Tecnología que se apaga por la naturaleza

“La dicotomía entre desarrollo y sostenibilidad es falsa. Sin planeta, no hay economía que valga.”-Al Gore

¿Apagamos las luces, pero logramos algo más? La invitación mundial a apagar las luces entre las 20:30 y las 21:30 del 30 de marzo tuvieron cifras extraordinarias se apagaron 17.900 monumentos en 188 países.

Con el lema ¡Apaga por la naturaleza! otros millones de personas se unieron al llamado de los ambientalistas demostrando su compromiso por el planeta. Un apagón de magnitud mundial y con la divulgación mediática que tiene la llamada “Hora del Planeta”, ha sido efectivo, hoy, es casi imposible encontrar ciudades donde no haya al menos alguien participando de esta iniciativa.

Saber que somos parte de un problema de magnitudes realmente catastróficas, dado el uso poco sostenible que le damos a los limitados recursos que posee el planeta debería hacernos reflexionar.

"Somos la primera generación en saber que estamos destruyendo el mundo. Y podemos ser los últimos que hagan algo sobre el tema"- WWF.Org Clic para tuitear

Contar con energía y electricidad es algo normal en las ciudades, aunque en nuestra propia región, hay pueblos que aún no tienen acceso a este bien tan preciado.
Según datos del Foro Económico Mundial (WEF) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en el mundo aún hay 1.200 millones de personas sin acceso a la electricidad. En América Latina la cifra alcanza los 30 millones de personas concentrándose en países como Haití, Perú, Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia y Guatemala.

Apagar luces, desconectar electrodomésticos y equipos varios, que no se encuentren en uso, de las fuentes de energía son parte de las acciones más básicas con las que podemos contribuir a diario para ayudar a detener el reloj del cambio climático.


#HoradelPlaneta

Este año la convocatoria incluyó otras acciones fundamentadas en el ahorro de recursos que se utilizan para llevarlas a cabo:

Se instó a los ciudadanos a formar parte del #RetoDíaSinCarne ¿Sabía qué se necesitan 15.500 litros de agua para producir un kilo de carne? La otra opción que es más visible tenía que ver con dejar de utilizar plástico desechable o de un solo uso #RetoDíaSinPlástico ¿Sabe qué cada año se vierten 100 millones de toneladas de plástico a la naturaleza? Y la no menos importante, fue dejar de provocar emisiones al movilizarnos con vehículos contaminantes #RetoDíaSinEmisiones. Gran parte de la contaminación y el problema del ambiente radica en el transporte urbano es el causante del 30% de todas las emisiones de CO2. Si no participó de ninguna de ellas, es posible seguir haciéndolo, integrándolos a su rutina semanal o mensual, recuerde que el planeta no se salva con una sola hora de conciencia mundial, ayudamos con las medidas que a título personal tomamos y ponemos en práctica.

Hemos perdido más de la mitad de la vida silvestre en el planeta, en solo 40 años. Clic para tuitear

En las empresas las campañas de concienciación trascendieron del puesto de trabajo al entorno completo, apagar las luces que no se requieren en oficinas con ventanales que proporcionan suficiente iluminación natural, desconectar dispositivos que no están en uso, utilizar vehículos compartidos para ir a trabajar en lugar de un vehículo por persona, utilizar la bicicleta que es el medio de transporte más amigable con el ambiente. Los pequeños aportes cuando se suman son suficientes para lograr cambios visibles.

Xcel Energy en conjunto a un laboratorio de investigación han desarrollado un software que utiliza inteligencia artificial para procesar los datos que reciben de satélites, estaciones meteorológicas y otros parques eólicos del país. De esta manera, consiguen previsiones de altísima precisión de cómo se comportará el viento y el sol, logrando de esta manera que el uso de esta energía renovable sea más eficiente, a un menor coste y se utilice en mayor proporción. En su página web brindan consejos para ahorrar energía y cuidar el ambiente.

Llama poderosamente la atención que los comportamientos básicos y las costumbres de generaciones anteriores, hoy son parte de los “tips” para ser más amigables con el ecosistema. Por ejemplo: “Cree su propia sombra plantando un árbol en una ubicación estratégica en su jardín para evitar que la luz del sol se vierta en sus ventanas.”-Xcel Energy Tip

La innovación sostenible es uno de los caminos que ha tomado con seriedad y compromiso Telefónica para aportar en el cuidado del ambiente.

Según indica el BID, los grandes nombres de la tecnología se han preocupado por el tema del cambio climático. Bill Gates, Jeff Bezos, Jack Ma y otros, han puesto en marcha una organización denominada “Coalición para Energías Disruptivas” (Breakthrough Energy Coalition).
Los fundadores sostienen que los esfuerzos de los gobiernos no son suficientes para conseguir el desarrollo de energías libres de emisiones que pueda detener el cambio climático y evitar el impacto que está teniendo principalmente en países pobres. Hacen el llamado a empresas, inversores, emprendedores y expertos a comprometerse para buscar soluciones conjuntas para afrontar este reto en el campo de la tecnología y la innovación.

La coalición publicó en el 2019 un reporte descargable sin costo, que recomendamos leer, el reporte identifica una lista de posibles “tecnologías de vanguardia” donde los EE. UU. , ya están muy adelantados en ciencia e inversiones. Estas soluciones tienen el mayor impacto potencial en las emisiones de GEI y también son las más prometedoras para la implementación a gran escala.

En América Latina y el Caribe hay emprendedores comprometidos en el desarrollo de tecnologías innovadoras buscando implementar tecnologías orientadas a combatir el cambio climático y mitigar su impacto en nuestro planeta.
¿Cuántas conoce? ¿Apoya alguna? ¿Puede contribuir de alguna manera? ¿Está dispuesto a hacerlo?
Con el soporte y la colaboración de la mayoría podremos ir más allá de apagar por una hora las luces, podemos hacer más para salvar nuestro planeta.

¡Sin planeta en un futuro, no hay tecnología que valga la pena desarrollar hoy!

Imagenes: Pixabay y WWF Org

Referencias Consultadas:

http://www.b-t.energy/reports/advancing-the-landscape/

https://www.horadelplaneta.es/

http://www.wwf.org.pe/nuestro_trabajo/campanas/hora_del_planeta/

La Inteligencia Artificial: un nuevo reto para la lengua española

“La lengua española tiene un reto tremendo por delante. Es necesario que entre todos coloquemos al español donde se merece, también en el mundo digital.” ― José María Álvarez Pallete

Nuestra primera experiencia con la lengua se da mucho antes de nuestro nacimiento, desde que estamos en el vientre materno nos exponemos al idioma de nuestros padres y del entorno que los rodea.  Colocar el español, la lengua que le permite a usted leer este artículo, en el sitial que se merece en el mundo digital es más que una recomendación.  Es una necesidad que se sustenta en la importancia que tiene el segundo idioma con más hablantes en la tierra.

Investigadores del Centro Médico de la Universidad de Kansas presentaron, hace un par de años, los resultados de un estudio que indica que los bebés son capaces de distinguir diferentes idiomas un mes antes de nacer, demostrando que el lenguaje podría comenzar a desarrollarse ya en una fase intrauterina.

Utako Minai, profesora asociada de lingüística de la Universidad que lideró el estudio, indica que a pocos días de nacidos los bebés son ya sensibles a las diferencias rítmicas del lenguaje, lo que muestra una alta posibilidad de que pudieran discriminar lenguajes “incluso antes de nacer”.  Sin dudas, que la lengua materna forma parte de nuestros primeros procesos de aprendizaje como seres humanos. Allí radica su importancia fundamental, en la manera como nos comunicamos en sociedad.

Este descubrimiento por sí solo pudiese considerarse otro dato curioso al que tenemos acceso gracias a la red y al mundo digital. Lo mencionamos porque es ese mismo entorno digital el que amenaza a nuestra lengua, su desarrollo y adaptación si no tomamos las medidas pertinentes frente a la Inteligencia Artificial.

¿Qué está pasando? ¿Sobre qué amenazas escribimos?  ¿Cuál es la relación entre la Inteligencia Artificial y el idioma español? ¿Por qué tanta urgencia respecto al tema?

Para responder a estas interrogantes nos ponemos en contexto. Con el lema «América y el futuro del español. Cultura y educación, tecnología y emprendimiento», hasta el 30 de marzo de 2019 tiene lugar en Córdoba, Argentina el VIII Congreso Internacional de la Lengua Española (CILE), evento que reúne a casi doscientos cincuenta escritores, académicos y expertos lingüistas.  A ese granado grupo hay que agregarle la presencia de profesionales de tecnología digital, expertos en Inteligencia Artificial.

Por primera vez en su historia, el congreso dedica varias sesiones a la Inteligencia Artificial, dato interesantísimo cuando el propio Santiago Muñoz Machado, director de la Real Academia Española (RAE) ha comentado lo que expresaba el ejecutivo de las telecomunicaciones: “Actualmente hablan español más millones de máquinas que de hombres”. Máquinas, dijo, que ya son “capaces de crear variables semánticas. La lengua de la inteligencia artificial tiende a diversificarse y hay que tomar medidas”. Luego de leer estas aseveraciones, la presencia de los ejecutivos de Telefónica en Córdoba tiene más sustento y nos permite inferir que hay discusiones y acuerdos que se deben llevar a cabo dadas estas cifras.

El 27 de marzo de 2019, tuvo lugar la primera sesión de trabajo del congreso, sesión que estuvo enfocada en la Inteligencia Artificial y los retos que presenta para el español como lo conocemos en la actualidad. Durante esta sesión estuvieron presentes José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, y Chema Alonso, el carismático “hacker” que dirige Eleven Paths, quien ejemplificó la importancia de tomar acciones sobre la IA y el español diciendo que: “Dado el crecimiento vertiginoso de los programas de reconocimiento de voz, en el futuro podríamos tener niños con acento Alexa o con acento Siri”.

Foto: RAE

El llamado de atención es serio, básicamente explica un artículo de El País que “si nadie se ocupa del español de las máquinas en Bogotá o Buenos Aires, lo harán en Silicon Valley. Sería como dejar el paso de un idioma a otro en manos del traductor de Google.”  Al seguir leyendo sobre el tema encontramos otra preocupación por la que como hispanohablantes debe interesarnos lo que acontece: “Si las academias, reconoció Muñoz Machado, no elaboran un código que pueda ser aplicado por todas las empresas tecnológicas y garantice la unidad de la lengua, “el español de las máquinas hará que no nos entendamos”. La variante lingüística que empleen “dependerá de la corporación que las cree.”

Por su parte, el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, en su disertación consideró importante que comience a haber desarrollos de inteligencia artificial basados en la lengua española. Así lo ha explicado en el VIII Congreso de la lengua española que se está celebrando en la ciudad argentina de Córdoba. “La lengua española tiene un reto tremendo por delante. Es necesario que entre todos coloquemos al español donde se merece, también en el mundo digital.”  Ha subrayado también que «en estos momentos la tecnología no es lo importante, pues la tecnología está ya aquí. Es el momento de las ciencias sociales y humanidades. Nosotros como sociedad somos los que debemos decidir qué es lo que debe o no hacer la tecnología; tenemos que decidir cuáles son las normas; qué queremos que ocurra en el mundo del lenguaje». (Descargar la nota de prensa)

Fotografía: RAE

“El desarrollo de la inteligencia artificial va a traer como consecuencia inmediata una globalización de la cultura.”


―José María Álvarez-Pallete

En un artículo publicado en la tercera del diario ABC, dio razones para reclamar ese derecho y sitial que se merece el idioma español en el desarrollo de la Inteligencia Artificial y los sistemas de reconocimiento de voz.  Es tal la relevancia que en la página de Linkedin de Telefónica se publica información de su autoría de la que extraemos el siguiente texto:

“El español digital debe tener una serie de características irrenunciables:
En primer lugar, debe preservar la riqueza de su vocabulario, su sintaxis, su ortografía y su capacidad expresiva. La inteligencia artificial aprenderá el lenguaje con el nivel de riqueza que nosotros le queramos enseñar. Es absurdo creer que la comunicación digital es más eficiente si se opta por un uso de la lengua limitado y simplista.
En segundo lugar, debe ser un lenguaje en evolución, es decir, debe mantener la misma viveza en el universo digital que ya ha acreditado en el uso oral o literario, con capacidad, bajo la tutela y el impulso de la Real Academia de la Lengua, para combinar la conservación de los términos ya existentes con la incorporación de nuevos conceptos y usos al ritmo que demanda el cambiante universo digital.
En tercer lugar, debe ser un lenguaje adaptativo, capaz de competir, integrarse e interactuar con ese complejo microcosmos de abreviaturas, modismos, imágenes y símbolos característicos y exclusivos del lenguaje sintético. Y, por último, ha de ser cotidiano y ello supone que su uso digital no sea un exotismo, sino que se incorpore a las herramientas, aplicaciones e instrumentos más presentes en nuestra vida diaria, con la misma accesibilidad que el inglés, de tal manera que usar el español como lenguaje sintético sea algo cómodo e intuitivo. Sumando estos elementos, lograremos que el español reduzca con éxito la brecha que puede abrirse entre el lenguaje natural y el lenguaje sintético.”

El lenguaje es básico para las comunicaciones de toda índole, tal vez sea un bien de uso común, tan común que no le prestamos la debida atención, tan común que lo mancillamos al escribirlo en redes sociales y en los contenidos que inundan la red, pero si nos detenemos a analizarlo cómo herramienta para los negocios digitales con un impacto en el desarrollo de la sociedad de la información, si lo pensamos en función de los negocios e ingresos en tecnología que facilita, es momento de tomar medidas.

Detrás de todas las nuevas propuestas de comunicación entre humanos y robots se requerirán lingüistas, escritores (copywriters y UX writers), creadores de contenido, especialistas en todas las ramas de la lengua española que la defiendan y promuevan.

La frase con la que concluyó su intervención el presidente ejecutivo de Telefónica pidiendo “un sillón en la Academia para la inteligencia artificial”, no es un cierre bonito e infundado para un discurso, es un cañonazo a la conciencia de los que aún no se han dado cuenta que nos jugamos la permanencia de nuestra lengua.

Corresponde a los expertos en desarrollo de tecnologías digitales e inteligencia artificial, y a todos en el sector, prestarles más atención a las componentes de uno de los lenguajes más ricos del mundo, a saber, a la Fonología, Semántica, Gramática (Sintaxis y Morfología) y Pragmática.

El español afronta otro reto, los expertos en tecnología lo saben. Se acerca el momento en que los profesionales del idioma serán tan buscados por las empresas de tecnología como lo son hoy los matemáticos.

¡No deje de estudiarlo y aprender a usarlo correctamente!

Imagen principal: Pixabay

Referencias Consultadas:

https://dirigentesdigital.com/tecnologia/alvarez-pallete-apuesta-por-la-ia-en-lengua-espanola-DG866072

https://www.telefonica.com/documents/23283/145079299/ndp-jmap-congreso-lengua.pdf/ef0c94c6-c2d3-afd4-da0b-1a5932c1ac9c?version=1.0

https://www.abc.es/opinion/abci-inteligencia-artificial-espanol-201903272343_noticia.html

https://elpais.com/cultura/2019/03/27/actualidad/1553724953_568415.html

Acerca de la autora:
Msc. Irasema Rivas-González. UX writer

Competencias Blandas: Técnicas teatrales para el liderazgo

“El líder debe ser práctico y realista, pero a la vez hablar el lenguaje del visionario e idealista.”― Eric Hoffer

No se permiten los teléfonos móviles, se les ha pedido dejarlos afuera en un armario. Un salón con cortinas en todo el ventanal y doce ejecutivos ansiosos, es el escenario que se observa. Los más radicales buscan estrategias para ausentarse. No será tan fácil, el presidente de la compañía llega de forma inesperada, es él quien ha solicitado que todos tomen una capacitación de tres días en la que se dedicaran a ensayar técnicas teatrales y les comunica que asistirá a todas las sesiones. Sí, leyó bien, en esa empresa donde se define a diario el futuro de las telecomunicaciones, esta plantilla cuyo costo por hora es de miles de dólares, dedicarán veinticuatro de ellas a “aprender” a hacer teatro. ¿Perderán dinero? ¿Podrá el resto del personal trabajar sin sus directivos?

La historia es real, ensayar técnicas teatrales para desarrollar las competencias blandas de este equipo que se consideraba ganador, lleno de talentos para el negocio, fue el momento de inflexión para dar inicio a un proceso de transformación digital que marcó un antes y un después en la forma en que se comunicaban con sus colegas y sus clientes, un antes y un después para comprender que la cultura y el humanismo tienen mucho que ver en todo lo que hacemos. Y qué es necesario invertir en esas competencias ― “diferentes” ― que desestimamos por considerarlas de poca monta para el negocio.

Lejos de ser un caso aislado, producto de los deseos de un jefe excéntrico, incorporar metodologías propias del teatro en la formación de los ejecutivos que requieren hablar en público y dar presentaciones con la finalidad de convencer a sus audiencias internas y externas, es una de las modalidades que se están utilizando en lugares tan admirados como el propio Silicon Valley.

https://theatreworks.org/201920-season/the-language-archive/

Ponerse en contacto con las emociones propias es parte natural del trabajo de los actores, algo que muy pocas veces vemos en el ejecutivo promedio al que se le ha enseñado y exigido “dejar las emociones fuera” y ser fuerte para poder triunfar. La competencia empatía se ve reflejada en la medida que somos capaces de comprender las emociones de nuestras audiencias y utilizar ese conocimiento para responder acorde a los objetivos trazados y al momento que vivimos.

Haciendo uso del entrenamiento teatral los lideres que toman el rol de “speakers” u oradores, logran ponerse en el lugar del otro y tener en cuenta sus intereses para construir un mensaje “customizado” generando un gran impacto en quien lo escucha.

Antes de poder “actuar” es necesario conocer las técnicas, comprenderlas y practicarlas, la preparación de una obra de teatro toma semanas que se transforman en meses previos a la puesta en escena. Sorprende que muchos “ejecutivos” se preparan una noche antes para exponer sus planteamientos y estrategias que representan dinero, la imagen de marca de la empresa. Algo debemos aprender del teatro para los negocios, y es allí, donde radica la propuesta de aplicarlo en el entorno directivo.

La capacitación teatral les permite, a esos “ocupados ejecutivos”, ir aplicando y trayendo al mundo empresarial herramientas para el diseño, la preparación y práctica de una presentación de resultados de negocios, de un anuncio trascendental, de un lanzamiento de productos, haciendo responsable de transmitir un mensaje sólido al orador seleccionado.

Pocos tenemos la confianza de un actor de teatro para pararnos, sin nervios visibles, frente a una audiencia de miles de observadores. Las herramientas del teatro les permiten a los ejecutivos ganar confianza en sí mismos, aprender a proyectarse, lograr adoptar una postura corporal positiva y disfrutar durante el proceso de aprendizaje .

“El teatro no puede desaparecer porque es el único arte donde la humanidad se enfrenta a sí misma.”


― Arthur Miller

En el contexto de la investigación sobre competencias blandas y su aprendizaje se ha destacado la relación que existe entre el marketing, las técnicas de venta y el teatro. Se explica la venta como una representación donde la improvisación tiene cabida, siempre y cuando, haya conocimiento y preparación, donde el actor que lleva la ventaja se olvida de sus problemas, sonríe y ofrece soluciones adaptadas a la necesidades y personalidad de su contraparte ante la vista de su público o usuario final.

En materia de competencias blandas un informe de Accenture Strategy sostiene que el desarrollo de habilidades más humanas como la comunicación definen a un buen líder. En su sitio web indican que: “En la era digital, los CEO deben ser los encargados de liderar el reciclaje profesional de sus empleados para que estén listos para adaptarse a los cambios y sean relevantes en el futuro. Esta es una de las principales conclusiones del estudio “Harnessing: Revolution: Creating the Future Workforce” presentado en Davos. Los CEO deben ser conscientes de la importancia de situar a las personas en primer lugar como elemento fundamental del cambio, para crear así la fuerza laboral del futuro.” Establece la firma consultora que el desarrollo de habilidades humanas como el liderazgo, el pensamiento crítico y la inteligencia emocional reduciría considerablemente la posible pérdida de puestos de trabajo derivada de la automatización, esto lo exponen en el White paper titulado: Trabajando con AI: Reimaginando el papel de los humanos. 

A la luz de estos datos, es comprensible y justificable que un CEO sea capaz de invertir tiempo y dinero para hacer justamente lo que las empresas líderes saben, crear una nueva fuerza laboral con competencias blandas para afrontar, desde hoy, el futuro.

Hace algunos meses escribimos un artículo sobre un doctor en Ingeniería Artificial y actor de teatro que desarrolla videojuegos con finalidad educativa. Traemos a colación, el artículo sobre Borja Manero Iglesias porque es un ejemplo claro de que la rigurosidad técnica de las ciencias no riñe con las destrezas que requiere el teatro. Es perfectamente aplicable y simbiótica la dualidad existente, al punto que ese profesional dirige un emprendimiento que se dedica a enseñar a ejecutivos de empresas de tecnología, y de otros sectores, técnicas para presentaciones exitosas, proyección y modulación entre otras.

Las obras de teatro nos ayudan a decodificar mensajes, a detectar comportamientos, a desarrollar habilidades que tenemos dormidas por el día a día, muchas veces son reveladoras de nuestra propios miedos y prejuicios, de comportamientos que nos paralizan y no nos permiten avanzar profesional y personalmente.

Un extracto de una obra que permite decodificar mensajes no verbales y desarrollar habilidades blandas.

Cada 27 de marzo (Día Mundial del Teatro), el mundo dedica un día a repensar el papel del teatro en nuestras vidas, en esta entrada lo vimos desde la óptica del liderazgo, pero existen más perspectivas para observarlo.

El mensaje del Instituto Internacional de Teatro para este año le correspondió al actor cubano Carlos Celdrán, quien en parte del mensaje dice:
“Cuando entendí que el teatro era un país en sí mismo, un gran territorio que abarca el mundo entero nació en mí una decisión que también es una libertad: no tienes que alejarte ni moverte de donde te encuentras, no tienes que correr ni desplazarte. Allí donde existes está el público. Allí están los compañeros que necesitas a tu lado. Allá, fuera de tu casa, tienes toda la realidad diaria, opaca e impenetrable. Trabajas entonces desde esa inmovilidad aparente para construir el mayor de los viajes, para repetir la Odisea, el viaje de los argonautas: eres un viajero inmóvil que no para de acelerar la densidad y la rigidez de tu mundo real. Tu viaje es hacia el instante, hacia el momento, hacia el encuentro irrepetible frente a tus semejantes. Tu viaje es hacia ellos, hacia su corazón, hacia su subjetividad. Viajas por dentro de ellos, de sus emociones, de sus recuerdos que despiertas y movilizas. Tu viaje es vertiginoso y nadie puede medirlo ni callarlo.”

Cerramos este “post” con tres frases que nos recuerdan la importancia del teatro en la sociedad:
“La vida es como una obra de teatro: no es la duración sino la excelencia de los actores lo que importa.”―Séneca
“En una pequeña o gran ciudad o pueblo, un gran teatro es el signo visible de cultura.” ―Sir Laurence Olivier
“La vida es una obra de teatro que no permite ensayos; por eso canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida…antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.” ―Charles Chaplin

En búsqueda de mejorar nuestras debilidades y desarrollar el liderazgo enfocados en la mejora continua es justo hacer uso de distintas herramientas, jamás desdeñe una técnica por miedo a lo desconocido.

Imagen: Pixabay

Referencias Consultadas

https://www.accenture.com/us-en/insights/consulting/reskilling-workforce

https://www.iae.edu.ar/es/LaEscuela/IAEHoy/Paginas/Tecnicas-teatrales-ayudan-a-los-ejecutivos-a-desarrollar-aptitudes.aspx

Sobre la autora:
Msc. Irasema Rivas-González

Machine Learning: lo que está logrando

“El machine learning es la vía de transformación principal que nos está llevando a repensar todo lo que hacemos.” ―Sundai Pichai-CEO de Google

Machine learning está logrando lo que hasta hace pocos años era imposible. Diagnósticos médicos más certeros, predicción de enfermedades futuras en pacientes, análisis de compradores y consumidores que le permiten a los tomadores de decisión identificar la probabilidad de perder clientes y las posibilidades de cierre de ventas. Acceder a comparaciones de ofertas en viajes turísticos y hospedajes de forma instantánea. Obtener respuestas a búsquedas de información en fracciones de segundos, recibir ofertas personalizadas casi de cualquier producto en el que hayamos mostrado interés, cuidar del medio ambiente y hasta confirmar compatibilidad con una potencial pareja.
Al desarrollar un programa de aprendizaje automático precisa de una cantidad inmensa de ejemplos para enseñarle a los ordenadores cómo hacer buenas predicciones. Es decir que el ordenador tomará un conjunto de ejemplos, descubrirá los patrones que hay detrás de ellos y los utilizará para hacer predicciones sobre ejemplos nuevos.

Llevándolo a un caso simple, sería algo así como, lo que hacemos al conocer y convivir durante años con una persona, la experiencia, la repetición de acciones en situaciones especificas nos permite predecir como va a reaccionar, pero no siempre estamos seguros de ello. Este ejemplo sencillo, trasladado al aprendizaje automático se escala a datos exponenciales, una cantidad de datos o ejemplos que la mente humana no puede procesar de la forma rápida y exacta como lo haría una máquina.

