales, en las que creen, son capaces de transmitir sentimientos, experiencias e ideales logrando esa mítica cercanía con su público.

¿Por qué no adaptar esta técnica a la venta, a la fidelización o al branding de nuestra organización?


IIEMD Marketing Digital

Contamos historias como un acto natural, así transmitimos conocimientos, emociones, enseñanzas con un toque humano.  Los líderes que requieren hacer llegar mensajes sobre sus empresas se esfuerzan por desarrollar esta competencia y utilizar adecuadamente la técnica del Storytelling.

Al hacerlo, recuerde que su éxito radica en empatizar y que la técnica apela a una combinación de conocimientos desarrollados con la lectura, la escucha activa e investigación junto a las habilidades que se obtienen mediante el ejercicio y práctica frecuente.

Paul J. Zak, autor de investigaciones sobre el tema, profesor en Claremont Graduate University y presidente de Ofactor, Inc., recomienda. “Cuando quiera motivar, persuadir o ser recordado, comience con una historia de lucha humana y triunfo eventual. Capturará los corazones de las personas, al atraer primero sus cerebros.

Vala Afshar, jefe de evangelismo digital en Salesforce.com., mentor y referente seguido por directivos de las principales empresas de tecnología del mundo, comparte ideas a diario en twitter y entre ellas encontramos este poderoso mensaje:

Llegó la hora de incorporar a nuestras organizaciones nuevas posiciones y roles, lo dicen los expertos que lideran empresas que están conectando con su público, posicionándose y creciendo en esta era de transformación y cambio constante.

Imagen: Pixabay

Acerca de la autora:
Msc. Irasema Rivas-González

World Wide Web ¿Innovación sostenible?

“La web es para todos y colectivamente tenemos el poder para cambiarla. No será fácil. Pero si soñamos un poco y trabajamos mucho, podemos obtener la web que deseamos.” ―Sir Tim Berners-Lee

Su presencia en la sociedad del conocimiento es comparable a la de la energía eléctrica en nuestras vidas, no la ves físicamente, pero hacemos uso de ella a través de objetos que la requieren para funcionar. Impacta en nuestra manera de vivir y cuando no la tenemos, hace mucha falta.

Han pasado 30 años desde que, se dio a conocer que ARPANet (Advanced Research Projects Agency Network o Red de la Agencia para los Proyectos de Investigación Avanzada de los Estados Unidos), trabajó en el trazado de una red inicial de comunicaciones de alta velocidad, red a la que fueron integrándose otras instituciones gubernamentales y redes académicas durante los años setenta, transformándose en la base de la Internet que hoy, todos utilizamos para casi todo fin posible.

La World Wide Web (www) o red informática mundial​ es definida como un sistema de distribución de documentos de hipertexto o hipermedia interconectados y accesibles a través de Internet y como proyecto tuvo su origen en la necesidad de compartir información y trabajar en asociación, buscando mejorar la forma de usar los computadores de aquel entonces, todo ello, independientemente de la ubicación física de sus usuarios.

Al escribir sobre los treinta años de Internet se hace imposible no mencionar a Sir Tim Berners-Lee, caballero de la orden del Imperio Británico, profesor de MIT y de otras universidades, quién se dedica a preservar la naturaleza democrática y acceso gratuito de la web.  Consciente de su rol como influenciador y defensor de la web abierta, en su sitio Web Foundation, se divulgó una carta con los hashtags #Web30 y #ForTheWeb que vale la pena leer y analizar detenidamente.  Hace un llamado a los gobiernos, a las empresas, y a todos los ciudadanos que son usuarios de la red en el mundo. 

“La lucha por la web es una de las causas más importantes de nuestra era. Actualmente, la mitad del mundo está en línea. Es más urgente que nunca asegurarnos de que la otra mitad no se quede afuera, y de que todos contribuyan para tener una web que impulse la igualdad, las oportunidades y la creatividad.”

“Además, tienen la responsabilidad de proteger los derechos y las libertades de las personas en línea. Necesitamos contar con defensores de la web abierta en los gobiernos, empleados públicos y funcionarios electos que intervengan cuando los intereses del sector privado amenacen el bien común, y que se alcen para proteger la web abierta.”

“Las empresas deben hacer más para garantizar que su búsqueda de beneficios a corto plazo no sea a costa de los derechos humanos, la democracia, los hechos científicos o la seguridad pública. Tanto las plataformas como los productos deben ser diseñados teniendo en cuenta la privacidad, la diversidad y la seguridad. Este año, hemos visto que varios empleados de empresas tecnológicas se han alzado para exigir mejores prácticas comerciales. Necesitamos alentar ese espíritu.”

“Y lo más importante de todo, los ciudadanos deben hacer rendir cuentas a las empresas y a los gobiernos por los compromisos asumidos, y exigir que respeten la web como una comunidad global que tiene a los ciudadanos por centro. Si no elegimos políticos que defiendan a la web como un espacio libre y abierto, si no hacemos nuestro aporte para alentar conversaciones constructivas y saludables en línea, si seguimos haciendo “clic en Aceptar” sin exigir que se respeten nuestros derechos sobre nuestros datos, eludimos nuestra responsabilidad de poner estos temas en entre las prioridades de nuestros gobiernos.

Extractos de esta misiva, son eco de la urgencia que tiene el tomar acciones para que la web sea parte de esa misión compartida que tenemos para: “Conectar la vida de las personas, estén donde estén, para hacer el mundo más humano”. 

Proyectos de innovación sostenible son en esencia un compromiso decidido de Telefónica para poner en práctica ese sueño realizable de hacer el mundo más humano, utilizando la tecnología y el conocimiento, para llegar a aquellos que no deseamos dejar atrás.

 “La web libre y abierta se enfrenta a retos reales. Más de la mitad de la población mundial aún no puede conectarse a Internet. Para la otra mitad, los beneficios de la web conllevan demasiados riesgos: para nuestra privacidad, nuestra democracia, nuestros derechos.”

Las Naciones Unidas han reconocido el acceso a Internet como un derecho humano, que contribuye con el disfrute de otros derechos como la igualdad, la libertad, la seguridad, la diversidad y la justicia social. No es un asunto de poca relevancia, la red es el fundamento base de la era digital, por lo que, legislar con equidad sobre ella, es un tema que no puede evadirse.

Al ser conscientes de que, sin infraestructura digital es imposible aspirar a una sociedad digital, es imperante hacer más, por esa mitad y más, de la humanidad que a treinta años de la llegada de la red, aún siguen sin conectarse. Participar como voluntarios o desde nuestros roles profesionales, en proyectos de esta naturaleza es una forma de aportar con conocimiento y herramientas para que más personas puedan acceder a su derecho.

¡Nos falta mucho por lograr, solo un 50% de los habitantes del planeta accede a la red! 

Imagen: Pixabay

Mujeres en tecnología: Cambiando los móviles por pinceles

Siempre parece imposible… hasta que se hace. ― Nelson Mandela

Llevar un teléfono móvil en todo momento es prácticamente una obligación hoy día, sacar tiempo para colocarlo a un lado y hacer algo completamente distinto a lo que estamos acostumbradas es inusual.

Los compromisos, el tráfico, las agendas rígidas y el poco tiempo para cumplir con todo lo que tenemos asignado, es la manera usual como transcurren los días para las mujeres que trabajan en el sector tecnológico.  Hay fechas limites que cumplir y, sobre todo, mucho que demostrar para ser visibles y granjearse el respeto como profesionales.  

Se lucha contra la velocidad con la que cambia el panorama tecnológico y el calendario junto al reloj, inclementes, no dan tregua. Razones suficientes para que a pesar de toda la promoción y conmemoración del pasado “8 de marzo Día Internacional de la Mujer”, para algunas profesionales fuese tan complicado apartar unas horas para dedicárselas a sí mismas, a crecer, a conocerse y a bajar el ritmo.  

Indice de Igualdad de Género de Bloomberg. Telefónica

El sentido de la responsabilidad hace que, sin desearlo, en diversos roles y momentos, una gran mayoría de las mujeres, posterguen aquello que deberían tomar en cuenta, su bienestar integral. No en vano se hace tanto énfasis en aplicar Mindfulness en las organizaciones y de procurar horarios que contemplen la distracción como parte fundamental para incrementar la productividad en las empresas líderes.

Mujeres Telefónica

Con un despliegue de creatividad, cuidando cada detalle, para hacer placentero y distinto el espacio, el equipo de Mercadeo de Telefónica Business Solutions en Panamá extendió una invitación a sus clientas. Las que disfrutaron de una velada diferente, con el objetivo de hacerles dejar el móvil por un rato, desconectarse del estrés propio de un viernes previo a un “de vuelta a clases en el país”, proponiéndoles utilizar sus manos para trazar líneas y dar brochazos sobre un lienzo en blanco.

Iniciativa acertadísima, no solo se logró agasajar a mujeres, se propició el intercambio de ideas y en conjunto tuvieron la oportunidad de descubrir que todas tienen talentos por explotar. Para algunas, fue una oportunidad para reconocer en ellas una habilidad natural, para otras, la excusa perfecta para reencontrarse con un talento que permanecía dormido y para todas, probarse de lo que son capaces cuando se enfrentan a lo inesperado y desconocido.

Un saxofonista dio la bienvenida musical al entrar al salón que, sorpresivamente, estaba dispuesto para que ese lugar se transformase en un taller de arte durante unas horas.  Un “Happy Hour” lleno de sonrisas, comentarios y mucha conversación interesante, fue el marco perfecto para reconocer la labor que realizan en sus empresas.

El reto de esa tarde-noche fue dibujar y pintar una figura femenina con un gran sombrero de flores sobre un fondo amarillo.  Algo muy distinto a lo que realizan a diario en sus puestos de trabajo.

En un inicio, como suele suceder ante lo que no es habitual, existía escepticismo, expectativas y duda, las que fueron disipadas. Rosas, cócteles, música, aprendizaje con tiza y pinceles, una nueva vivencia, fue el regalo que recibieron las invitadas de honor. El evento exaltó y propició la creatividad, competencia importante para el sector tecnológico.

Según indica la UNESCO, “hoy más que nunca, las telecomunicaciones son una necesidad, al punto de que, el acceso a Internet es reconocido por las Naciones Unidas como un derecho humano, que contribuye con el disfrute de otros derechos como la igualdad, la libertad, la seguridad, la diversidad y la justicia social. La tecnología no sólo puede reducir la desigualdad entre hombres y mujeres, sino que, además, la participación de las mujeres en tecnología puede acelerar el proceso para alcanzar un mundo más igualitario y un desarrollo sostenible.

En la región centroamericana se ha hace cada vez más notorio, que la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres son necesarios para alcanzar y acelerar el desarrollo sostenible, lo que trae como resultado una suerte de actividades conmemorativas y alusivas a la fecha. Asistir, participar y permitirles a las colaboradoras y compañeras hacerlo es una muestra más del apoyo que brindan las empresas a ese objetivo sostenible con el que se han comprometido todas las naciones del mundo: Diversidad e Igualdad de género.

El empoderamiento de la mujer es importante para el crecimiento de la sociedad del conocimiento y se logra a través de programas y actividades que les permitan potenciar todas sus capacidades, tal y cómo en esta oportunidad, lo fue el taller de pintura para Mujeres Telefónica.

¡Son necesarios más espacios que fomenten las competencias y contribuyan a la equidad!

Imagen Principal: Pixabay

Mentes innovadoras, disruptivas, creativas y en busca de visibilidad

“La programación es lógica y creo que está más relacionada con la filosofía que con las matemáticas. De hecho, siento que se desarrolla de manera muy similar a la forma en que pensamos las mujeres porque consiste en relacionar cosas e imaginar”. ―Mónica Rikic

Las grandes corporaciones y los head hunters se encuentran al acecho de mentes innovadoras, disruptivas, creativas e inteligentes y buscan en todas partes del mundo, la competencia por esos talentos es férrea. Grandes sumas de dinero se ofrecen a aquellos que logren encontrar a ese gran genio cuyas ideas generen ganancias para sus patrocinadores.

En el sector de la tecnología se buscan científicos de datos, analistas de datos, programadores, directivos. No es casualidad que todos estos perfiles tengan un componente de “XY” en la redacción y al momento de hacer una búsqueda.

La costumbre ha hecho, que se dé por sentado, que las carreras y profesiones de tecnología, ciencias, telecomunicaciones e ingeniería sean mayoritariamente masculinas. Se ha promovido así, utilizando sistemáticamente creencias y frases que le atribuyen, como tácito, el componente masculino a la tecnología y a otras ciencias. Costumbre que es toda una antítesis si buscamos la etimología de la palabra Tecnología y su objetivo: resolver problemas en pro de la satisfacción de los deseos de la humanidad. 
Humanidad compuesta por hombres y mujeres que deberían convivir de forma equitativa, hagan lo que hagan.

“La tecnología es la ciencia aplicada a la resolución de problemas concretos. Constituye un conjunto de conocimientos científicamente ordenados, que permiten diseñar y crear bienes o servicios que facilitan la adaptación al medio ambiente y la satisfacción de las necesidades esenciales y los deseos de la humanidad.”

-Wikipedia

Los cerebros creativos y capaces de resolver los problemas están allí, solo que, una mitad de estos, siguen invisibles porque en lugar de dos cromosomas distintos tienen dos iguales. Este hecho, eminentemente biológico, ha sido determinante para que se les relegue a un segundo plano y se subestimen sus capacidades para transformar el mundo.

Un vídeo realizado por la Biblioteca Nacional de España (BNE) junto con la Dirección General del Libro del Ministerio de Cultura y la asociación Clásicas y Modernas para dar a conocer la producción cultural creada por las mujeres.

Su espacio, es en sí, el lugar que desde hace décadas vienen reclamando las mujeres en el ecosistema socio económico mundial. Más que una lucha feminista, es un tema de supervivencia y equidad que afecta directamente al futuro, que impacta sobre la sociedad del conocimiento a la que todos aspiramos.

El futuro, la llamada sociedad del conocimiento pertenece a todos, la sostenibilidad depende de todos, nunca antes ha sido tan necesario contar con cerebros (independientemente del género) que puedan afrontar el reto de asegurar un lugar donde podamos vivir y la tecnología es parte esencial para lograrlo.

Pretender que hay gustos determinados por el género como única forma de ver y analizar las preferencias, que la inteligencia y los temas tecnológicos tienen un componente social de género, es limitar la influencia que tiene la tecnología en la vida de las personas.

Hablar de tecnología sin temores, promoverla y utilizarla no es un asunto de hombres o de mujeres, es un tema de todos. A medida que la digitalización se hace espacios en nuestras ciudades y sociedades, es aún más necesario, asegurarnos que nadie se queda atrás, que esa línea mental divisoria por temas de género no influya en las decisiones estratégicas que determinarán hacia donde nos dirigimos.

Mónica Rikic en Espacio Telefónica

Tenemos un largo camino por recorrer, mucho por concienciar, pero sobre todo mucho por enseñar y aprender. Es precisamente en el conocimiento que encontramos la llave para abrir las mentes a lo diverso, a lo distinto, a ser capaces de preguntarnos ¿Por qué no? ¿Por qué no pueden más mujeres liderar empresas de tecnología? ¿Por qué nos seguimos asombrando con mujeres en alguna profesión en particular? ¿Por qué siguen la prensa y los medios de comunicación masculinizando las profesiones? ¿Por qué la historia que hoy escribimos continúa invisibilizando a las mujeres?

Hoy, hago un espacio para darle visibilidad al pensamiento que está y ha estado siempre tras esos talentos ocultos. Soy mujer y me gustan los drones, el fútbol, los autos, los robots y la inteligencia artificial. Disfruto el aprendizaje de temas complejos y profundos, tanto como el análisis de datos y el hallazgo de insigths. Los dos cromosomas (XX) que determinaron mi género(lo que me encanta), no limitan mi capacidad para comprender “white papers tecnológicos y científicos” y compartirlos con otros haciendo uso de las letras y de la creatividad.
Aspiro a trabajar en ecosistemas de tecnología donde se valore el conocimiento por encima del género, en justa competencia.
No dudo que existan muchas mujeres en el sector tecnología, a las que les gusten la moda, el maquillaje o los temas sociales, tanto como, los algoritmos y la ciberseguridad, lo que no las hace menos competitivas y comprometidas con el trabajo que realizan.
Con esperanza, creo que, a futuro, sí proseguimos haciendo el llamado y la promoción correcta hacia las materias y profesiones STEAM habrá tantas niñas y jóvenes interesadas en tecnología como en la actualidad hay varones.

La tecnología es por derecho propio, un bien al servicio de todos los humanos, no se limita, se transforma y busca llegar a la mayor cantidad posible de personas. Trabajar en el sector tecnológico nos brinda una oportunidad inigualable para darle su lugar a esas mentes innovadoras, disruptivas, creativas y en busca de visibilidad que en pleno siglo XXI siguen escondidas.

8 de marzo, 2019. ¡Seguimos reclamando mayor visibilidad para las mujeres en tecnología!

Imagen Principal: Pixabay

Acerca de la autora:
Msc. Irasema Rivas-González

Las matemáticas no tienen género

“Si se espera que las mujeres hagan exactamente los mismos trabajos que los hombres, debemos enseñarles las mismas cosas.” -Platón

La palabra género suele asociarse a todo tipo de reivindicaciones sociales y a uno de los objetivos sostenibles más polémicos de la agenda 2030, el de la igualdad, pero muy pocas veces se le asocia con las matemáticas.  ¿Tendrán alguna relación la palabra y la ciencia?

Ciertamente, con el pasar de los años, somos conscientes de que las ciencias, las carreras profesionales, los empleos y roles no deberían responder a clasificaciones marcadas por la biología de los individuos. Siendo esto así ¿Por qué aún hablamos de profesiones predominantemente masculinas? ¿Por qué seguimos viendo que las mujeres en el campo matemático son minorías? Estas y otras interrogantes surgen al ver el Doodle de Google, que exalta la figura de la matemática rusa Olga Aleksándrovna Ladýzhenskaya, quien es conocida, por los expertos en las ciencias exactas, por su trabajo en Ecuaciones Diferenciales Parciales y dinámica de fluidos.​

Los diarios del mundo en sus versiones digitales se hicieron eco, celebrando la figura de la matemática Ladýzhenskaya y sus logros, con motivo del que fuese su cumpleaños 97. Acciones que, aunadas a la del buscador, permiten que se divulgue y sea conocido el talento científico oculto de otra mujer que dejó un legado en las materias de ciencias, tecnología, matemáticas, ingeniería y arte (STEAM).  Y quizás, este reconocimiento estimule la curiosidad en los usuarios de la red, y a más niñas y mujeres a no temerle a las matemáticas.

Lo cierto, es que a muchas mujeres les asustan las matemáticas porque no las comprenden, porque desde pequeñas les enseñaron que había carreras para niñas y otras para hombres.

Hace poco leía un reporte que indicaba que cuando buscamos atributos para referirnos a las mujeres muy pocas veces aparece “la inteligencia matemática” entre ellas. Situación que inquieta sobremanera, cuando se sabe que, en esta Era de Cambios, son precisamente las disciplinas STEAM, la base que sustenta el desarrollo sostenible y el crecimiento de la sociedad del conocimiento.

El estudio y la educación en asignaturas con un fuerte componente matemático pueden proporcionar a quienes las eligen, los conocimientos, las habilidades, las actitudes y las conductas necesarias para crear sociedades inclusivas, sostenibles y capaces de hacer uso de la tecnología que hoy se está desarrollando con el bien común como objetivo último. Otra razón de peso para preocuparnos cuando se le atribuye un género humano a las profesiones, carreras universitarias y asignaturas.

Toda sociedad cambiante tiene y ha tenido, un estandarte que le ha permitido lograr la mejora que busca. Cada revolución, estuvo acompañada de sucesos y de herramientas que permitieron los cambios profundos de sus sociedades. ¿Cuál es el estandarte de la Era del Conocimiento? ¿En dónde se apalanca la tecnología?

Una aproximación interesante para darle respuesta a esta pregunta, nos la brinda Juan Luis Vázquez en el artículo científico Matemáticas, Ciencias y Tecnología una relación profunda y duradera, cuando expone que:

La matemática es el lenguaje en el que se escriben las páginas de la ciencia y gracias al cual se desarrolló el combinado ciencia-tecnología que ha cambiado la vida del ciudadano de las sociedades tecnológicamente avanzadas en los últimos cuatro siglos de manera más radical de lo que la revolución neolítica lo había hecho en los noventa siglos anteriores. Pues detrás de la práctica diaria de las ciencias físicas y las ingenierías hay enormes cantidades de matemáticas no elementales; más aún, los conceptos en que se basan las teorías correspondientes son esencialmente conceptos matemáticos. En los últimos decenios hemos visto la matematización llegar a otras disciplinas, como la economía, muy especialmente el mercado financiero, ramas de la química, la biología y la medicina, y hasta las ciencias sociales. En manos del científico la matemática ha de permitir asimilar los datos y comprender los fenómenos. En manos del ingeniero ha de permitir además tomar decisiones y realizar diseños. Esta visión es lo que a falta de un nombre mejor llamamos Matemática Aplicada, que cubre áreas clásicas como la Física Matemática y los Métodos Matemáticos para la Ingeniería, pero que tiene hoy día contornos más amplios con el advenimiento de la computación científica y la simulación numérica.”

Esa explicación es poderosísima, porque un lenguaje es un componente fundamental para la comprensión y la comunicación, para avanzar y crecer socialmente. No hay manera de enfrentarnos a la Era del Conocimiento, a la digitalización, si no dominamos, en algún grado, la lengua que habla. Si son las matemáticas, como bien afirma el autor, con una brecha de conocimientos tan marcada, estamos condenados a la derrota porque las sociedades requieren de todos sus miembros para avanzar.

“Las matemáticas han jugado un papel fundamental en la ciencia moderna y han influido en ella y han sido influidas por ella en forma esencial. Las matemáticas forman, junto con el método experimental, el esquema conceptual en que se basa la ciencia moderna y en el que se apoya la tecnología, con íntimas interacciones entre sí. Sobre estas bases se gestó hace casi cuatro siglos la sociedad industrial y se construye en el presente la naciente sociedad de la información.” 


― Juan Luis Vásquez

El problema de género en la enseñanza, aprendizaje y comprensión de las matemáticas es un tema que tiene raíces profundas en las concepciones y estereotipos que eran aceptados por las generaciones que nos antecedieron y que hoy luchamos por erradicar. Aún sigue siendo notorio el bajo número de estudiantes mujeres en las facultades de ciencias e ingenierías relacionadas con esos trabajos que más demanda tienen en la actualidad.

“No veo por qué el sexo de los candidatos sea un argumento contra su admisión. Somos una universidad, no un sauna.”


-David Hilbert, matemático

Con la divulgación de estudios y la promoción del conocimiento se aporta a ese objetivo, pero falta aún más. Por ejemplo, pocos saben que luego de 20 años de experiencia como neuropsiquiatra, la doctora norteamericana Louann Brizendine, logró explicar científicamente las diferencias entre el cerebro femenino y masculino encontrando que:

 “Varones y mujeres tienen el mismo nivel promedio de inteligencia, pero utilizan circuitos cerebrales distintos para resolver los mismos problemas.”


― Louann Brizendine

Por tanto, aprender y hacer uso de las matemáticas no es cuestión de género, es cuestión de interés, de gusto, de que sea algo natural para las niñas estudiar y para las mujeres dedicarse a los números, sin que se les confine a trabajos monótonos y poco llamativos, estereotipados por un perfil de intelectual sin vida social.

Video Fundación Lilly

Abordando el tema bajo el título Carreras de hombre y mujeres, leemos varias opiniones interesantes: “Las propias universidades no son ajenas a este problema y se han puesto manos a la obra para paliar este déficit. Faltan mujeres con conocimientos tecnológicos y queremos atraer a esa clase de talento. Si las mujeres no están en igualdad de oportunidades para liderar empresas TIC, la escasez de mujeres en puestos directivos puede consolidarse o crecer”, palabras de Ana Romero Moreno, profesora del departamento de Ingeniería de Organización en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Industrial de la Universidad Politécnica de Madrid.

Por su parte Sandra Dema, profesora del departamento de Sociología e integrante del Centro de Investigaciones Feministas de la Universidad de Oviedo indica que “la falta de atractivo de las carreras de tipo tecnológico para las mujeres está vinculada a la tradicional socialización de género. Si las mujeres no se ven desempeñando ese rol social, difícilmente van a elegir ese camino. Es complicado que una chica quiera estudiar ingeniería si sus compañeras no lo hacen, nadie la orienta hacia esa disciplina, recibe mensajes sociales en contra y, además, intuye que en el futuro va a tener dificultades para su inserción laboral”. Como consecuencia, hay pocas mujeres en este tipo de carreras y, en cambio, “una sobrerrepresentación en otras disciplinas de carácter social y humanístico, especialidades a las que la sociedad atribuye menor valor y reconocimiento”.

El tema es claro, si no estimulamos, si no popularizamos las ciencias exactas y las matemáticas entre las mujeres y los hombres sin distingo de género, la factura será muy alta, no podremos hacer frente al equilibrio y las necesidades que trae consigo la digitalización que avanza de forma acelerada.

Olga Ladyzhenskaya, la matemática soviética rebelde a la que prohibieron estudiar, la mujer que hoy Google rinde homenaje, con sus investigaciones que tienen vastas aplicaciones en el ámbito de la meteorología, por las que hoy se predice con mayor exactitud el movimiento de las nubes en las tormentas y se hacen pronósticos del tiempo más certeros, es una muestra de que las matemáticas no son cosa de hombres ni de mujeres, son un tema de interés para todos.

La creatividad humana tiene uno de sus más valiosos mecanismos para afrontar los problemas y solucionarlos en las matemáticas. La naturaleza está llena de matemáticas, asignarle un género sería ir en contra de nosotros mismos.

Imagen  de Geralt  en Pixabay

Referencias Consultadas

https://acef.cef.es/brecha-genero-profesiones-cientificas.html

https://www.educaweb.com/noticia/2008/11/17/carreras-hombres-mujeres-3308/

https://www.researchgate.net/publication/28055369_Matematicas_Ciencia_y_Tecnologia_una_relacion_profunda_y_duradera

Acerca de la autora:
Msc. Irasema Rivas-González