Tecnología para narrar historias inspiradoras

«En realidad soy un gran admirador de las anécdotas en los negocios»― Jeff Bezos

Entre los usos más importantes que se dan a las herramientas tecnológicas hoy, está la comunicación y transferencia de ideas en diversas formas, pero, sobre todo, utilizando dispositivos móviles, categoría que refleja un crecimiento constante.

Desde Podcast, blogs, vídeos, asistentes virtuales, aplicaciones para el aprendizaje, MOOCS, hasta llegar a un sencillo tweet, todos tienen algo en común. ¿Sabe a qué me refiero? A la narrativa. A la argumentación para hacer llegar a las masas sus productos y soluciones. A tecnologías y desarrollos, que luego de estudiar el comportamiento humano básico, hacen uso del modelo natural de pensamiento y comunicación para seducir a los usuarios. ¡Y vaya que lo han logrado!

Los desarrolladores de tecnología, siendo observadores natos, se dieron cuenta que los humanos no estamos diseñados para escuchar razonamientos lógicos, formales y complejos. ¡No me mal entienda! podemos hacerlo, pero nos cuesta y obliga a la concentración y por ende nos distraemos o aburrimos rápido.

Narrativa en tecnología ¿Quiénes la utilizan?

Los más renombrados oradores de foros tecnológicos y de emprendimiento del mundo lo hacen: Jeff Bezos, Susan Wojcicki-YouTube, Elon Musk, Richard Branson, Sundar Pichai-Google, Sheryl Sandberg-Facebook Steve Jobs, Bill Gates, Mark Zuckerberg, ellos cuentan historias, cultivan el arte de narrar, y no solo lo hacen en sus presentaciones, lo promueven entre sus empleados y equipos de trabajo.

Los oradores mas inspiradores del mundo no usan presentaciones de power point llena de viñetas y puntos de temas, ellos narran historias que motivan, que se recuerdan, que son memorables. ¿Ha pensado en incorporarlas a su gestión? Siga leyendo, probablemente lo que cuenta este artículo le motive a hacerlo.

Las historias informan, iluminan e inspiran, hacen actuar

Hace unos días compartí un artículo con un gerente de mercadeo, el tema era Jeff Bazos y su prohibición del power point en las reuniones de su empresa. El magnate de la tecnología es un narrador de historias y cree fielmente que al contar una historia vívidamente, en lugar de depender de datos o gráficos, caso de negocios que carecen de emoción al colocarlos en una diapositiva.

Los ensayos o memorándum que se utilizan para presentar un nuevo producto toman la estructura de una narración. Siempre responden a una breve pregunta y llevan en el texto la respuesta escrita de la manera más sencilla posible, de la manera que un cliente lo pueda entender.

Por su parte, en Google, Sunder Pichai y los diseñadores de experiencia siguen creando presentaciones amigables para el cerebro. Tomando muy en serio las recomendaciones de científicos cognitivos que manifiestan que para los humanos es imposible realizar múltiples tareas tan bien como creemos que podemos. El cerebro multitareas que nos vendieron se contrapone al cerebro que luego de ser investigado, permite saber que no podemos hacer dos cosas a la vez y hacerlas igualmente bien.

Una persona que está en un auditorio, no puede leer el texto de la pantalla y escuchar al orador mientras procesa y guarda toda la información en su cerebro, así no funciona nuestra programación ni aprendizaje.

Sabiendo esto, sería interesante que se replantee las próximas presentaciones de negocios que prepare y adopte un estilo de narrativa simple que contenga:

  • Planteamiento del problema (una pregunta puede ayudarle) que se desea resolver.
  • Complicación o nudo de la historia (todos los elementos pros y contras con palabras simples y oraciones cortas)
  • Resolución del problema, respuestas posibles a la pregunta.

Siéntese a pensar que problema debe resolver su solución, luego explique como llegó a ese convencimiento, argumente y finalmente presente la respuesta a esa pregunta en un lenguaje que hasta un niño pueda comprenderlo.

Los puntos clave no inspiran. Las historias sí.

La narrativa funciona en los negocios porque nuestros cerebros están programados para la narrativa, porque las historias son por naturaleza persuasivas. No lo olvide las viñetas son la forma menos efectiva de compartir ideas porque el cerebro no puede hacer bien dos cosas a la vez.

En su libro TED Talks, Chris Anderson escribió: «Esas cubiertas clásicas de diapositivas de PowerPoint con un titular seguido de múltiples puntos de frases largas son la única forma más segura de perder la atención de la audiencia.

Narrar historias en el sector tecnología logra que conectemos con las personas que desconocen la jerga científica, pero que les gustaría utilizar un producto que les brinde una solución y sea intuitivo. Le funciona al hombre que lidera un emporio tecnológico, no sería lógico que el dueño de AMAZON pierda dinero en un método que no le beneficie a su empresa. 

Usar la narrativa en las organizaciones que lideran en el campo tecnológico supone ventajas tales como: eficiencia, promueve el cuestionamiento, discusiones y pensamiento crítico, mayor participación, fomenta el pensamiento estratégico sustentado con razones y hechos, existe un registro histórico de ideas y decisiones. Una nota por escrito (narrativa) proporciona antecedentes y contexto, contribuyen al sistema de gestión de aprendizaje y capacitación de todos en la empresa.

Los laboratorios de investigación y desarrollo se valen de todos los recursos posibles para demostrar que sus hallazgos son válidos. Escribir artículos científicos es de las más populares metodologías de divulgación que tienen los investigadores. 

En un mundo de contenidos y de gente corriendo de un lado a otro con un móvil en la mano solo una buena historia hace que nos detengamos, porque las historias inspiran y conectan con la gente.

Referencias Consultadas:

https://www.inc.com/carmine-gallo/jeff-bezos-bans-powerpoint-in-meetings-his-replacement-is-brilliant.html

https://www.businessinsider.com/amazon-ceo-jeff-bezos-memo-advice-2018-4

https://www.inc.com/carmine-gallo/how-googles-ceo-creates-brain-friendly-presentations.html

Imagen: Pixabay

Acerca de la autora:
Msc. Irasema Rivas-González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *