Afectividad digital, los usuarios y las marcas el 14 de febrero

A las siete y media de la mañana usted llega a la oficina, y, al encender el ordenador, se encuentra con un mensaje en la pantalla deseándole lo mejor este día, el mensaje viene junto a un “donut” en su mesa de trabajo. Sucede igual con todos los compañeros, es un mensaje corporativo que da gusto recibir.

¿Qué decir de su teléfono móvil? A su dispositivo han llegado, uno a uno, mensajes de amigos, familiares y colegas deseándole un día feliz. Formatos visuales, audios, frases, todas hechas por alguien que pensó en agradar a otros.

Mira a su alrededor y los escritorios de sus compañeras tienen flores, chocolates, muñecos de peluche, el silencio habitual se ve invadido por manifestaciones de alegría. Un viernes pintado de rojo y tonos pasteles por doquier.

Esta escena o similares, tienen lugar en millones de oficinas del mundo, donde se intercambian saludos, pequeños obsequios, buenos augurios y múltiples demostraciones de afecto tanto de amistad como de amor.

No es nada nuevo, si existen sitios donde el 14 de febrero no puede pasar desapercibido, son las oficinas. Lo nuevo de esta reflexión, lo es la importancia que, año con año, va adquiriendo la red en todo lo que se refiere a manifestaciones afectivas por “San Valentín”.

Marketing Digital estacional que mueve la red

Apelar a la estacionalidad no deja de ser una táctica útil para los estrategas de marketing, táctica que con el paso del tiempo va escalando otras áreas del ecosistema digital. Y esta es la parte que nos trae hasta aquí.

Si usted labora en el mundo de las telecomunicaciones, marketing digital, ecosistema TIC préstele atención a las demandas que se generan alrededor de algo tan sencillo como el envío y la recepción de mensajes.

El consumo de datos de los diversos segmentos que atiende, la seguridad de los mensajes, la privacidad, el desarrollo de diseño, el copywriting, la visibilidad de los contenidos, administración de redes sociales, todas estas áreas se benefician de una fecha que parece ser “otra más” de ventas de regalitos tiernos.

Analítica, en efecto, analizando los datos históricos del Día de San Valentín, es posible proyectar y usar esa información para que las estrategias de mercadeo, comunicación, contenido y ventas se alineen tanto con el buyer persona como con el usuario real.

Analítica y datos, el ecosistema digital en movimiento

Existen análisis del tráfico en las redes sociales, de la conducta humana en sociedad, durante las fechas en que los humanos demostramos, lo que se conoce como “afectividad digital” que nos permiten corroborar la importancia de esas fechas de estacionalidad a la hora de mover la caja registradora y hacer que los indicadores de negocios superen la tendencia de un día normal.

[“La afectividad es colectiva, sin formas específicas, pero con una forma y una lógica propia, distinta de la lógica racional. El caso es que los sentimientos, lo que existe es una afectividad, general y difusa, que constituye la otra parte de la realidad, aquélla que no es alcanzada por el lenguaje, como siendo cultura y sociedad, la afectividad es aquella parte de la realidad que no tiene nombre”…]―Fernández 2000

La celebración es mucho más que decoraciones u obsequios, los mensajes y diseños que se comparten, realizados por profesionales o amateurs que encuentran en las plataformas digitales y aplicaciones un ambiente propicio para la propagación y divulgación automática de sus diseños.

Una marca, una empresa, de casi cualquier rubro, se verá impactada por la estacionalidad, el consumo aumenta o baja dependiendo de la fecha, el tráfico y demanda de la red junto a otros indicadores, nos permiten, en la actualidad, conocer mejor al usuario final, ese humano con emociones y afectividad al que todos deseamos tener como cliente.

Imagen: Pixabay

Referencias consultadas:
https://blogs.elpais.com/arte-en-la-edad-silicio/2012/10/las-relaciones-afectivas-en-tiempos-de-redes-sociales.html
https://revistas.uam.es/index.php/reice/article/viewFile/9232/9500

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *