Texto, contexto, iconos, significados e Inteligencia Artificial

“Saber mucho no es lo mismo que ser inteligente. La inteligencia no es sólo información, sino también juicio, la manera en que se recoge y maneja la información.”  ―  Carl Sagan

Hace poco leía la popular frase “una imagen dice más que mil palabras”, pero lo importante de esta lectura era precisamente que la persona que justificaba la frase, la había escrito, no la colocó en una imagen, era un tweet que en su propia esencia se contradecía porque no llevaba ninguna imagen que apoyara la afirmación.

Con la divulgación y proliferación de contenidos e información, es usual que las personas tomen frases y pensamientos de otros, colocándolos en la red, tal cual fuesen una verdad absoluta. Y son muchos, los que sin evaluar, lo dan por cierto.

Asusta que las personas asumen que las redes sociales son una fuente “confiable” de información, aún cuando no citen fuentes de entero crédito o usen estas fuentes, pero sin haber leído en la totalidad los estudios que avalan lo que dicen que es cierto.

Acostumbrados a recibir información a la medida

Con el advenimiento y popularidad del mercadeo digital y los contenidos, nos han ido “domesticando mentalmente”, condicionando al individuo promedio conectado, a recibir todo lo que se supone nos puede interesar según haya sido nuestra conducta en la red (que investigamos, que nos gustó, que le interesa al grupo o segmento en el que nos ubican, que enfermedades o dolencias podríamos sufrir, a dónde desearíamos viajar y más) durante un espacio de tiempo determinado.

Pocos meditan y mucho menos, toman acciones para comprender cómo los algoritmos de publicación de noticias sirven los contenidos que estamos consumiendo a diario, solo nos llegan y hacemos caso.

Joan Donovan, director del proyecto Tecnología y Cambio Social de la Harvard Kennedy School, profesional especializado en extremismo online y manipulación de los medios, ha dicho que:

«Los algoritmos están diseñados para mostrarnos contenidos que piensan que pueden ser de interés y para hacer que pasemos más tiempo conectados a la plataforma».

Un agente artificial, nos proporciona información y lo hace aun desconociendo que significa, que contexto pudiera cambiar el significado y la interpretación de las imágenes y palabras que está colocando frente a nuestros ojos.  

Recuerde que una palabra, un icono, un símbolo significa algo para usted dependiendo de muchas variables: cultura, experiencias, gustos y circunstancias inesperadas e incontrolables. Algo que hoy nos gusta muchísimo, puede que, de tanto comerlo, llegue a fastidiarnos y con el tiempo podría llegar hasta a desagradarnos.

“La nueva camada de nativos de este mundo digital es tan diestra en el uso de teclados como torpe en la interpretación, en tiempo real, de la conducta ajena, especialmente en lo que respecta a advertir la consternación que provoca la prontitud con la que interrumpen una conversación para leer un mensaje de texto que acaban de recibir.”

― Daniel Goleman

La Inteligencia Artificial tiene límites semánticos

La semántica se refiere a los aspectos del significado, sentido o interpretación de signos lingüísticos como símbolos, palabras, expresiones o representaciones formales. Expertos de todo el mundo no dudan al decirnos que la inteligencia artificial todavía le queda mucho para poder detectar los contenidos de odio y de acoso, ya que se necesita captar mejor los matices y conocer el lenguaje coloquial y todos sus giros.

Por ejemplo, Facebook está en proceso de crear un «órgano supremo» para la moderación independiente de contenidos, en el que los usuarios puedan cuestionar una decisión relacionada con los contenidos si la consideran injusta. Ya que, es casi imposible que los actuales algoritmos detecten el contexto que rodea contenidos delicados como: difamaciones, bromas pesadas y malas intenciones.

Los directivos de desarrollo de esta red social consideran que la inteligencia artificial siempre necesitará la ayuda de seres humanos para detecta, controlar y tomar acciones frente a contenidos maliciosos y que rayen en conductas poco éticas.

Dependiendo del país, del contexto, de la situación actual y de otras variables es muy probable encontrar distintos puntos de vistas en torno a contenidos. Si no lo cree, observe trinos en la red y verá como es sencillo para muchos radicalizar ideas y no permitir que otros piensen u opinen distinto.

"La forma en que vemos las cosas depende completamente de lo que hay en nuestros corazones " ―Maitreya Buddha Clic para tuitear

¿Qué necesita saber el espectador para interpretar una imagen?

Las imágenes no significan nada hasta que aprendemos a darle significado (aprendizaje adquirido, experiencia, legado cultural, etc.). Esto se debe a que la principal y esencial característica de la imagen es su polisemia.

La polisemia, en lingüística se presenta cuando una misma palabra o signo lingüístico tiene varias acepciones. Es esta apertura semántica de la imagen un tema importante, ya que va mucho más allá del lenguaje verbal, y de la interpretación que le dé quien la observa.

Una imagen dice más que mil palabras, una imagen se interpreta en miles de formas, una imagen puede prestarse a evaluaciones y significados errados por su carácter polisémico.

Para dar significado a las imágenes, a los iconos entran en juego en fracción de tiempo, expectativas, deseos, estado de ánimo, formación, atención que le preste y conocimientos con que cuenta, para poder interpretar la imagen, el público observador.

Por otra parte, tenemos las razones por las que se creó la imagen, su propósito e intereses que hay detrás. Toda creación tiene una motivación y las imágenes no escapan a esa realidad.

Tipos de imágenes según la semiótica

A diario vemos miles de imágenes y todas ellas responden a una clasificación que pocos conocen:

  • Cualisignos icónicos: No configuran en la mente del receptor ninguna semejanza con algo existente ni lo interpreta como símbolo.
  • Un cualisigno es llamado también imagen material visual plástica y se diseña para mostrar «puras cualidades visuales, ya correspondan a color, textura o forma, sin que, en ninguno de estos casos, remita a algún existente o norma alguna»(Magariños de Morentin, 2001: 298-299).[1]
  • Legisignos icónicos: Tiene carácter simbólico/conceptual, y su comprensión depende de que el observador conozca el sistema interpretativo en el cual se generó la propuesta visual.
  • El legisigno icónico es “una imagen material visual que muestra la forma de determinadas relaciones ya normadas en determinado momento de determinada sociedad” (Magariños de Morentin, 2001: 299).
  • El sinsigno icónico, o imagen material visual figurativa, es aquel que muestra «una concreta analogía con un existente» (Magariños de Morentin, 2001: 299).  Una semejanza con algo que ya existe y que conocemos.

Conociendo esta clasificación y relacionándola con la inteligencia artificial, el Big Data y las interpretaciones de patrones es saludable recordar que la información que estos procesan viene de un origen humano no perfecto y en los que estará presente el sesgo y la intencionalidad del creador.

“Un narrador no debería facilitar la interpretación de su trabajo. De otra manera no debería escribir una novela, ya que ésta es una máquina de generar interpretaciones.” ―  Umberto Eco

Juan Angel Magariños de Morentín interpretando a otros maestros concluyó: Estamos en el mundo que podemos percibir, percibimos el mundo que podemos enunciar y enunciamos el mundo como nos lo permiten las semiosis (es cualquier forma de actividad, conducta o proceso que involucre signos, incluyendo la creación de un significado. Es un proceso que se desarrolla en la mente del intérprete; se inicia con la percepción del signo y finaliza con la presencia en su mente del objeto del signo.) socialmente disponibles.

El mundo de la digitalización y sus coadyuvantes artificiales la interpretación de signos e imágenes. Utilice sus capacidades humanas, que aún no emulan las máquinas, para intentar comprender esas imágenes que no son nada sin el significado que le damos.

Imagen: Pixabay

Referencia Consultada:
http://magarinos.com.ar/

Escrito por: Msc. Irasema Rivas González

[1] 2001. «La(s) semiótica(s) de la imagen visual». Cuadernos (Revista de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Jujuy) N.º 17,noviembre, 295-320.

Significados: la IA no puede comprenderlos

“Basta con nombrar la cosa para que aparezca el significado bajo el signo.”

―  Léopold Sédar Senghor

Desde que nacemos, lo humanos tratamos de darle significado, y en efecto le damos significado, a casi todo lo que existe, y, es algo que simplemente aprendemos, es innato en nosotros.  No pasa igual con la inteligencia artificial (esa que nos asombra, nos asusta y nos han vendido como apocalíptica.) que es incapaz de manejar los significados, utiliza símbolos que en su propia naturaleza no tienen significado.  ¿Cómo? Sí, los símbolos son construcciones, representaciones de ideas.

Las computadoras (cerebros digitales) usan símbolos (sistemas simbólicos) para procesar, no trabajan con significados. Los significados son básicos para que podamos comprender. La comprensión está relacionada con el grado de inteligencia que se les atribuye a los individuos. Inteligencia se relaciona directamente con comprensión, de forma que lo que estamos llamando inteligencia artificial no es realmente inteligente.  

¿Símbolos?

Wikipedia menciona que un símbolo “es la representación perceptible de una idea, con rasgos asociados por una convención socialmente aceptada. Es un signo sin semejanza ni contigüidad, que solamente posee un vínculo convencional entre su significante y su denotado.”

De igual manera, indica que un símbolo es una figura retórica de pensamiento, por medio de la cual, una realidad o concepto normalmente de carácter espiritual se expresa por medio de una realidad o concepto diferente, entre los que se establece una relación de correspondencia, de modo que al nombrar el concepto simbólico se sugiere o se evoca el concepto real.

“Aprendemos lo que significan las cosas a partir de nuestra cultura y educación individual.”

―John Grinder

No nos compliquemos, busquemos ejemplos de la multiplicidad de símbolos que usamos a diario.:

  • Los iconos de su teléfono móvil
  • Los colores del semáforo
  • Los símbolos patrios
  • La bandera blanca

Todos los significados de los ejemplos, llegan a nosotros por aprendizaje, por experiencia y una vez están en nuestro cerebro somos capaces de decodificar y comprenderlos, hacer cruces mentales para darle un significado de acuerdo a una realidad o contexto.

Una de las maneras más sencillas de comprender cuan importante es la comprensión, se da con los padres primerizos, con el tiempo y la experimentación, aprenden a interpretar los llantos de su bebé, algo que otros no podemos hacer igual.

El mensaje enviado no es siempre el mensaje recibido

―Virgina Satir

Un principio básico de la comprensión se presenta cuando consideramos que no todo significa lo mismo para todas las personas, porque cada cual tiene un punto de vista, su cosmovisión, su propia interpretación, sus limitantes para una persona en un lugar del mundo, un símbolo puede representar algo, para otra quizás no, algo puede ser muy valioso para otra no. Y aún con los temas estandarizados, siempre habrá una interpretación y comprensión muy personal.

Los significados de los símbolos

Un significado es el sentido de una palabra o de una frase (lo que se interpreta, lo que representa, lo que se entiende). Es la manera en la que se ha de entender un objeto, situación o definición. Y a su vez es el contenido semántico (lingüística) de cualquier tipo de signo, condicionado por el sistema y por el contexto de lo expresado.

Al no tener en sí mismos significados los símbolos importan de afuera, desde el exterior ese significado para intentar entender algo, con la limitación de que es imposible tomar un significado y traerlo al sistema como un símbolo (hasta ahora, el significado no puede importarse en forma de símbolos, porque estos nuevos símbolos volverían a requerir interpretación, una espiral sin fin.)

“Symbol grounding”: En la ciencia cognitiva y la semántica, el problema de conexión a tierra de los símbolos pregunta cómo es que las palabras adquieren sus significados y, por lo tanto, está estrechamente relacionado con el problema de qué significa realmente

La cultura y la comprensión

Para comprender, desde el punto de vista de los humanos, los condicionantes culturales entran en juego, y estos son muchos, por lo que sigue estando lejana la comprensión en el contexto de las máquinas por su naturaleza intrínseca.

Una mente no puede entenderse sin la cultura ―Lev Vygotsky Clic para tuitear

El autor de la frase que citamos nos indica que la mente ni el aprendizaje pueden entenderse sin la cultura, pues ésta tiene una gran influencia en nuestro desarrollo.

La información que se divulga en medios sobre productos de inteligencias artificiales que simulan a las de las películas de ciencia ficción distan mucho de la realidad, por lo pronto, debemos pensar en conocer, con propiedad, como funcionan para hacernos una idea de la complejidad de la inteligencia de la que hacemos gala los humanos promedio.

Imagen: Pixabay

Escrito por: Msc. Irasema Rivas-González