Machine Learning crea sistemas que aprenden de manera automatizada, identificando patrones complejos en millones de datos, por lo que le es sencillo predecir comportamientos todo mediante un algoritmo que se va perfeccionando con autonomía con el paso del tiempo. Señalada por expertos como una de las áreas en las que se trabaja actualmente y que cuenta con mayor proyección de futuro debido a sus múltiples posibilidades de aplicación en casi toda actividad en nuestras vidas.

Según Blog Thinkbig de Telefónica “el concepto que hay detrás del machine learning (aprendizaje automático) se basa en modelos de automatización que aprenden a partir del uso de la información disponible a lo largo del tiempo. Por tanto, requiere cada vez menos de intervención humana y mejora su rentabilidad como sistema a lo largo de su vida útil.”
No es de admirar que el deseo y los planes de explotar esta tecnología comercialmente sea tan atractivo para los líderes de la comunidad empresarial. Se antoja para mejorar la propuesta de valor de la empresa al usuario.

Sobre el Machine Learning sabemos que existen dos tipos:
El aprendizaje supervisado, al que a un algoritmo le han agregado etiquetas previamente para que la máquina detecte patrones, y así realice proyecciones o alguna acción.
El aprendizaje no supervisado, que utiliza algoritmos que se modifican solos y no contiene conocimiento “a priori” o datos etiquetados, al procesar realiza sus conclusiones tomando factores de forma indistinta que no tienen ni nombre, ni orden, ni marca.

El aprendizaje automático genera datos interesantes y novedosos sobre comportamiento individual, ciencias, sociedad, emprendimiento, sostenibilidad, mercados laborales, rendimiento deportivo, productividad corporativa y probabilidades de éxito o fracaso en el campo que se nos ocurra siempre y cuando exista un número gigante de ejemplos para comparar y predecir.

Telefónica muestra cómo el aprendizaje automático incorporado a una máquina capaz de “adivinar el futuro cerebral” de un paciente en temas de investigación del Alzheimer.

“El algoritmo instaurado tuvo una eficacia del 81%, una cifra elevada en contraste con los doctores especialistas que utilizan el ojo humano para analizar las imágenes cerebrales. El empleo de esta técnica, además de su alta probabilidad de acierto, hará más rápido el proceso de detección precoz de este tipo de enfermedades.”

Compañías líderes en la gestión de datos como Google, le están dando una importancia superlativa ¿Por qué lo hacen? “Según leemos en su página sobre el tema porque para lograr ser exitosos en sus metas de utilizarlo y aplicarlo, el buscador requiere de una inmensa cantidad de ejemplos para enseñar a los ordenadores cómo hacer buenas predicciones. Con toda la actividad que hay en Internet, ahora tenemos una fuente de ejemplos más amplia que pueden utilizar los ordenadores. Pero no basta con tener muchos ejemplos. No puedes enseñarle simplemente; el ordenador necesita un programa de aprendizaje. De hecho, últimamente el sector ha hecho importantes avances en cuanto a la complejidad y la potencia que pueden tener los programas de aprendizaje.”
Mencionan que: “aún los programas no son perfectos y los ordenadores siguen siendo poco inteligentes, por lo que les es necesario ver muchos ejemplos, numerosas veces, para cambiar los controles digitales y obtener resultados precisos. Aunque esto necesita una capacidad de procesamiento enorme, los nuevos avances en software y hardware también han conseguido que sea posible.”

La inminente masificación y uso de esta tecnología en todo aspecto de nuestra vida hace pensar en la necesidad de personal capacitado y ¿por qué no? En la necesidad de capacitarnos para conocer su funcionamiento básico. 

Con esta finalidad en un curso introductorio, Miriadax ofrece la posibilidad de aprender acerca de los tipos de datos útiles y cómo han de estar formateados para usarlos en el Aprendizaje Automático. Aprender qué es la ingeniería de datos, aplicar algunos de los modelos de Machine Learning existentes a diversos ejemplos de datos y analizar la información que estos nos proporcionan:
https://miriadax.net/web/introduccion-al-machine-learning-6-edicion-/inicio?timestamp=

De igual manera, Google ofrece capacitación para desarrolladores de Machine Learning:
https://developers.google.com/machine-learning/crash-course/ml-intro

Da la impresión de que el Machine Learning funciona imitando el comportamiento humano que implica observar, experimentar, guardar experiencias en nuestro cerebro y en base a esa información acumulada con el tiempo y las repeticiones procuramos predecir y tomar decisiones ante eventos del día a día.

Los datos son necesarios para que las máquinas puedan comparar y predecir en espacios de tiempo reducidos. Las empresas están invirtiendo ingentes sumas de dinero para aplicar estos avances a sus operaciones de negocio, por lo tanto, aprender a utilizar y sacarle provecho a esta tecnología es un nuevo reto que debemos considerar prontamente.

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

Referencias Consultadas:

https://www.google.com/intl/es/about/main/machine-learning-qa/



Nuevas tecnologías para no dejar a nadie atrás

“Hoy en día, naciones, empresas e instituciones de todo el mundo buscan la fórmula para el crecimiento. Una gran parte de la solución está en la innovación sustentable”- Muthar Kent

Utilizar las nuevas tecnologías para no dejar a nadie atrás es una de las propuestas más ambiciosas y loables que tienen los líderes del sector. El plan y la implementación distan mucho de ser sencillos por todo lo que involucran. Innovación, acción, compromiso y deseos de hacerlo realidad no son suficientes, pero contribuyen decisivamente en que se logre.

¿Qué pensaría si le dijesen que el mismo dispositivo que sirve para comunicarse, hacer búsquedas y más, ese todo en uno en que se ha convertido el teléfono móvil puede contribuir a ese objetivo?

A través de la innovación social y el desarrollo de aplicaciones para una vida sostenible utilizando la tecnología se están llevando a cabo diversas iniciativas que contribuyen a la consecución del Objetivo 6 de Desarrollo Sostenible.

Una de las metas del (ODS 6) busca garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento,para todos, con fecha límite 2030.

En busca de acelerar y caminar con pie firme hacia esos resultados el nuevo Plan Estratégico del PNUD llama a una innovación más audaz, explorando las posibilidades que presentan las nuevas tecnologías.

Son cada día más, los interesados en la sostenibilidad que hacen uso de lo aprendido en los “diálogos nacionales para la transformación digital” que convocan al gobierno y al liderazgo de la industria móvil con la finalidad de identificar juntos soluciones en torno al aprovechamiento de los recursos y la innovación en beneficio del desarrollo sostenible.

Un claro ejemplo de ello lo son las herramientas Akvo FLOW y Akvo Caddisfly, ganadoras del Premio de Agua y Saneamiento BID-FEMSA para América Latina y el Caribe 2015 en la categoría de innovación. Akvo FLOW, es una aplicación de telefonía móvil y servicio en línea que permite, de manera confiable, la fácil recolección en terreno y recopilación de datos a gran escala, con e la finalidad de monitorear y evaluar iniciativas de infraestructura y servicios en los lugares más pobres y remotos. Akvo Caddisfly, es un kit de bajo costo y códigos abiertos para smartphones para el análisis de agua potable.

La aplicación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para móviles permite a los usuarios acceder a la información más actualizada sobre el tema, enfocándose en enseñarle como puede contribuir a su cumplimiento y diseñar iniciativas de acción en su área de influencia. Se encuentra disponible tanto para iOS como Android.

Otro desarrollo interesante es Hydro-BID, utiliza programas y componentes de software completamente de acceso abierto (libre de costo), es un sistema de simulación de la hidrología en Latinoamérica y el Caribe.
Es un proyecto pionero a nivel mundial, diseñado para soportar un gran número de usuarios: autoridades gubernamentales a todos los niveles, personal de las empresas de agua y saneamiento, académicos, organizaciones no gubernamentales, público en general. La herramienta es capaz de realizar simulaciones hidrológicas (balance hídrico y cálculo de caudales) para un total de más de 230.000 cuencas delineadas y parametrizadas a lo largo de América Latina y el Caribe.
El sistema fue diseñado para monitorizar y atender problemas de agua en cuencas en las que se tiene muy poca información hidrológica, analizar los defectos de infraestructura (por ejemplo, presas, canalizaciones, carreteras, sistemas de riego para agricultura) en la disponibilidad de agua, y para planificar modificaciones o nueva infraestructura.

Con motivo del Día Mundial del Agua 2019, se utilizó el lema “No dejar a nadie atrás”, sustentado en que todo el mundo debe beneficiarse del progreso como consecuencia directa del desarrollo sostenible. Lo cierto es que, mientras algunos países contamos con agua potable que es utilizada para labores tales como lavar autos o regar plantas, hay millones de personas que viven todavía sin agua potable en sus comunidades, personas que luchan por sobrevivir y prosperar. Otras son victimas de conflictos armados donde los bandos rivales utilizan el acceso al agua como un arma para dominar a sus oponentes.

Vídeo Unicef

Es sorprendente leer que más del 80% del agua usada en todo el mundo no se trata, ya que tratar aguas residuales requiere una gran cantidad de energía, lo que trae como consecuencia que el 9% de estas aguas acaben en los ríos, lagos y zonas costeras de los países desarrollados, lo que crea problemas de salud. Se estima que, en 2025, 1800 millones de personas vivirán en países o regiones donde hará falta agua.

A pesar de todos los esfuerzos que se realizan para crear conciencia y cuidar el agua, en las últimas décadas, su uso ha aumentado y en muchos lugares la disponibilidad es escasa. Más de 80 países de todo el mundo, con un 40% de la población mundial, tienen escasos recursos hídricos y en el 2020 la población mundial se habrá doblado, lo que implica aumento en la demanda y consumo del vital líquido.

Olvidamos que el ciclo del agua y el ciclo de la vida son uno mismo.


―Jacques Y. Cousteau

El uso eficiente de los recursos hídricos, la seguridad hídrica, la modernización de la infraestructura existente, la creación de nuevas infraestructuras y la integración de nuevas tecnologías desempeñan un papel clave a la hora de garantizar una regulación segura y el uso eficaz de los recursos.

Utilizar con conciencia el agua y el desarrollo de herramientas tecnológicas que contribuyan para que todos podamos disponer de ella debe importarnos, sin agua es imposible asegurar nuestra presencia en el planeta.

La innovación social es una de las medidas de prevención y adaptación al cambio climático; la eficiencia energética, la reducción de la contaminación del agua y el reciclaje de ella para otros usos, el saneamiento y el aumento de los cultivos en equilibrio con la capacidad de la naturaleza son áreas donde los especialistas en desarrollo de nuevas tecnologías pueden incidir positivamente.

Tomar medidas individuales para aportar en el uso correcto del agua es responsabilidad de cada uno de nosotros y de todos los días, porque sin agua no hay vida y por ende, no tendremos la oportunidad de ver en funcionamiento esas nuevas tecnologías y modelos de negocios por los que nos esforzamos tanto.

Imagen: Pixabay

Creatividad, Startups, Poesía, Innovación e Inteligencia Artificial, se juntan para sorprendernos

“Los poetas inmaduros imitan; los poetas maduros roban; los malos estropean lo que roban, y los buenos lo convierten en algo mejor.” ―T. S. Eliot

Hace un año, un 21 de marzo, miles de trabajadores fueron sorprendidos por la Startup española Citibox, empresa qué repartió “Terapias poéticas” o pequeñas dosis de poesía en los buzones inteligentes instalados en oficinas de Madrid y Barcelona. El envío masivo de poesía entre sus usuarios no sólo fue innovador, sino que estuvo lleno de creatividad inspiración y sorpresa, para quienes lo recibieron. Con el uso de la etiqueta #CitiPoesia los destinatarios de las 5.700 micro poemas en los buzones inteligentes, promovieron y agradecieron la iniciativa. La historia no quedó allí, traspasó fronteras, se divulgó y se hizo viral ocupando titulares de blogs y diarios digitales, tanto dentro como fuera del continente europeo.

La startup cuya visión y modelo de negocio radica en transformar, en esta era de compras digitales y de recepción de paquetes, los buzones tradicionales para que el usuario reciba paquetes, aunque no se encuentre en el punto de recogida en el momento de la entrega, no dudó en hacer uso de sus recursos y aprovechar la celebración para trabajar en su branding y seguir cimentando su engagement. El buzoneo inteligente de poesía, como lo llamaron quienes lo comentaron, consistió en informar a cada usuario de Citibox, a través de una notificación en la “app” informándole que había recibido un paquete en el buzón de su empresa.

Planificaron y ejecutaron la exitosa estrategia de marketing con la finalidad de demostrar cómo la tecnología favorece el acceso a la cultura.
Citibox repartió dosis de poesía envasadas en frascos de vidrio a través de sus buzones inteligentes. Convencidos y con el firme propósito de fomentar la libre circulación de las ideas por medio de la palabra, la creatividad y la innovación, y contribuir a generar un buen ambiente laboral.


Quizás un artículo sobre la poesía no sea lo más esperado en un blog de tecnología, salvo que se relacione con algún interés que tengamos o seamos aficionados a la literatura, pero hay razones más poderosas para escribir sobre el tema. Su relación directa con la creatividad y la innovación, con las matemáticas, así como la Inteligencia Artificial, son suficientes para dedicarle unas líneas de pensamiento e investigación minuciosa.

Un escrito sobre la Creatividad para la Transformación Digital, de la docente universitaria y experta Beatriz Valderrama del CEPADE de la Universidad Politécnica de Madrid quien explica que, “las empresas se están reinventando para dar respuesta a los retos de la nueva Era Digital. Tecnologías emergentes (Big Data, Cloud Computing, Internet de las Cosas, Industria 4.0) están transformando radicalmente el escenario competitivo, dando lugar a nuevos modelos de negocio, que a su vez requieren nuevos modelos organizativos y nuevas políticas de gestión de personas. Surgen nuevos ecosistemas empresariales basados en la colaboración en redes virtuales distribuidas globalmente.
La dificultad de seguir el vertiginoso ritmo de los cambios tecnológicos y las modificaciones en los mercados suponen un reto de adaptación de las personas en todos los niveles de la organización.
En este escenario, las competencias más importantes a cultivar son la flexibilidad, la pasión por aprender y la creatividad, que son la antesala para la actualización permanente en las competencias digitales. Otras competencias fundamentales son la colaboración, la comunicación intercultural y el aprovechamiento de la diversidad.
La creatividad y la innovación son competencias esenciales para alcanzar el éxito personal y profesional, la sostenibilidad de las compañías, la prosperidad económica y el bienestar social.
La creatividad es la capacidad humana para inventar, generar ideas, crear modelos y productos novedosos y útiles. La innovación es creatividad aplicada. Innovar consiste en transformar ideas en soluciones valiosas en un determinado campo. Por tanto, la creatividad conduce a la innovación.”

La poesía y la tecnología tienen en común la creatividad, la búsqueda de las respuestas a problemas que le interesan al ser humano y el afán por solucionar esas interrogantes les hace converger. No todos escribimos poesía, no todos comprendemos la poesía, porque la poesía sugiere, pasa algo similar con muchos adelantos de tecnología, no los comprendemos, pero sabemos que forma parte del avance de la sociedad.

En el año de 1934, en Estados Unidos se publicó el texto: La poesía de la matemática y otros ensayos.  Su autor David Eugene Smith, matemático y profesor emérito de Columbia University de Nueva York, escribió: “La matemática es generalmente considerada en las antípodas de la poesía, no cabe duda. Sin embargo, la matemática y la poesía tienen una estrecha relación de parentesco, porque ambas son hijas de la imaginación. La poesía es creación, ficción, y la matemática ha sido definida por uno de sus admiradores como la más sublime de las ficciones.”  Esto lo reconocen claramente cada uno de los desarrollos de Inteligencia Artificial que buscan explorar la composición poética, números y letras se llevan muy bien, mejor de lo que creemos.

Xiaoice, chatbot China. Foto: Microsoft.
Poesía e Inteligencia Artificial

Hace solo veinte años que se celebra el Día Mundial de la Poesía, contrasta con los cincuenta años que tienen los programas e investigaciones que perfeccionan la capacidad de la Inteligencia Artificial para escribir poesía.  Algoritmos como RKCP y Microsoft Little Ice (Xiaoice) están escribiendo poesía, algo que para muchos humanos es sumamente complicado, o no nos sale bien.  Siendo la tecnología un reflejo de humanos y al ver lo que puede lograr el Machine Learning emulando una expresión tan relacionada a la esencia del ser, habría que preguntarnos e investigar si ¿Hay humanos que escriben como máquinas? o ¿Máquinas que escriben cómo humanos? En su charla TED Oscar Schwartz nos hace pensar sobre el tema:

Se pueden activar los subtitulos en español (botón inferior color rojo)

Por definición la poesía es la composición literaria que se concibe como expresión artística de la belleza por medio de la palabra, en especial aquella que está sujeta a la medida y cadencia del verso.  Según la ONU, la poesía “es una manifestación de la diversidad en el diálogo, de la libre circulación de las ideas por medio de la palabra, de la creatividad y de la innovación. La poesía contribuye a la diversidad creativa al cuestionar de manera siempre renovada la forma en que usamos las palabras y las cosas, y nuestros modos de percibir e interpretar la realidad. Merced a sus asociaciones y metáforas y a su gramática singular, el lenguaje poético constituye, pues, otra faceta posible del diálogo entre las culturas.”

“Poesía es la unión de dos palabras que uno nunca supuso que pudieran juntarse, y que forman algo así como un misterio.”


Federico García Lorca (1898-1936) Poeta y dramaturgo español.

Según un experto en cultura digital, la fórmula de éxito de este período de cambios consiste en crear una empresa emergente y añadirle Inteligencia Artificial. Sugiere que debemos ser más abiertos al aprendizaje y a la creatividad, siendo esto así, se hace necesario revaluar la relación que tenemos con las competencias blandas para lograr potenciar nuestra capacidad creativa.

Nuestra lógica, las métricas, las matemáticas exactas, la innovación, creatividad e Inteligencia Artificial en silencio nos piden que: dejemos que la poesía nos sorprenda.

Imagenes : Pixabay, Citibox

Referencias Consultadas:

https://nmas1.org/news/2018/04/27/ia-poema

https://www.larazon.es/cultura/el-dia-mundial-de-la-poesia-llega-a-las-empresas-GK17950161

Acerca de la autora:
Msc. Irasema Rivas-González

Inteligencia Artificial para hacer a los humanos felices

“La felicidad es la única cosa que se multiplica cuando es compartida.” ― Albert Schweitzer

La inteligencia Artificial está siendo desarrollada para hacerse presente en casi todo aspecto de la vida e interacción humana, inclusive en la felicidad.  Un sentimiento que parecía, hasta hace poco, ser un tema exclusivamente humano, se perfila como un objetivo claro de los llamados robots sociales.

Todos deseamos ser felices y hacemos lo posible por lograrlo, y aunque no es un tema muy popular, por el momento, hay un número creciente de entusiastas e inversionistas trabajando en investigación y desarrollo de IA para hacer felices a los humanos.

En torno a la felicidad gira una industria que interconecta a otras, lo que sucede es que usualmente estamos demasiado ocupados tratando de ganar dinero para ser felices o siendo felices y lo ignoramos.

El impacto de la felicidad en las vidas es tal, que tiene reconocimiento internacional, jugando un rol importante en la vida de las personas. Por ello, desde el 2013 la ONU proclamó el 20 de marzo el Día Internacional de la Felicidad.

Es un día para ser feliz, naturalmente pero ¿Qué tiene que ver con la Inteligencia Artificial? Para responder conozcamos a Pepper, el robot programado para reconocer las emociones de las personas, siendo capaz de entender las expresiones o tonos de voz. Un robot creado para hacer a la gente feliz. Esta creación es producto de las ideas e inversiones que apoya Masayoshi Son, uno de los hombres mas poderosos y visionarios de la industria tecnológica que tiene una clara determinación: seguir invirtiendo en inteligencia Artificial para facilitar la vida de las personas y por supuesto que para ganar dinero.

“Nuestro principal objetivo es fabricar robots que puedan conseguir que la gente sonría”


―Masayoshi Son

Sobre este empresario la revista Fast Company ha publicado: “Nadie en el planeta hoy está en una posición mejor que Son para influir en la nueva ola de tecnología”. “Ni Jeff Bezos, ni Mark Zuckerberg, ni Elon Musk. Ellos pueden tener el dinero, pero no la mezcla de ambición, imaginación y coraje de Son”.

Explicar con palabras la conexión emocional de un robot y una persona es una tarea difícil, lo que si podemos comentar es que Pepper, el robot, está siendo utilizado en retail y otros sectores con éxito, es muy popular entre los entusiastas de la robótica de compañía. No cabe dudas que seguirá dando de que hablar cuando de felicidad e IA se trata.

“La felicidad es la finalidad última de la existencia humana.”


―Aristóteles.
Necesitamos robots felices

La investigadora conferencista y autora de  Robótica e Inteligencia Artificial Marcela Riccillo, quien es Doctora en Informática por la Universidad de Buenos Aires (Argentina), destacó durante una conferencia en TEDxBarcelona: El futuro de la tecnología y la sociedad (2013)la necesidad de desarrollar robots felices.

Durante el World Robots Summit 2018 (es un “Desafío y Expo” que reúne a la Excelencia en robótica de todo el mundo, para promover un mundo donde los robots y los humanos vivan y trabajen juntos con éxito.) se hizo mucho énfasis en la robótica para la felicidad.

En la Academia se investiga y desarrolla robots que hacen felices a humanos

“El Grupo de robots personales de MIT se centra en desarrollar los principios, las técnicas y las tecnologías para los robots personales. La doctora Cynthia Breazeal y sus alumnos realizan una investigación que promueve el estado de la técnica de los robots robot socialmente inteligentes que interactúan con los humanos para promover beneficios sociales e intelectuales, trabajan junto con los humanos como compañeros, aprenden de las personas como aprendices y fomentan Interacción más interesante entre las personas. Un trabajo más reciente investiga el impacto de la Interacción Humano-Robot (HRI) personalizada a largo plazo aplicada a la calidad de vida, salud, creatividad, comunicación y objetivos educativos. La capacidad de estos sistemas de robots para interactuar de forma natural, aprender y cooperar eficazmente con las personas se ha evaluado en numerosos experimentos con seres humanos, tanto dentro del laboratorio como en entornos reales.”

Una profesional que se interesó por los robots personales desde que vio la Guerra de las Galaxias, hoy en día, dirige una de las unidades más importantes de investigación sobre IA del mundo, nos hace pensar que la relación entre esta disciplina y la felicidad no es hecho fortuito.

MIT Grupo de investigación de robots personales

La felicidad es parte importante de la vida, la tecnología contribuye a nuestra felicidad de diversas maneras, por tanto, todo avance de la Inteligencia Artificial para procurar hacer felices a los humanos tendrá un creciente mercado que, aunque incipiente, parece ser la próxima gran innovación de la que hablaremos todos.

Imagen Principal: Pixabay

Fuentes consultadas:

https://www.fastcompany.com/90285552/the-most-powerful-person-in-silicon-valley

https://robotic.media.mit.edu/portfolio/aida/

https://www.wnyc.org/story/money-talking-one-man-100-billion-vision-future/

Acerca de la autora:
Msc. Irasema Rivas-González

Inteligencia Artificial: Primer capítulo

“La productividad y la eficiencia son para los robots. Los humanos saben hacer preguntas bien, ser creativos y crear experiencias. Cooperación no competición. Trabajamos con ellos, no en contra de ellos.” ―Kevin Kelly

El primer capítulo de un libro nos permite saber si seguiremos o no leyéndolo, para un autor es la base de su relato. Las primeras páginas suelen ser las más difíciles de escribir porque usualmente se carece de referencia previa para hacerlo, estamos frente a lo desconocido, sabemos que deseamos hacer e intentamos hacerlo para llegar a esa última página. Igual sucede con la Inteligencia Artificial en este periodo, estamos al inicio de todo y compartimos la pregunta que se hace Kevin Kelly ¿Dónde nos llevará a futuro?

La visión de Kelly, fundador de la Revista Wired y un reconocido experto en temas de cultura digital, se orienta hacia la adopción de la Inteligencia Artificial, sustentando su planteamiento en la influencia que tienen todos los desarrollos e inversiones en IA en lo que se ha llamado la Segunda Revolución Industrial (planteamiento explicado con detalle en su famosa Charla TED).

Al referirse a la Inteligencia Artificial, de forma analítica la descompone y expone que los desarrollos de IA son muy específicos, tanto como lo son ellas (diversas Inteligencias Artificiales) por sí mismas. Convence cuando señala que cada IA creada cumple una función específica, “no lo hace todo”, han sido desarrolladas para facilitar procesos puntuales y dar respuesta a problemas.

Sabiendo esto ¿Por qué es tan complejo para los humanos comprender la Inteligencia Artificial? Partiremos por nuestra propia naturaleza, somos emocionales, nos llenamos de prejuicios e ideas sin confirmarlas, creemos en mitos, no somos expertos en el tema, nuestra inteligencia se supedita a nuestra condición natural que no es perfecta y por último, porque estamos leyendo y escribiendo a la vez, el primer capítulo de la Inteligencia Artificial.  Todos sabemos que antes de que se publique un documento o libro, hay muchos borradores que van editándose y puliéndose hasta llegar al manuscrito final. Hace sentido comprender qué en esta etapa de creación y desarrollo “beta”, siempre aparecerán nuevas versiones mejoradas de lo que hoy se sabe sobre Inteligencia Artificial.

En su charla TED, Kelly plantea esta aseveración con razonamientos que se fundamentan en la propia naturaleza de la inteligencia humana, la que compara con una sinfonía con base en diferentes notas.  El investigador enumera tres factores por los que es complejo para nosotros:

Primero, nos dice que comprendemos muy mal lo que es la IA porque la vemos como un todo y no llegamos a ver los diferentes tipos que hay. Y porque nuestra concepción de inteligencia humana está de alguna manera sesgada por el concepto de IQ y olvidamos que hay al menos cien tipos de inteligencias.

En segundo lugar, que la Inteligencia Artificial está siendo utilizada para contribuir con la 2da. Revolución Industrial que responde a la fórmula de las Startups en los próximos años:

Startups = X + IA

Fórmula de Startups


Estamos y seguiremos transformando la sociedad en la medida que integramos a cualquier desarrollo o actividad la inteligencia artificial para hacerla más eficiente y puntual.

El tercer factor, propone que al tomar la Inteligencia Artificial y darle forma obtenemos robots que se desarrollan para hacer los trabajos que hemos identificado que podrían mejorarse (procesos repetitivos, procesos de búsqueda, gestión de volúmenes inmanejables por un humano, etc.), dando lugar a la creación de nuevos trabajos para los humanos que deben supervisar y dirigir a este tipo de inteligencia artificial.

Vale la pena mencionar que por el momento se acepta la tipología de la Inteligencia Artificial según Arend Hintze:

Tipo I AI: Máquinas reactivas
Tipo II AI: Memoria limitada
Tipo III AI: Teoría de la mente
Tipo IV AI: Autoconciencia

Desarrollos que apuntan a perfeccionar la habilidad para actuar como lo seres humanos, tratar de pensar como humanos (Sistemas Cognitivos), pensar racionalmente (Leyes de Pensamiento), actuar racionalmente (Agentes Inteligentes), se encuentran en los laboratorios de universidades y empresas del mundo entero, por lo que cada vez, es menos lejana la idea y el mito de que los robots son para las series cinematográficas o la literatura de ciencia ficción que atrae a un público específico.

Un estudio del Centro de Investigación Económica y Empresarial (CEBR) y Redwood Software, indica que en materia de inversión en investigación y desarrollo necesarios para la automatización robótica Estados Unidos es líder, su inversión en robótica es USD $ 732 billones. China no se queda atrás, la robótica es una de las diez áreas prioritarias en su estrategia “Made in China 2025”, cuya visión es remodelar la base industrial del país para orientarla hacia áreas más intensivas en tecnología.

Estamos siendo impactados y lo seremos aún más, por la Inteligencia Artificial, en especial cuando utilizamos un teléfono inteligente para realizar un sinnúmero de actividades que son consideradas “normales”, obviando todo el desarrollo científico y de investigación detrás de los resultados que obtenemos con solo tocar con nuestros dedos la pantalla táctil.

Aún tenemos tiempo de integrarla con conciencia a nuestras competencias, porque el primer capítulo de la Inteligencia Artificial apenas se está escribiendo.

Referencias Consultadas:
https://theconversation.com/understanding-the-four-types-of-ai-from-reactive-robots-to-self-aware-beings-67616

Imágenes: Pixabay

Filosofía de la Inteligencia Artificial

“Los que ignoran la filosofía están condenados a reinventarla … mal. Aquellos que también son ignorantes de la computación harán un lío de filosofía aún peor. ¡Los que saben de computación no necesariamente evitarán los errores filosóficos!” ―Aaron Sloman

Todo lo que se inventa y produce―incluyendo la Inteligencia Artificial― debería plantear un dilema moral básico en la vida del ser humano: ¿Se debe hacer?  La respuesta a esta pregunta siempre dependerá del individuo. Es un problema filosófico que plantearía las ventajas y desventajas, así como las repercusiones de lo que se pretende hacer.

La interrogante de carácter dicotómico, es una de las menos formuladas en una era llena de avances y redes sociales. Con sólo considerarla antes de publicar un mensaje, responder a una publicación en redes sociales, seguir a un influenciador o diseñar una aplicación, se evitarían malentendidos, problemas de derecho de autor, demandas y sobre todo afectar a otros, fomentar la convivencia pacífica, esa convivencia no hace distingo entre lo online y lo físico, supone que ambos se entrelazan cada vez más.

Partiendo de la acepción básica de la filosofía, conocemos que es el estudio de una variedad de problemas fundamentales acerca de cuestiones como el conocimiento, la moral, el lenguaje, la verdad, la belleza, la mente y propiamente la existencia. Sabiendo esto ¿Cómo relacionamos ese estudio con la Inteligencia Artificial? Sería adecuado iniciar con una premisa básica, “toda aplicación de IA presenta dilemas éticos desde que se está conceptualizando”, porque estamos frente a la combinación de algoritmos diseñados por humanos (o copiados y mejorados por máquina siguiendo un primer diseño producto de la mente humana) planteados con el propósito de crear máquinas que presenten las mismas capacidades que el ser humano.  Estamos, de alguna manera, frente a la posibilidad de crear inteligencia a partir de nuestra inteligencia, la que lleva inmersa nuestra moral, nuestros prejuicios y nuestros valores.

En esencia los desarrollos de IA reflejan nuestra humanidad y sí ya de por sí, tenemos problemas de convivencia por esa misma “cualidad humana”, es lógico inferir qué con máquinas emulando a humanos, gran parte de los conceptos éticos fundamentales que aún no se solucionan o de los valores que se han perdido o relajado en nuestra vida diaria toman relevancia.

El asunto se hace más urgente cuando leemos que la consultora Gartner predice que para el año 2020 el 85% de la interacción con los clientes será gestionada por IA, estamos a solo nueve meses de comprobar esta predicción, y equivocarnos en el desarrollo y la implementación de la legislación por no tomar en cuenta la filosofía, sería realmente catastrófico.

De igual manera, la firma consultora hizo pública su estimación del valor del mercado de la IA, sugiriendo que la Inteligencia Artificial podría llegar a representar 127.000 millones de dólares en 2025. Y haciendo énfasis en que son las dos potencias comerciales más grandes (China y Estados Unidos) lideran estas inversiones y están por así decirlo, peleando una guerra fría por el liderazgo en la materia. 

Los problemas filosóficos son fundamentales para afrontar la incorporación de sistemas inteligentes y de robots para la compañía de personas o para darnos la bienvenida en una tienda o empresa. Situaciones como esta nos hace preguntarnos ¿Cómo debemos tratar a los robots? ¿Qué lugar tendrán en nuestras vidas? ¿Seremos éticos en su uso? ¿Quién regulará esta materia?

Veamos el caso de AIBO el perro robot mascota (me es de mucha cercanía porque formé parte de los propietarios de dos modelos en versiones previas al actual y lo conozco de primera mano), aunque sabemos que es una máquina, es casi imposible que se interactúe con él sin mostrar emociones, sin manifestar emociones y sin “hablarle” para darle instrucciones. Lo hacemos y lo cierto es que, tras esa interacción hay muchos temas filosóficos que resolver. ¿No estamos locos al hablar con una máquina? ¿Pero sí está mal visto hablar consigo mismo en voz alta y en público? Existiendo personas para hacerle compañía ¿Por qué preferiríamos invertir en un robot de compañía en lugar de pagar por el servicio de otra persona? ¿Cómo reaccionan entre ellos los robots? ¿Por qué y cuándo desconectarlos? Hay muchas interrogantes que solo desde la perspectiva filosófica y ética podremos afrontar.

Vídeo: Canal Unbox Therapy
FILOSOFÍA E INTELIGENCIA ARTIFICIAL

Cuando leemos acerca de Filosofía e Inteligencia Artificial asumimos que se trata de desarrollos innovadores y recientes, dado el auge que ha tenido durante los últimos cuatro años, haciendo parte de los celulares, asistentes virtuales y otros productos de tecnología de consumo que están en manos del ciudadano común. Muy lejos de esa supuesta novedad, desde el año 1971 y antes, se habían divulgado estudios que apuntan con claridad a los desarrollos que hoy son parte del día.

Uno de los más conocidos “White papers” sobre el tema lo firma Aaron Sloman, filósofo e investigador en IA y ciencia cognitiva, (quien ocupó la Cátedra de Inteligencia Artificial y Ciencia Cognitiva en la Facultad de Ciencias de la Computación de la Universidad de Birmingham, y antes de eso, ocupó la cátedra con el mismo título en la Universidad de Sussex y luego de su jubilación, es Profesor Honorario de Inteligencia Artificial y Ciencia Cognitiva en Birmingham), planteó con claridad que, “muchos problemas filosóficos se refieren a la racionalidad o justificación de esquemas conceptuales particulares, conjuntos de creencias, modos de razonamiento, tipos de lenguaje. Para reformular estos problemas en términos de las ventajas y las desventajas para un robot inteligente de este o ese tipo de esquema conceptual, tipo de lenguaje, etc., las aclararán y, espero, estimular la producción de teorías lo suficientemente precisas para ser probadas usándolas para diseñar mecanismos. El hecho de no cumplir con lo esperado será un signo de debilidad en las teorías. He tratado de mostrar, por ejemplo, cómo pensar en el problema de diseñar un robot capaz de percibir y tomar decisiones inteligentes ayuda a poner la lógica en un contexto más amplio y lo pone de manifiesto. La importancia de almacenar información y razonar con representaciones no lingüísticas: esto tiene importancia.”

Parece no afectarnos el tema, hasta que nos damos cuenta de que en las compañías líderes de tecnología de esas dos potencias en IA se están buscando con afán filósofos y personas con estudios en Ética.  Hace un par de días, con el título “La filosofía busca sitio en el mundo laboral”, se publicó un artículo que presenta comentarios de expertos que manifiestan que “el camino que han tomado muchas compañías, relacionado con las posibilidades y riesgos que ofrecen tecnologías como el big data o la robótica y con la gestión de personas en la era digital, es el que está impulsando esta transformación”, refiriéndose a la búsqueda e incorporación al ecosistema empresarial de aquellos profesionales que estudian el pensamiento y la razón. Parte de este articulo dice textualmente: “Empiezan a llamar la atención de las grandes empresas, según varios expertos en carreras profesionales y nuevos trabajos.”

La filosofía de la Inteligencia Artificial no es tan distante ni invisible como hubiésemos creído en otro momento. Vale la pena considerarla, porque es parte del día a día y nos afecta a todos directa o indirectamente. Sin dudas qué el mundo de la IA llegó para quedarse y debemos prepararnos para adaptarnos con la velocidad que entran a nuestras vidas los avances tecnológicos.

Imagen Pixabay

Fuentes Consultadas:

https://cincodias.elpais.com/cincodias/2019/03/15/fortunas/1552673979_365293.html

https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/0004370271900117

http://www.cs.bham.ac.uk/research/projects/cogaff/Sloman.kd.pdf

Acerca de la autora:
Msc. Irasema Rivas-González

¿Trabaja en Tecnología? ¿Sabe lo qué requieren los equipos ganadores?

“Somos mucho más que hardware y software. Somos nuestra experiencia, emociones, pasiones, sueños y esperanzas.” ―Facundo Manes

Responder a las dos interrogantes de este artículo no hubiese sido sencillo antes de investigar y escuchar las propuestas del neurocientífico argentino Facundo Manes, quien durante su presentación para la iniciativa “Aprendemos Juntos” de BBVA, citada por el periódico El País en su versión online.

Tener equipos ganadores en el ecosistema cambiante de la tecnología e innovación se transforma en un reto constante, en muchas ocasiones, es desgastante para todos los miembros del equipo. Da la impresión de que, con cada meta lograda o superada, aumenta el grado de exigencia y expectativas que parecen llevarnos a una eterna dependencia del tan buscado éxito.

Y aunque parezca un comentario que no debería mencionar un artículo que se enfoca en ser ganadores, todo indica que se requieren muchos intentos fallidos, para lograr esa meta exitosa por la que tantas personas se esfuerzan al conformar equipos.

Los equipos ganadores poseen tres elementos que tras años de investigación y estudio han sido identificados por el Neurocientífico Fundador del Instituto de Neurología Cognitiva (INECO) y del Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro en Buenos Aires.

Según menciona Manes: “Hay tres cosas fundamentales que predicen el éxito de un equipo. La primera es que los miembros del equipo tengan altos niveles de empatía. La empatía es un proceso cerebral que nos permite imaginar qué piensa el otro. Por ejemplo, si alguien ganó un premio, yo imagino que está contento. Es una empatía cognitiva. Pero también hay una empatía emocional, que yo puedo sentir la alegría del que ganó el premio. O compartir el dolor si alguien perdió algo. Hay una empatía cognitiva y una empatía emocional. Cuanta más empatía tengan los miembros de un equipo, más posibilidades de éxito de ese equipo. El segundo factor que predice el éxito de un equipo es que, además del líder, haya varias voces dominantes. Es importante el líder, el líder tiene que imaginar el futuro, el líder tiene que estar dispuesto a tomar riesgos, el líder tiene que representar al equipo. Pero, además del líder, tiene que haber varias voces dominantes. Eso impacta en las posibilidades de éxito del equipo. Y el tercer factor que predice el éxito del equipo es la diversidad de género en el equipo.”

BBVA Facundo Manes. Conocer el cerebro…

Todos creemos ser lo suficientemente empáticos en el lugar de trabajo. Con frecuencia reclamamos al líder del equipo “ponerse en el lugar de su equipo”, pero ¿Cuántos y con qué frecuencia nos ponemos en el lugar del líder o del otro compañero? La respuesta sincera a esta pregunta es el inicio de una serie de descubrimientos personales. En ocasiones no somos tan empáticos como creemos ser.

Veamos un poco más de cerca el factor empatía. ¿Qué es la empatía? El blog Psicología y Mente, la define como: “la capacidad de comprender la vida emocional de otra persona, casi en toda su complejidad. Esto no supone necesariamente compartir las mismas opiniones y argumentos que justifiquen el estado o reacción que expresa la otra persona. Ni siquiera significa estar de acuerdo con el modo de interpretar las situaciones con carga afectiva del interlocutor. La empatía está referida entre otras cosas a la escucha activa, la comprensión y el apoyo emocional. Además, la empatía implica tener la capacidad suficiente para diferenciar entre los estados afectivos de los demás y la habilidad para tomar perspectiva, tanto cognitiva como afectiva, respecto a la persona que nos expresa su estado emocional.”

Un líder y varias voces dominantes.

En los equipos multidisciplinarios donde los roles se intercalan y cambian de acuerdo con el requerimiento o proyecto, es bueno comprender que las personas competentes no necesariamente son buenos líderes y los líderes natos usualmente saben qué hacer con la autoridad y les gusta estar a cargo, les es fácil asumir compromisos y responsabilidades con tal de poner a andar lo que les atrae.  Varias voces dominantes en diferentes especialidades y un mismo líder, parece ser un escenario conflictivo, pero si el líder y los dueños de esas voces tienen la capacidad de conectar con los otros miembros del equipo, liderar en colaboración; las personas de forma natural, querrán seguirlos.

Inteligencia Colectiva

Finalmente, la diversidad de género aparece como el tercer elemento que permitirá a los equipos transformarse en ganadores. contar con visiones complementarias y maneras de resolver los problemas desde punto de vista diferentes. Estudios muestran que las habilidades como la resolución de problemas y la creatividad se incrementan significativamente y los equipos que tienen al menos una mujer superan a los enteramente masculinos en pruebas de inteligencia colectiva.

Integrar equipos es cosa de humanos, es preciso romper esas barreras mentales que limitan, porque siempre se ha creído o pensado de alguna forma en particular o por creencias y experiencias previas. Lo cierto es que, el fin último de la tecnología es llegar a todos sin hacer distinciones. Conformar equipos ganadores es necesario para subsistir en el competitivo mundo de transformaciones y cambios en el que estamos.

“Vivimos en un contexto donde el conocimiento es clave para todo: para progresar, para la economía, para los países, para las sociedades, a nivel individual y comunitario. Estamos en la era del conocimiento y debemos invertir en el cerebro de los ciudadanos, nutrirlos bien, darles estímulo afectivo, darles estímulo cognitivo. Porque, si no, no hay igualdad de oportunidades.”


― Facundo Manes

¿Desea conformar un equipo ganador? La pregunta es obvia, la respuesta con acciones encaminadas a lograrlo, no lo es tanto. El doctor Manes, autor de los libros:  El cerebro del futuro y Usar el cerebro, donde explica el funcionamiento de nuestra llamada materia gris, ha compartido tres claves útiles que nos ayudan a conformar equipos ganadores, nos queda pendiente utilizarlas y experimentar las mejoras que traen consigo.

¡Es hora de aplicarlas!

Imagen: Pixabay

Fuentes Consultadas:

https://psicologiaymente.com/psicologia/empatia

https://aprendemosjuntos.elpais.com/especial/la-vida-no-es-la-que-vivimos-sino-como-la-recordamos-para-contarla-facundo-manes/