Oralidad Digital: cada vez más popular

“La oralidad es la comunicación por excelencia.”

―  Francisco Garzón Céspedes

La voz y el sonido son elementos muy poderosos y han subsistido al paso de los siglos con éxito. Desde tiempos inmemoriales l comunicación oral ha formado parte de la vida en sociedad.

Sonidos que tienen la capacidad de crear imágenes únicas para cada persona, transmiten información que estimula emociones, conecta y hace que el individuo se integre al ambiente.

Voces que comunican cuando se pronuncia una palabra, que dan vida y matizan a través del tono, el significado, la dicción, el tiempo, la pronunciación, la entonación e intención, esos detalles de la lingüística que estudia la prosodia.

Historias de generación en generación

Casi todos, nos hemos asustado con una historia de terror de la boca de un adulto cuando fuimos niños, creyendo cada palabra, con la certeza de que sucedería lo que se nos contó.

Los abuelos tenían un refranero popular para enseñarnos y plantar en nosotros la semilla de las creencias que modifican y modelan conductas humanas.

Las emociones contribuyen a que recordemos un mensaje o a qué conectemos con el emisor, los sonidos, la voz puede influir en la atención que prestemos a una información particular.

Los pueblos indígenas han transmitido de generación en generación sus creencias, mitos y leyendas utilizando la voz, la oralidad, el poder de narrar sucesos e historias.

Aunque parezcan temas de moda la comunicación digital con su Storytelling, con los medios que enfatizan la comunicación oral, solo replican lo que nuestros ancestros han hecho, eso sí, utilizan canales y avances tecnológicos para lograrlo.

De nuestras primeras formas de comunicación

La voz ha permanecido, pese a todos los avances tecnológicos, esto lo explicó muy bien Paul Zumtho, filólogo, crítico literario y escritor suizo que en uno de sus ensayos dedicado a la oralidad remarcó:

“Pese a haber sido durante largo tiempo ignorada por historiadores casi exclusivamente atentos a los documentos escritos, hoy nadie discute la importancia del papel que la voz desempeña en la conservación de las sociedades humanas. En cada grupo social eso que llamamos sus tradiciones orales constituyen una red de intercambios vocales vinculados con comportamientos más o menos estrictamente cifrados cuya finalidad esencial consiste en mantener la continuidad de una percepción de la vida y de una experiencia colectiva sin las cuales el individuo quedaría abandonado a su soledad, si no a su desesperación. «

Zumtho, dedicó su vida profesional a la experimentación y análisis de las cuestiones poéticas que se suscitaban en sociedades con modelos de oralidad secundaria. En su escrito titulado L’écriture et la voix. Le roman d’Eracle (La escritura y la voz. La historia de Hércules) de 1984, de donde extrajimos la cita anterior, examinó el fenómeno comunicacional llamado oralidad.

Contar historias es tan humano que no lo cuestionamos, a partir de lo que se cuenta se crean imágenes para explicar el mundo y para hacernos notar.  

La vida que conocemos está formada por historias que se han repetido innumerable cantidad de veces, cuando esas historias se cuentan, se escuchan y comparten se perpetúan, dando sentido de pertenencia y sociedad.

Oralidad Digital

En un siglo lleno de conocimientos y rebeldía, con un sentido de racionalidad que busca sustento en la tecnología, hay muchas tradiciones orales que se pierden, otras toman una nueva estética, nuevas retoricas que utilizan lo digital para llegar a nuevos públicos.

La oralidad digital tiene como elemento característico que hay un narrador y su público, alternando papeles a diario, en ambos roles hay mucha actividad y dinamismo

Las nuevas plataformas usan con destreza la voz y los sonidos para llegar todos los usuarios que pueden. Existen públicos que participan, interactúan y eligen qué desean escuchar, cuándo lo escuchan y dónde y no se quedan callados, emiten opiniones y siguen compartiendo, difunden y amplían los mensajes orales.

Si le cuesta creerlo piense en los influencers de moda y sus narrativas en esas redes sociales donde se graban y envían mensajes, tanto en directo como grabados previamente.

Oralidad al toque de un clic

Los audiolibros, las especialidades académicas, la literatura y el saber, han encontrado una gran plataforma en la red propiciando la oralidad digital. Con su facilidad para la inmersión en la historia se han popularizado en todos los estratos sociales.

Un usuario de audiolibros conecta con personajes, se emociona, recrea imágenes y lee, aunque no en el sentido completo de su acepción.  Se encuentran al alcance de todos y la oferta parece no tener fin.

Según datos de IAB Spain, más de un 50% de los internautas escucha audio online Clic para tuitear
Imagen: Pixabay

El pódcast, pieza de audio y palabra que se utiliza para singular y plural—​ consiste en la distribución de archivos multimedia mediante un sistema de re-difusión que permite opcionalmente suscribirse y usar un programa que lo descarga para que el usuario lo escuche posteriormente a su difusión original

  • Se le considera al podcast, el hermano menor del audiolibro.
  • Es un audio digital que puede combinar voz, música y efectos sonoros.
  • Normalmente suele presentarse en formato MP3.
  • Las grabaciones en podcast se alojan en un sitio desde donde pueden ser descargadas y/ o reproducidas en directo.
  • Permite un contenido muy variado: noticias, tutoriales y otros contenidos didácticos, piezas radiofónicas, etc., de allí su popularidad y gran auge.
  • No requiere una gran inversión, únicamente un sistema de grabación digital básico

Según Juliana Rueda emprendedora y pionera en audiolibros es una herramienta en crecimiento y con ventajas: su corta duración, contiene metadatos que permiten recuperar información de la interacción con el lector y es más fresco porque puede construirse fácilmente frente a los altos costes de producción del audiolibro.

Un artículo de Telos indica que “tal vez por esta inmediatez, el podcast resulta ideal para autores de no ficción en la difusión de su obra porque, aunque no sea técnicamente perfecto, su discurso tiene completa credibilidad al provenir del propio autor, aunque yo abro la posibilidad… quizá haya aquí espacio para una voz sintetizada próximamente.”

La oralidad nunca se ha ido, ha regresado con mas fuerza potenciada por los avances y la tecnología digital.

¿Ya está aprovechando a la ORALIDAD DIGITAL para su crecimiento profesional?

Imágenes: Pixabay

Referencias consultadas:
https://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/19656/6/cecilia_vallorani.pdf
https://www.escritores.org/biografias/24412-garzon-cespedes-francisco
https://telefonicabusinesssolutionsca.blog/2019/07/23/
http://www.fino.com.mx/noticias.html
https://www.academia.edu/40334577/La_voz_a%C3%BAn_nos_distingue_como_humanos
https://pixabay.com/es/illustrations/hombre-mujer-la-cara-la-cabeza-4460189/

Escrito por: Msc. Irasema Rivas-González

Texto, contexto, iconos, significados e Inteligencia Artificial

“Saber mucho no es lo mismo que ser inteligente. La inteligencia no es sólo información, sino también juicio, la manera en que se recoge y maneja la información.”  ―  Carl Sagan

Hace poco leía la popular frase “una imagen dice más que mil palabras”, pero lo importante de esta lectura era precisamente que la persona que justificaba la frase, la había escrito, no la colocó en una imagen, era un tweet que en su propia esencia se contradecía porque no llevaba ninguna imagen que apoyara la afirmación.

Con la divulgación y proliferación de contenidos e información, es usual que las personas tomen frases y pensamientos de otros, colocándolos en la red, tal cual fuesen una verdad absoluta. Y son muchos, los que sin evaluar, lo dan por cierto.

Asusta que las personas asumen que las redes sociales son una fuente “confiable” de información, aún cuando no citen fuentes de entero crédito o usen estas fuentes, pero sin haber leído en la totalidad los estudios que avalan lo que dicen que es cierto.

Acostumbrados a recibir información a la medida

Con el advenimiento y popularidad del mercadeo digital y los contenidos, nos han ido “domesticando mentalmente”, condicionando al individuo promedio conectado, a recibir todo lo que se supone nos puede interesar según haya sido nuestra conducta en la red (que investigamos, que nos gustó, que le interesa al grupo o segmento en el que nos ubican, que enfermedades o dolencias podríamos sufrir, a dónde desearíamos viajar y más) durante un espacio de tiempo determinado.

Pocos meditan y mucho menos, toman acciones para comprender cómo los algoritmos de publicación de noticias sirven los contenidos que estamos consumiendo a diario, solo nos llegan y hacemos caso.

Joan Donovan, director del proyecto Tecnología y Cambio Social de la Harvard Kennedy School, profesional especializado en extremismo online y manipulación de los medios, ha dicho que:

«Los algoritmos están diseñados para mostrarnos contenidos que piensan que pueden ser de interés y para hacer que pasemos más tiempo conectados a la plataforma».

Un agente artificial, nos proporciona información y lo hace aun desconociendo que significa, que contexto pudiera cambiar el significado y la interpretación de las imágenes y palabras que está colocando frente a nuestros ojos.  

Recuerde que una palabra, un icono, un símbolo significa algo para usted dependiendo de muchas variables: cultura, experiencias, gustos y circunstancias inesperadas e incontrolables. Algo que hoy nos gusta muchísimo, puede que, de tanto comerlo, llegue a fastidiarnos y con el tiempo podría llegar hasta a desagradarnos.

“La nueva camada de nativos de este mundo digital es tan diestra en el uso de teclados como torpe en la interpretación, en tiempo real, de la conducta ajena, especialmente en lo que respecta a advertir la consternación que provoca la prontitud con la que interrumpen una conversación para leer un mensaje de texto que acaban de recibir.”

― Daniel Goleman

La Inteligencia Artificial tiene límites semánticos

La semántica se refiere a los aspectos del significado, sentido o interpretación de signos lingüísticos como símbolos, palabras, expresiones o representaciones formales. Expertos de todo el mundo no dudan al decirnos que la inteligencia artificial todavía le queda mucho para poder detectar los contenidos de odio y de acoso, ya que se necesita captar mejor los matices y conocer el lenguaje coloquial y todos sus giros.

Por ejemplo, Facebook está en proceso de crear un «órgano supremo» para la moderación independiente de contenidos, en el que los usuarios puedan cuestionar una decisión relacionada con los contenidos si la consideran injusta. Ya que, es casi imposible que los actuales algoritmos detecten el contexto que rodea contenidos delicados como: difamaciones, bromas pesadas y malas intenciones.

Los directivos de desarrollo de esta red social consideran que la inteligencia artificial siempre necesitará la ayuda de seres humanos para detecta, controlar y tomar acciones frente a contenidos maliciosos y que rayen en conductas poco éticas.

Dependiendo del país, del contexto, de la situación actual y de otras variables es muy probable encontrar distintos puntos de vistas en torno a contenidos. Si no lo cree, observe trinos en la red y verá como es sencillo para muchos radicalizar ideas y no permitir que otros piensen u opinen distinto.

"La forma en que vemos las cosas depende completamente de lo que hay en nuestros corazones " ―Maitreya Buddha Clic para tuitear

¿Qué necesita saber el espectador para interpretar una imagen?

Las imágenes no significan nada hasta que aprendemos a darle significado (aprendizaje adquirido, experiencia, legado cultural, etc.). Esto se debe a que la principal y esencial característica de la imagen es su polisemia.

La polisemia, en lingüística se presenta cuando una misma palabra o signo lingüístico tiene varias acepciones. Es esta apertura semántica de la imagen un tema importante, ya que va mucho más allá del lenguaje verbal, y de la interpretación que le dé quien la observa.

Una imagen dice más que mil palabras, una imagen se interpreta en miles de formas, una imagen puede prestarse a evaluaciones y significados errados por su carácter polisémico.

Para dar significado a las imágenes, a los iconos entran en juego en fracción de tiempo, expectativas, deseos, estado de ánimo, formación, atención que le preste y conocimientos con que cuenta, para poder interpretar la imagen, el público observador.

Por otra parte, tenemos las razones por las que se creó la imagen, su propósito e intereses que hay detrás. Toda creación tiene una motivación y las imágenes no escapan a esa realidad.

Tipos de imágenes según la semiótica

A diario vemos miles de imágenes y todas ellas responden a una clasificación que pocos conocen:

  • Cualisignos icónicos: No configuran en la mente del receptor ninguna semejanza con algo existente ni lo interpreta como símbolo.
  • Un cualisigno es llamado también imagen material visual plástica y se diseña para mostrar «puras cualidades visuales, ya correspondan a color, textura o forma, sin que, en ninguno de estos casos, remita a algún existente o norma alguna»(Magariños de Morentin, 2001: 298-299).[1]
  • Legisignos icónicos: Tiene carácter simbólico/conceptual, y su comprensión depende de que el observador conozca el sistema interpretativo en el cual se generó la propuesta visual.
  • El legisigno icónico es “una imagen material visual que muestra la forma de determinadas relaciones ya normadas en determinado momento de determinada sociedad” (Magariños de Morentin, 2001: 299).
  • El sinsigno icónico, o imagen material visual figurativa, es aquel que muestra «una concreta analogía con un existente» (Magariños de Morentin, 2001: 299).  Una semejanza con algo que ya existe y que conocemos.

Conociendo esta clasificación y relacionándola con la inteligencia artificial, el Big Data y las interpretaciones de patrones es saludable recordar que la información que estos procesan viene de un origen humano no perfecto y en los que estará presente el sesgo y la intencionalidad del creador.

“Un narrador no debería facilitar la interpretación de su trabajo. De otra manera no debería escribir una novela, ya que ésta es una máquina de generar interpretaciones.” ―  Umberto Eco

Juan Angel Magariños de Morentín interpretando a otros maestros concluyó: Estamos en el mundo que podemos percibir, percibimos el mundo que podemos enunciar y enunciamos el mundo como nos lo permiten las semiosis (es cualquier forma de actividad, conducta o proceso que involucre signos, incluyendo la creación de un significado. Es un proceso que se desarrolla en la mente del intérprete; se inicia con la percepción del signo y finaliza con la presencia en su mente del objeto del signo.) socialmente disponibles.

El mundo de la digitalización y sus coadyuvantes artificiales la interpretación de signos e imágenes. Utilice sus capacidades humanas, que aún no emulan las máquinas, para intentar comprender esas imágenes que no son nada sin el significado que le damos.

Imagen: Pixabay

Referencia Consultada:
http://magarinos.com.ar/

Escrito por: Msc. Irasema Rivas González

[1] 2001. «La(s) semiótica(s) de la imagen visual». Cuadernos (Revista de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Jujuy) N.º 17,noviembre, 295-320.

Proyecto LEIA: Lengua Española e Inteligencia Artificial

“Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo.”

―Ludwig Wittgenstein

Durante los últimos años hemos sido testigos de la proliferación de contenidos en la red, contenidos desarrollados en los dos principales idiomas que se hablan en el mundo.  Una de las grandes interrogantes sobre esta situación se establece por la deformación del idioma con las múltiples faltas ortográficas, composición y estructura deficiente que se ha ido aceptando.

“El lenguaje es una forma de la razón humana y tiene sus razones que son desconocidas para el hombre.” ―  Claude Lévi-Strauss

Ante la posibilidad de que los asistentes personales que utilizan el aprendizaje automático y gran cantidad de bases de datos para generar frases y poder comunicarse con humanos (que en gran parte utilizan un idioma deficiente) estuviesen aprendiendo sin reglas y repitiendo esos errores, las grandes tecnológicas del mundo y la RAE se unieron para darle una respuesta: LEIA el proyecto de defensa para el buen uso de nuestro idioma en un mundo cada vez más volcado a la red.

LEIA, no la de Star Wars

Lleva el mismo nombre del personaje femenino de la saga de ciencia ficción donde se presentó la relación inteligencia artificial-humanos como algo normal en un futuro que parecía lejano, pero no se refiere a lo mismo.

El objeto de LEIA (Acrónimo de Lengua Española e Inteligencia Artificial) es la defensa, proyección y buen uso de la lengua española en el ámbito de la inteligencia artificial (IA) y las tecnologías actuales.

Se juntaron para colaborar con la RAE en este proyecto de protección de uno de los legados inmateriales de la cultura iberoamericana más importante, empresas líderes de tecnología:

  • Google
    Amazon
  • Twitter
  • Telefónica
  • Facebook

Empresas que han invertido e invierten grandes sumas de dinero al desarrollo de sus asistentes Aura, Cortana, Alexa, todas estas utilizan IA para que sus servicios les permitan enfocarse en la satisfacción de sus clientes.

No hay comunicación de inteligencia artificial (asistentes) sin uso de un elemento común, que es indudablemente el lenguaje. Y dada la importancia y la responsabilidad con respecto al futuro del idioma las empresas se unieron para velar y fomentar el uso correcto de la lengua española siguiendo las normas de la Real Academia de la Lengua. Asegurándose como lo hacen las empresas que hacen lo propio en países anglosajones, de que se las reglas sean cumplidas y divulgadas.

«La pluma es la lengua del alma.»  ―Miguel de Cervantes

¿Son necesarias las reglas en el español de la red?

Para todos es conocido que el mundo cambió con las nuevas tecnologías y cambiará, cada vez más, con la inteligencia artificial. Y todos sabemos que consumimos mucha información escrita o hablada, fundamentada en el lenguaje que compartimos, que está siendo utilizado incorrectamente. 

Imagínese que los niños que están aprendiendo a hablar (que no han tenido exposición a normas y reglas estrictas del lenguaje) tengan mas interacción que antes con asistentes virtuales, cuyos repositorios de datos y palabras, se encuentren llenos de malas prácticas en el uso del lenguaje, nos corremos el riesgo de que aprendan de una fuente errada y con ello, desvirtuamos el idioma que se hablará en un futuro (emoticones y frases cortadas, palabras erradas, etc.)

Por otra parte, en las grandes ciudades donde se desarrollan agentes conversacionales y se realiza investigación de tecnología el idioma que prolifera (idioma comercial y científico) es sin lugar a dudas el inglés, estamos corriéndonos el riesgo de que se limite a los hispano-parlantes a esas nuevas tecnologías y recursos investigativos.

No es exclusivo ni excluyente

El proyecto está abierto a todas las empresas tecnológicas que quieran sumarse, por lo que esperamos ver a futuro, más nombres en este listado.

Entre los firmantes de este pacto de colaboración y proyecto ambicioso encontramos que todos se comprometen a utilizar los corpus lingüísticos, diccionarios, reglas vigentes (semántica, gramática, ortografía, morfología) y futuras de la RAE para el desarrollo de sus asistentes de voz, procesadores de texto, buscadores, sistemas de mensajería instantánea, redes sociales y más. 

Apuestan a que el uso correcto del español, guiados por la Real Academia Española, sea el estándar en sus productos y servicios. Y dejan constancia de ello con sus palabras:

«Estamos en un momento crucial en el que tenemos que hacer algo que hicieron nuestros antecesores del siglo XVIII (con los humanos): normativizar la lengua de las máquinas y de la inteligencia artificial (IA). Su lengua tiende a diversificarse y hay que tomar medidas. La IA habla inglés, fundamentalmente, y tenemos que procurar que, poco a poco, el español coja una posición eminente en el mundo de la IA, pero también en el mundo general de las redes»

―  Santiago Muñoz Machado, director de la RAE y presidente de la ASALE

“Estamos expuestos a una avalancha tecnológica sin precedentes, tenemos que asegurarnos de que la inteligencia artificial no solo hable español para que sea una tecnología inclusiva de la que se beneficien todos los hispanohablantes, sino que además lo hable correctamente. Por ello es muy positivo que a través de LEIA ahora podamos aprovecharnos de todos los recursos lingüísticos de la RAE”.

Chema Alonso, Telefónica

«A diario millones de personas acuden a Twitter para ver y comentar lo que está pasando, y con su conversación dar forma a nuestra cultura. Por ello, apostamos por el cuidado de la lengua española y por facilitar que la conversación en Internet tenga lugar desde la corrección y el cuidado que merece una de las lenguas más extendidas. Nuestros esfuerzos irán dirigidos a apoyar a todos nuestros usuarios ofreciéndoles herramientas que les permitan conversar desde el buen hacer y la corrección, y complementen el apoyo que ya se realiza desde la cuenta de la RAE». 

Nathalie Picquot, directora general de Twitter España y Portugal.

No olvidemos que “José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, en el VIII Congreso Internacional de la Lengua Española celebrado en Córdoba, Argentina, el pasado 27 de marzo, alertó, durante su intervención, de la rápida evolución de la tecnología y subrayó la importancia de favorecer el uso del español en esta tecnología, para que no quede relegada a un segundo plano frente a otros idiomas como el inglés, y de entrenar a los algoritmos con los datos adecuados para preservar así el uso de un correcto español.”

Con el proyecto LEIA (Lengua Española e Inteligencia Artificial) se pretende, según Muñoz Machado, velar por el buen uso de la lengua española en las máquinas y aprovechar la inteligencia artificial para crear herramientas que fomenten el uso correcto del español en los seres humanos.

Se marca un precedente importante, el lenguaje es básico para la tecnología y las grandes empresas de tecnología lo saben, con ellos las Academias de la Lengua, del mundo hispanohablante, estarán aportando para que ese bien común se respete en el ecosistema digital.

Imagen: Pixabay

Referencias consultadas

https://www.telefonica.com/es/web/sala-de-prensa/-/la-rae-presenta-el-proyecto-lengua-espanola-e-inteligencia-artificial-leia-en-el-xvi-congreso-de-la-asale

https://www.infobae.com/america/cultura-america/2019/11/08/que-es-leia-el-acuerdo-entre-la-rae-y-6-empresas-tecnologicas-para-velar-por-el-buen-uso-de-la-lengua-espanola/

Escrito por: Msc. Irasema Rivas-González

Asistentes virtuales: voces y personalidades femeninas

“No hay música más deliciosa, más dulce, más poética que la voz de una mujer.”

-Francisco Zarco

El auge de los asistentes virtuales va en aumento, cada vez son más comunes en nuestros entornos. Aunque utilizamos un artículo gramatical masculino (el o los) para referirnos a estos programas, surge la duda ¿deberíamos llamarlas las asistentes virtuales? Siri, Aura, Alexa, Cortana y la asistente de Google, todas son representaciones que emulan a una inteligencia humana (inteligencia artificial especializada) con voz y personalidad de mujer.  

Con tan solo escucharlas, nadie pone en duda que se trata de una voz que nos lleva a pensar en un ente femenino, entra el tema de género que es tan cuestionado y que involucra de alguna manera el ODS #5.(Igualdad de género).

Si bien es cierto, se le ha dado a estas maravillas de la inteligencia artificial y el desarrollo humano, una presencia femenina, no menos cierto es que “evocan” profesiones que se estigmatizaron como trabajo para mujeres “asistentes de …, secretarias de … ,”

Entre los androides y robots, aparecen por ejemplo:

  • Cristine que es una androide que emula la personificación de una maestra de un jardín de infancia.
  • Sophia de Hanson Robotics,  la robot que se presenta en programas de TV y que recibió la nacionalidad de un país.
  • Saya, la robot que fuese concebida para secretaria y maestra en Japón o Jill Watson, un sistema de inteligencia artificial elaborado por IBM para ser el asistente de 300 alumnos durante los seis meses en Georgia Tech.
  • Y cómo si fuese poco, para el 2020, Hanson Robotics comercializará a la pequeña Sophia, hermana pequeña de Sophia y el miembro más nuevo de la oferta robótica de la empresa, tiene 14 «de altura y es concebida como una amiga robot, diseñada para ayudar a los niños a aprender STEM, codificación e inteligencia artificial de forma divertida y gratificante (niños mayores de 8 años).

Robots , evocación masculina

En cambio, se puede notar que el mercado de los agentes artificiales está muy orientado a proponer la personalidad masculina para los robots que realizan o se propone que hagan trabajos más y mejor “valorados”, robots para ciberseguridad, robots investigadores, robots policías, cobots, automóviles autónomos y otros. 

A ciencia cierta no podemos, sin investigación científica que lo avale, proponer una razón, con pruebas, para que esta situación sea así. Lo que si sabemos es que siendo la tecnología una profesión que durante años ha sido liderada por el género masculino es muy natural que los sesgos existentes en los creadores “hombres” se vean reflejados en las inteligencias artificiales que desarrollan, a propósito, o no, simplemente es una realidad.

Si nos vamos al tema de datos y de su gestión masiva, hay una situación que agravará el problema de la tendencia a encasillar a las mujeres a ciertas profesiones y perfiles que se transfiere de forma natural y sin reparos en la concepción de un robot y en los chatbots.

Una inteligencia artificial que se alimenta de datos, buscará patrones para aprender y accionar, si estos patrones están masculinizados, porque tradicionalmente son carreras donde se contratan hombres o porque se tiene una visión errada de que “solo los hombres pueden hacer ese trabajo”, el resultado será que la IA va a seleccionar hombres sin considerar a las mujeres.

Puede que la voz, la confianza que inspiren y la asociación natural de un agente inteligente conversacional amigables, sean los principales motivos para desarrollar IA con perfil femenino para funciones que impliquen comunicación oral, pero el balance, la contraparte masculina debería estar presente. Al final la tecnología refleja y se utiliza en función de lo que la sociedad para la que se ha desarrollado acepta o realiza de manera natural.  Con esta idea en mente, alegamos que la recepción, el secretariado y la atención a clientes como áreas de trabajo no son exclusivas de perfiles femeninos, como tampoco lo es la docencia preescolar, ni la enfermería. 

Por tanto, en la medida que nos adentramos en un período que se hace llamar “Era del Conocimiento” es urgente que los creadores de desarrollos inteligentes y los usuarios recuerden que igualdad de género implica que la representación de los roles profesionales no se encasille a una concepción del siglo pasado, inspirados en la otrora norma laboral.

Imagen: Pixabay

Referencias Consultadas: https://www.elmundo.es/tecnologia/2016/05/17/573aca4f268e3ee75c8b457a.html
https://www.wsj.com/articles/if-your-teacher-sounds-like-a-robot-you-might-be-on-to-something-146254662
https://www.20minutos.es/noticia/456680/0/profesora/robot/secretaria/

Escrito por : Msc. Irasema Rivas-González

Robots y lenguaje: inteligencia artificial que escucha y distingue sonidos

“En resumidas cuentas el mundo no es más que el producto de una acalorada discusión acerca de los límites de la lingüística.” ―  Salvador Elizondo

En París, ese destino turístico lleno de luces, glamour, moda y vivencias idílicas se encuentra, sin que muchos den cuentas de ello, uno de los centros de investigación sobre inteligencia artificial y robots. Nos referimos al Sony CSL París (fundado en 1996), este centro es considerado por sus regentes como una célula de investigación pequeña, pero “en auge”, centro que utiliza herramientas de ciencia compleja, ciencia de datos e inteligencia artificial para investigar cuestiones fundamentales en áreas tan diversas como: comprender y crear música, lenguaje y sistemas de comunicación, sostenibilidad y la dinámica de innovación y creatividad.  En este artículo le echaremos un vistazo a lo que hacen y cómo lo están llevando a cabo.

La investigación en el procesamiento del lenguaje

Su interés principal es investigar cómo las gramáticas de la construcción pueden romper el techo de cristal de las tecnologías lingüísticas actuales y lograr una comprensión semántica profunda y la generación apropiada del lenguaje.  ¿Cómo lo logran? Sus esfuerzos se basan en experimentos innovadores en sistemas de comunicación autoorganizados que investigan cómo un grupo de agentes autónomos puede inventar y negociar sus propios sistemas de comunicación.

Esta línea de investigación es interesantísima porque busca comprender la futura, posible, aparición de “lenguajes de comunicación máquina- máquina”, bajo la premisa de la autonomía de los agentes artificiales en sus procesos de aprendizaje automáticos. Sus resultados podrían dar luz, para hacer frente a situaciones en las que, sin las debidas consideraciones y conocimientos, los humanos demorarían mucho más tiempo que una máquina en comprender que está sucediendo, como fue el caso de Facebook cuando apagó la IA.

Según explica Mike Lewis, investigador del FAIR (Facebook AI Research), explicó a los medios que solo habían decidido que “el interés de la empresa era diseñar dos ‘bots’ que pudiesen hablar con la gente”, no que lo hiciesen eficientemente entre ellos, y fue por este motivo que decidieron exigirles que se escriban entre ellos de forma legible para los humanos, dado este fallo, tomaron la decisión de apagarlos.

Robots, hardware y software

En el centro de investigación de Sony en París se dedican a explorar la evolución del lenguaje humano a través de las interacciones de comunidades de robots autónomos a lo largo de muchos ciclos de interacción. Los robots tienen capacidades perceptivas (incluidas tanto hardware como en software) entre ellas son capaces de escuchar y distinguir sonidos, detectar gestos, moverse e interactuar. Buscando medir las reacciones de los robots a los elementos que no reconocen, cómo responden a la desviación de patrones y otras acciones, eligen conjuntos de parámetros y establecen comunidades que se ejecutan en ciclos de miles de interacciones. De estas interacciones simples y de las respuestas individuales de los agentes, surgen sistemas complejos que en realidad tienen las características de la comunicación en lenguajes naturales.

Una de las interrogantes que está presente en sus estudios es
¿Cómo evolucionó el lenguaje?

¿Cómo evolucionó el lenguaje?

En CSL responden que es una pregunta se encuentra entre los grandes misterios sin resolver y es un desafío científico fundamental. En 1996, el laboratorio se embarcó en darle respuesta, a través de la investigación y con un enfoque radicalmente nuevo. Lo hicieron hace más de 20 años investigando cómo una población de usuarios de lenguaje artificial podría ser capaz de crear su propio lenguaje desde cero, incluyendo palabras, gramática e incluso conceptos.

Dr. Remi van Trijp explica el enfoque que fue pionero hace más de 20 años por el Prof. Dr. Luc Steels.

Desafío científico fundamental

La pregunta ¿Cómo evolucionó el lenguaje? se encuentra entre los grandes misterios sin resolver y en CSL parten de la hipótesis de que el lenguaje es un sistema adaptativo complejo que surge a través de interacciones adaptativas entre agentes y continúa evolucionando para permanecer adaptado a las necesidades y capacidades de los agentes. Exploran esta hipótesis implementando el ciclo completo hablante-oyente, mientras juegan juegos de idiomas situados entre ellos, son observadas las características de los idiomas que emergen.

Tienen en proceso un proyecto que durante la última década aborda esta pregunta directamente y ofrece la posibilidad de una respuesta. El proyecto implica alcanzar vastos objetivos, incluido el objetivo central de formalizar el lenguaje natural, para poder modelarlo.  Lo desafiante es la gran complejidad de todo lo que compone el lenguaje, desde los actos de escuchar, producir sonido, articulación e interpretación, análisis, incompletitud, error, la velocidad a la que tiene lugar todo el proceso.

La complejidad de una investigación se deja ver al poner de ejemplo a un hablante adulto normal probablemente, quien conoce 100 000 unidades de construcción del lenguaje, las que manipula en diferentes condiciones de audibilidad, éxito y fracaso, con hablantes del idioma de un grupo de dialecto similar o muy diferente, muy rápidamente. Y con esas herramientas es capaz de comunicarse e innovar en la forma en que se comunica.

Según el blog del CSL: «La complejidad y los múltiples parámetros que influyen en la transmisión de significado no son la única barrera para crear un modelo exitoso, está el idioma que cambia, cambia, modifica, es dinámico. Surgen nuevos significados, se comparten, se dan cuenta, se extienden, se extinguen, a veces muy rápidamente, o a veces, como en profundos cambios en la estructura del lenguaje, a lo largo de miles de años. El dinamismo, la fluidez del lenguaje, debe ser capturado en un modelo artificial exitoso.»

 ¿Cómo es posible que los agentes puedan innovar, introducir nuevos significados, y estos significados pueden llegar a ser compartidos? ¿Cómo es posible la innovación?

La respuesta a esas preguntas es el objeto de la investigación que realizan. Por lo pronto, sabemos que el simple hecho de concederle a agentes artificiales, la capacidad de comunicarse emulando a humanos con un lenguaje es un paso gigantesco que pocos le prestan atención cuando utilizan los servicios de un “chatbot” o un agente conversacional artificial.

Imagen: Pixabay

Referencias Consultadas:

Escrito por: Msc. Irasema Rivas-González

Lingüística para darle sentido a la inteligencia artificial

“La tecnología, al limitar el contacto interhumano al signo electrónico, empobrece y ahoga ese riquísimo lenguaje extraverbal.” ―  Ryszard Kapuscinski

Elegir una carrera profesional de lingüista, en este momento, es una decisión muy acertada, siempre y cuando se combine con competencias técnicas para trabajar en la industria tecnológica. En la actualidad casi todos los avances e investigaciones en crecimiento trabajan con lenguaje y programación. Los entendidos describen a esta mezcla de saberes como una oportunidad de oro.

En la meca de la tecnología hay una puja constante por hacerse de las mentes más brillantes que ostenten estos conocimientos y puedan ponerlos a disposición de lo que se conoce como lingüística aplicada.

¿Cómo la lingüística dejó de ser una carrera poco atractiva para transformarse en la panacea laboral? Con el auge de desarrollos de inteligencia artificial los investigadores se dieron cuenta de que la comunicación era necesaria y que, con ella, venía incluido el lenguaje como elemento que marcaría la pauta. Si las máquinas iban a comunicarse, forzosamente tendrían que hacerlo tal cual y como lo hacen los humanos.  Y, aunque, las destrezas comunicativas pareciesen ser innatas, lo cierto es que, una gran mayoría de la población no usa correctamente el lenguaje que habla, siendo comunes los errores ortográficos, semánticos y pragmáticos, por lo que se dificulta una comunicación con un agente artificial que no cuente con un corpus lingüístico y el soporte, durante su creación de un equipo de expertos modelando el lenguaje.  

Se dice que algunos solo tienen 300 palabras en su vocabulario de uso diario y que aumenta de acuerdo a la exposición a la lectura que tenga la persona., la edad y los estudios. Ciertamente, esta carencia debe ser subsanada por los que desean formar parte activa de una sociedad cada vez más digital.

Para optar por estas nuevas plazas, que son muy bien remuneradas, se requiere de destrezas comunicativas, amplio conocimiento de lenguaje natural, lenguaje de programación y modelado de conducta y mucha observación de las relaciones interpersonales. Es así como, los antes mal llamados “ratones de biblioteca” saltan a la palestra, al poseer conocimientos para lograr, cual alquimistas, esa fórmula que transforma digitalmente la comunicación alfanumérica en lenguaje comprensible en ambas vías (agente artificial-humano) y que poco a poco se hace algo normal.

No es tan sencillo como pensamos, va más allá de que el candidato sea bueno en redacción u ortografía (error que se comete muchísimo en las empresas, que se ahorran costos colocando como bootmaster, community manager, blogger a una persona que según su criterio sabe escribir bien. Los responsables de la presencia de la marca deben estar formados en algún área de la lingüística y conocer de tecnología, evidentemente.) necesita dominio de lo técnico y humanístico para triunfar, pero sobre todo deben gustarle tanto las personas como las máquinas porque trabajará con ellas.

‘El Quijote’ empleó casi 23.000 palabras diferentes. Hoy un ciudadano medio utiliza 5.000′

―Miguel Sosa

Los profesionales con formación “transversal”, es decir que poseen un enfoque lingüístico, basado en el conocimiento del lenguaje y su estructura (sintaxis, semántica, gramática, ortografía y pragmática) contando a su vez con una sólida base informática.

Amelia Sanz, catedrática de Literatura francesa y Humanidades digitales de la Universidad Complutense de Madrid, quien es la directora del máster en Letras Digitales de la Complutense explica que: “Los estudiantes de letras que son bilingües (expertos en lenguajes naturales y en lenguajes de programación) tienen asegurado un empleo en puestos para los que aún no tenemos ni nombre”, nada mal para quiénes aman el lenguaje y les sale bien lo técnico.

“Las matemáticas significan esencialmente la existencia de un algoritmo mucho más preciso que el del lenguaje ordinario. La historia de la ciencia atestigua que la expresión en lenguaje ordinario a menudo precedió a la formulación matemática, a la invención de un algoritmo.” ―Ludwig Von Bertalanff

La lingüística computacional es un campo dual donde se requieren conocimientos formales en lingüística y se aprende a aplicar este conocimiento en la gestión de inteligencia artificial. Es una de las áreas más prometedoras de la investigación y el desarrollo tecnologico.

Los sistemas de diálogo capaces de manejar múltiples participantes con interacciones robot-humanos precisan de muchísimo estudio y preparación a prueba de “fallos” y de malas interpretaciones. En su gestión de proyectos requieren desarrollar políticas y acciones a seguir en los casos que la conversación asincrónica entre interlocutores no sea como se ha programado y debe existir algún tipo de control para medir y mejorar, sin este no hay evidencia para realizar ajustes.

Caterina Balcells, oficial en jefe de conversación lingüística de la compañía de tecnología de búsqueda Inbenta lo expone de esta forma: “La lingüística está llevando a entender mejor a los usuarios y la forma en que estés comunicando con una empresa. Si podemos desarrollar tecnología que utiliza el procesamiento del lenguaje natural para ayudar a los clientes a encontrar lo que están buscando, entonces se reduce la necesidad de tener una persona hace eso y mejora la satisfacción del cliente.”

En el blog de Inbenta empresa encontramos: “Esa persona con perfil híbrido, entre comunicador, escritor plurilingüe y conocedor de tecnología, será́ responsable de transferir el conocimiento, revisar las consultas de nuestros usuarios que no han obtenido respuesta, tomar acción después de analizar las interacciones reales con humanos, identificar casos de uso que la máquina pueda resolver solita. Se trata de un conjunto de tareas que optimizará nuestra solución para así́ ofrecer un servicio de soporte automatizado más inteligente, a cualquier hora y accesible desde nuestra página web. La persona detrás de la máquina, también conocida como ‘Botmaster’, será el/la responsable de capitanear el chatbot. Este rol ya ha emergido y cada vez es más solicitado”

Existen ejemplos claros de cómo los servicios de Chatbots se integran a la gestión que llevan a cabo multinacionales de gran éxito, tal como mostramos a continuación.

«Gracias al HyperChat de Inbenta, nuestros agentes han conseguido aumentar su productividad en un 25%» ―Juan Carlos Barrera. Project Manager and Advanced Specialist in Digital Channels-Telefónica

Inbenta está mejorando el autoservicio de Movistar, implementando Sofía (avatar personalizado) en su sitio web y también proporcionando una plataforma para el servicio de soporte de tickets a través de Social Netkorks. Movistar es el líder chileno de TELCO. Movistar es parte de la familia Telefónica, con presencia en LATAM.

Tan solo al recordar las innumerables ocasiones en que cometemos errores ortográficos y que no utilizamos los signos de puntuación correctamente nos da una idea de las veces que existe la posibilidad de que un agente artificial con un corpus lingüístico deficiente no cumpla su cometido. Sin lenguaje correcto, sin lingüistas no hay inteligencia artificial en su versión conversacional que funcione correctamente. Allí radica la importancia del manejo del idioma de forma correcta para adentrarnos a un mundo de digital y humano promisorio.

Imagen: Pixabay

Referencias consultadas:
Disponible en : http://www.elcastellano.org/news/la-ling%C3%BC%C3%ADstica-es-un-camino-hacia-el-estudio-de-la-inteligencia-artificial
Disponible en: https://www.inbenta.com/es/customers/movistar/
Disponible en: https://www.inbenta.com/es/blog/sembrar-para-recoger-lo-que-nadie-ve-detras-de-la-maquina/
Disponible en: https://retina.elpais.com/retina/2018/08/03/tendencias/1533301026_725447.html

Escrito por: Msc. Irasema Rivas-González

Chatbots: ¿nos entienden?

“Las tecnologías más profundas son las que desaparecen. Se entretejen en el tejido de la vida cotidiana hasta que no se puedan distinguir de él .» – Mark Weiser  

A través de la comunicación obtenemos información y la facilitamos a otros. Comunicarnos es tan natural en nuestras vidas qué solo, en contadas ocasiones, nos detenemos a reflexionar en la forma en la que se da el proceso. En esa búsqueda y entrega de información, propia de los humanos, las empresas han acudido a un aliado que tiene más de 50 años, pero que en los últimos 10 años ha tomado relevancia y en los 2 últimos años están en la mayoría de los sitios y redes sociales, y su auge sigue en aumento. Hacemos referencia a los chatbots, una categoría de agentes de conversación que utilizan inteligencia artificial y aprendizaje automático.

Los chatbots son sistemas de software que imitan interacciones con personas reales. Se utilizan para ofrecer información, atención a clientes 24/7 y brindar soluciones a los clientes. Surgen porque es necesario mantener y propiciar la comunicación entre un emisor y un receptor.

Antes de proseguir con el tema que compete a los agentes conversacionales (chatbots), es importante hacer un alto y analizar el proceso de comunicación humana.  Para comprenderlo más fácilmente citaremos a Paul Watzlawick, quién describió una teoría de sistemas centrada en la comunicación conocida como “enfoque interaccional”, un modelo que concibe la comunicación como un sistema abierto en que se intercambian mensajes mediante la interacción.

Es justamente en la interacción y el intercambio de mensajes (información) que se fundamenta la existencia de agentes conversacionales. Sería imposible mencionar a Watzlawick sin mencionar a los axiomas que junto a su grupo de investigadores desarrolló estudiando el proceso de comunicación.

Comunicación Digital y analógica

«Un axioma es una verdad evidente, algo que no requiere demostración,sobre la cual se construye y sustenta un cuerpo de conocimientos. La palabra proviene del griego αξιωμα, que significa “lo que parece justo”.»

En los Axiomas de Watzlawick encontramos información que nos permite entender la existencia de los chatbots. Hemos seleccionado solo dos de estas cinco “verdades evidentes”:

  • La comunicación humana implica dos modalidades: la digital (verbal) y la analógica (no verbal): la comunicación no implica simplemente las palabras habladas (comunicación digital: lo que se dice); también es importante la comunicación no verbal (o comunicación analógica: cómo se dice), lo que se refleja en la corporalidad que utilizo al momento de comunicarme, las señas que hago, la mirada que uso, etc.
  • Es imposible no comunicarse: Todo comportamiento es una forma de comunicación. Como no existe forma contraria al comportamiento («no comportamiento» o «anticomportamiento»), tampoco existe la «no comunicación».

Chatbots

Ahora regresemos a los chatbots, diseñarlos y desarrollarlos responde al deseo particular, de quien los produce, por comprender las nuevas necesidades y motivaciones de los usuarios. Recordemos que estos deseos surgen con los dispositivos digitales y su entorno, sin olvidar que cumplen con su razón primera, a saber, “comunicar.”

La palabra chatbot es un derivado del anglicismo (chat robots) «robots de chat», lo que comprende a agentes artificiales, máquinas que sirven para comunicar de forma similar a la natural o humana. Han existido durante más de cinco décadas, despertando con mayor fuerza a partir del año 2016. En el artículo científico:  Chatbots: changing user needs and motivations (Brandtzaeg P.B., 2017), se mencionan dos razones para el repentino y renovado interés en los chatbots:

  • Los avances masivos en inteligencia artificial (IA)
  • El cambio importante en el uso de las redes sociales en línea a aplicaciones de mensajería móvil (Facebook Messenger, Telegram, Slack, Kik y Viber.) demandando más interfaces de usuario de lenguaje a datos y servicios a través de texto o voz. en la interfaz entre los usuarios y la tecnología; implican cambiar de usuario dinámica y patrones de uso.

Según los estudiosos de la historia de estos agentes, los sistemas de chatbot se originaron con programas como ELIZA en 1996, cuyo objetivo era demostrar la posibilidad de tener una conversación en lenguaje natural con una computadora. Llamados sistemas primitivos, utilizaban la coincidencia de palabras clave, la identificación de contexto mínima, y carecían de la capacidad de mantener una conversación como en la actualidad lo hacen.

Los agentes conversacionales permiten a los usuarios preguntar, responder preguntas, entablar diálogos en su idioma y obtener el contenido o servicio necesario, todo ello, a través de un estilo de conversación muy similar a la humana. Al ser tecnologías desarrolladas por humanos, responden a las intenciones y deseos de sus creadores, quiénes a su vez, se fundamentan en los requerimientos de los usuarios y en sus datos. Cada vez son más aceptados, por lo que el uso de chatbots sigue en franco aumento. Se hacen parte normal de nuestra actividad diaria.

Los chatbots fallan

Se diseñan para recibir la información en lenguaje natural, la que en ocasiones es interpretada a través del reconocimiento de voz software. Con esa información el programa procede a ejecutar uno o más comandos relacionados y así, genera un comportamiento dirigido a objetivos (a menudo en nombre de un usuario humano).

Los que interactúan con nosotros son agentes inteligentes autónomos, reactivos, proactivos y sociales. En su mayoría emplean el aprendizaje automático (redes neuronales profundas) que les permite adaptarse a información nueva o nuevas peticiones en la medida que van surgiendo.

A pesar de ello, aún con los controladores, las aplicaciones de chatbot no son perfectas, muchos de estos sistemas en funcionamiento permiten observar que las interfaces de usuario conversacionales aún implican desafíos importantes, en general, así como para el campo de la interacción humano-computadora (HCI).

Hace unos días realizamos una prueba con un agente inteligente, y más que un fallo de procesos, vimos que el uso que se daba al agente en la página web no era el adecuado, estaba allí con una finalidad, pero su diseño respondía a otro objetivo. La decisión de implementar un agente artificial es mucho más que seguir una tendencia u ofrecer al cliente “lo que pida”, esta decisión implica un análisis profundo de motivaciones, beneficios y medición posterior. No es una decisión sabia instalarlo y dejarlo sin seguimiento.

Los chatbots no comprenden, en el sentido estricto de la palabra, lo que conversan con un humano, pero solucionan grandemente los requerimientos en paralelo de grandes volúmenes de usuarios a la vez, algo que un agente humano no puede hacer.

Referencias Bibliográficas Consultadas:

Disponible en : https://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/01/131230_computadoras_futuro_invisibles_1enero
https://www.bbc.com/news/technology-36225980

Brandtzaeg, P. B., & Følstad, A. (2018). Chatbots: changing user needs and motivations. interactions, 25(5), 38-43
Brandtzaeg P.B., Følstad A. (2017) Why People Use Chatbots. In: Kompatsiaris I. et al. (eds) Internet Science. INSCI 2017. Lecture Notes in Computer Science, vol 10673. Springer, Cham
Brandtzaeg, P. B., & Følstad, A. (2017, November). Why people use chatbots. In International Conference on Internet Science (pp. 377-392). Springer, Cham.
Watzlawick, P., Beavin, J. Jackson, D. (1985). Teoría de La Comunicación Humana, Barcelona: Editorial Herder.

Imagen: Pixabay

Corpus lingüísticos en aplicaciones de Inteligencia Artificial

Nuestra lengua española es una de las más complejas y es la segunda que más se habla en el mundo. Sitial que ostenta por derecho propio y que con el desarrollo de la lingüística y los modelos de estudio sobre el funcionamiento de la lengua aplicados a las tecnologías de la comunicación se va cimentando cada día. Aunado esto, al creciente interés de los chinos por dominar el lenguaje de los países latinoamericanos donde tienen intereses económicos.[1]

Las lenguas usualmente tienen corpus lingüísticos que son conjuntos amplios y estructurados de ejemplos reales de uso de esa lengua en particular.  En temas relacionados a la lingüística computacional se habla de un corpus para referirse al conjunto de (fragmentos de) textos naturales, almacenados en formato electrónico, representativos de una lengua cuyo objetivo es facilitar el estudio científico, “incluyendo información gramatical, léxica y pragmática a la simple secuencia de formas gráficas que constituyen el texto en el sentido más habitual de la palabra.” (Sierra Martínez, 2017)

La lingüística de corpus

Es una rama de la lingüística que basa sus investigaciones en datos obtenidos a partir de corpus, esto es, muestras reales de uso de la lengua con un enfoque metodológico que es posible adoptar desde disciplinas diversas.

En tecnologías del lenguaje se procesan tanto la voz como el texto, el uso de corpus se extiende para crear sistemas de diálogo, generadores de documentos, recuperadores, extractores de información, traductores y resumidores automáticos, que son programas que nos facilitan la vida enormemente. Son tan normales que no pensamos en todo lo que involucra su producción, solo los utilizamos.

Aplicaciones de la lingüística de corpus

La lingüística de corpus se aplica a la confección de agentes de diálogo o chatbots capaces de mantener un diálogo con un humano a través de un cuadro de diálogo de estilo chat o reconocimiento y síntesis vocal. Es utilizada por esos asistentes virtuales que nos han ido acostumbrando a utilizar en nuestros teléfonos móviles, ordenadores o en dispositivos exclusivos para tal fin.

La integración de conocimientos lingüísticos en la construcción de estas aplicaciones ha permitido mejorar las capacidades comunicativas de los agentes conversacionales (asistentes virtuales que se utilizan para brindar servicios 24/7), están instalados en los sitios web (se encargan de las reservaciones, las agendas, información del clima, información de servicios ofrecidos, los carritos de compras y otros usos)

Algunos autores y estudiosos reconocen esta realidad como la humanización de sistemas comunicacionales y agentes artificiales atribuyéndole su éxito comercial, humanización que según ellos es un mérito propio del modelo lingüístico con el que está construido el agente. Preferimos hablar de sistemas que emulan el lenguaje humano a utilizar un termino tan amplio como es la humanización que tiene otras connotaciones filosóficas, semánticas y pragmáticas.

El puente entre las letras y los códigos

En la medida que aumente el uso de inteligencia artificial se hace más necesario el uso de corpus lingüísticos de calidad para afrontar la demanda en franco crecimiento.

«La colaboración entre lingüistas e ingenieros ha permitido así dar un salto cualitativo en el área de la inteligencia artificial. La naturaleza exacta de cómo deba ser esta nueva inteligencia artificial es sin embargo difusa. Bajo el objetivo común de realizar máquinas cuyo comportamiento sea un reflejo del comportamiento racional humano, la posición de ingenieros y lingüistas puede ser diferente; la implementación informática permite simular respuestas inteligentes que dan una impresión de inteligencia.» (García Marchena, 1987)

Siendo un campo interdisciplinario que se ubica entre la lingüística y la informática cuya finalidad es la elaboración de modelos computacionales que reproduzcan distintos aspectos del lenguaje humano dejó de ser un ámbito exclusivo de centros académicos, contrario a ello, su impulso y avance en la actualidad se da en la industria privada.  Las grandes empresas de tecnología y desarrollo de inteligencia artificial saben de hace años que el procesamiento automático del lenguaje humano es el principal campo de desarrollo futuro.

Para cerrar esta nota recordemos puntos clave:

  • La Lingüística Computacional se considera una rama de la Inteligencia Artificial.
  • Busca emular la conducta lingüística humana en cuanto a capacidad cognitiva básica (no profundiza en el aspecto psicológico)
  • Desarrolla programas para los chatbots se centran en hacerlos capaces de “hablar”: reconocer, comprender y producir enunciados, sin preocuparse por la forma en que funciona el cerebro humano para emitir vocablos ordenados y dar significado a un pensamiento o idea.
  • Se requerirán cada vez más lingüistas para afrontar la creciente industria de la IA.

Viendo cuán importante es el lenguaje ¿se anima a dedicarle unas horas a leer y a iniciar su estudio? Tal vez, sea el giro que su profesión requiera.

Bibliografía:

Barriga Villanueva, R. (2019) «Gerardo Sierra Martínez. Introducción a los Corpus Lingüísticos. Universidad Nacional Autónoma de México-Instituto de Ingeniería, México, 2017; 212 p»p, Lingüística Mexicana. Nueva Época, 1(2), pp. 175-178. Disponible en: http://linguisticamexicana-amla.colmex.mx/index.php/Linguistica_mexicana/article/view/336

García Marchena, Óscar, “Lingüística española e Inteligencia Artificial: Aplicación informática de gramáticas de restricciones para la confección de agentes de diálogo” Interlingüística, ISBN X, nº 18, 2007, pp. X-X.

Sierra Martínez, Gerardo. Introducción a los Corpus Lingüísticos. Universidad Nacional Autónoma de México-Instituto de Ingeniería, México, 2017; 212 pp

Disponible en: http://linguisticamexicana-amla.colmex.mx/index.php/Linguistica_mexicana/article/view/336

Disponible en: http://www.aulamagna.com.es/linguistica-actualizada-inteligencia-artificial-para-los-estudios-de-la-lengua/

Imagen: Pixabay

Escrito por: Msc. Irasema Rivas-González

[1] China está madura y apuesta fuerte por el español por «la relación económica y comercial cada vez más estrecha con los países hispanohablantes»―Tao profesora en la prestigiosa Universidad de Estudios Internacionales de Shanghái (SISU)

De Big Data a la inteligencia artificial: transformando datos en narrativas

“Los números tienen una historia importante que contar.   Dependen de ti, para darles una voz. “- Stephen Few[1]

Sin que muchos de los que escriben profesionalmente lo sepan, ya existen sistemas de inteligencia artificial capaces de encontrar historias ocultas en los datos (alfanúmericos), redactarlas y generar contenido que genera, a su vez , conocimiento. Son sistema de IA que analizan cada detalle para encontrar temas específicos que, aunque no tienen grandes públicos, son interesantes para segmentos de lectores muy particulares.

De la gestión de grandes cantidades de datos a generar contenidos especializados con precisión es solo una de las novedosas funciones que en la actualidad se están realizando gracias al entrenamiento de algoritmos que alimentados con los datos requeridos e integrados a un programa de redacción son capaces de escribir, automáticamente, miles de artículos noticiosos e informativos en fracciones de lo que sería el tiempo promedio, lo que a los humanos nos tomaría horas.

En algunos de los casos son capaces de publicar en la red, de forma autónoma y automática lo que han redactado. ¡Imagínelo! Estos sistemas de inteligencia artificial con un software pueden “darle vueltas―coloquialmente expresado― a un texto, presentar varias opciones (escritas correctamente) del mismo contenido a partir de una cantidad ingente de datos y en poco tiempo. Algunos tienen la capacidad de corregir los errores que encuentran de forma que mejoran (aprenden a hacerlo) lo que pudiese estar incorrecto constantemente. Son lectores e investigadores incansables, que a partir de una programación son capaces de rastrear datos y narrar a partir de ellos sobre la temática que se nos ocurra.

Hace poco investigamos uno de estos programas perteneciente a la empresa Narrativa, su nombre es Gabriele, se llama como la primera máquina de escribir electrónica. Esta inteligencia artificial transforma datos en narrativas.

Los directivos de la empresa aseguran que se trata de una herramienta de acompañamiento y no de sustitución y el reto que tenemos los humanos es trabajar máquinas, acostumbrarnos a tener por compañero a un algoritmo. Todo un reto de transformación digital (verdadera) de industrias tales como la noticiosa, la editorial y la de los medios de comunicación.

Generar noticias de manera automática es la nueva dinámica que se observa en el futuro cercano. A medida que se hacen mas robustas las bases de datos que provienen de las interacciones que se generan a través de los dispositivos móviles y en la red, se prevee que la inteligencia artificial utilizará esos datos para generar nuevos productos, transformando esos datos en textos de calidad creado por agentes artificiales capaces de pasar la prueba de Turing.  

Toda esta gestión hombre-máquina, las responsabilidades, los derechos de autoría, los créditos, las implicaciones de la publicación de noticias y del uso de la información requieren una legislación y un marco ético que funcione en la sociedad actual y en la que estamos creando a futuro.

La narrativa es poderosísima y cuando se genera automáticamente conlleva investigación y curiosidad, según se ha informado la DARPA, aquella agencia de tecnología militar de Estados Unidos que fue co-responsable en la invención de Internet, se ha interesado en comprender y cuantificar los procesos de las narrativas, es un tema que implica más que literatura, se maneja en los niveles conductuales, donde el dominio y el modelado de lenguaje es sumamente importante.

Analizar grandes cantidades de datos e identificar situaciones, problemas relevantes y comunicarlos en lenguaje natural de fácil comprensión para los humanos, ya es cosa de máquinas.  ¿Cuidamos el lenguaje y la narración lo suficiente para no ser desplazados a futuro? La humanidad, esa naturaleza que aún no emulan las máquinas es la apuesta ganadora en un mundo tecnificado y en vías de integrar en la mayor parte de los procesos recurrentes la inteligencia artificial. No espere a que su historia inicie con un : Había una vez…

Bibliografía Consultada:
https://www.efe.com/efe/espana/sociedad/d-llorente-narrativa-la-inteligencia-artificial-no-nace-para-sustituirnos/10004-4032295

https://www.fundeu.es/blog/con-cuantas-personas-hablamos-cada-dia-y-con-cuantas-maquinas/ https://www.stephen-few.com/


[1] Stephen Few tiene más de 20 años de experiencia como innovador, consultor y educador en los campos de inteligencia empresarial (también conocido como almacenamiento de datos y soporte de decisiones) y diseño de información. A través de su empresa, Perceptual Edge, se enfoca en el análisis efectivo y la presentación de información comercial cuantitativa. Stephen es reconocido como un líder mundial en el campo de la visualización de datos. Enseña regularmente en conferencias como las presentadas por The Data Warehousing Institute (TDWI) y DCI, y también en el programa de MBA en la Haas School of Business en U. C. Berkeley. También es autor del libro «Show Me the Numbers: Designing Tables and Graphs to Enlighten» (Analytics Press).

Podcast: la voz se junta con la inteligencia artificial

“Nada revela tan fiablemente el carácter de una persona como su voz.” —  Benjamin Disraeli

Latinoamérica tiene una fuerte tradición oral, arraigada a su cultura, a su gente, a sus pueblos y ciudades. Surge en Cuba, precisamente en las fábricas de tabaco, la lectura de historias para distraer a las operarias que envolvían manualmente las hojas para hacer los puros. Pasó poco tiempo para que esta práctica llegara a la radio y fuese bautizada como radionovela, un serial de un tipo de radioteatro que comenzó a retransmitirse a principios del siglo XX.

Hace unos días, comentamos que no hay nada más humano que la narración oral y que el cerebro está acostumbrado y programado para que le cuenten historias, porque para el cerebro humano escuchar una historia es prácticamente lo mismo que vivirla, he allí el poder de la narrativa. Y, esto, lo saben muy bien los creadores de podcast que siguen adquiriendo gran popularidad.

“La inseminación psíquica colectiva de la realidad como un constructo lingüístico se refuerza con los lenguajes de programación informática, en los que percibimos directamente que lo que vemos es en realidad la representación de un código, un lenguaje”

― Aleph de Pourtales

Justamente, Spotify, el gigante de la música en la red celebró el pasado 30 de septiembre el Día Internacional del Podcast, dando a sus usuarios la oportunidad de incorporar podcasts a las listas de reproducción de la plataforma, rindiendo homenaje a los podcasts disponiblesa la fecha en su sitio.

¿Cómo definimos podcast?

Son parecidos a los programas de radio, pero difieren en qué son grabados en formatos descargables y pueden transmitirse en streaming. Son programas en serie que se graban para ser difundidos a través de varios sitios y aplicaciones, disponibles en cualquier lugar donde quien desee escucharlos tenga acceso a Internet.

Aunque en algunas regiones no son tan populares, existen millones de podcasts disponibles de todo tema que queramos escuchar. Cabe notar que, a diferencia de las emisiones de radio, cualquiera puede acceder a un podcast desde cualquier lugar gracias a la red y a los creative commons. Se dirigen y llegan a segmentos y públicos específicos según intereses, es decir, son altamente personalizables a la hora de usarlos como herramienta de contacto y atracción de audiencias.

En la búsqueda de nuevos usuarios y enfocados en maximizar sus capacidades este gigante de la música digital fusiona lo que sabe hacer bien: “grabar, reproducir y comercializar” y con la inteligencia artificial y surgen nuevas opciones para aquellos que utilizan o deseen adentrarse al uso de esta subutilizada herramienta.

Con la tentadora oferta de valor: “Llegar a un mundo de nuevos oyentes”, con solo entrar a su página, Spotify le pregunta ¿Hace podcasts? Y le dice lo que desea escuchar: “Hacemos que sea más fácil para millones de personas encontrarlos y escucharlos.” Luego le ofrece: “Obtenga su programa en Spotify y vea los datos y las ideas que necesita para aumentar su audiencia.” La facilidad de observar datos e ideas está basada en Big Data e Inteligencia Artificial, lo que no es casual.

Crece la audiencia de Podcast

Dado su potencial en la estrategia de contenido, los expertos y las empresas están recurriendo a los podcasts para cimentar su proyección y crear “autoridad”, estar donde están millones de oyentes. Con más de doscientos millones de oyentes en más de 75 países en todo el mundo, no dudan en seducir con la idea de qué hay un número grande de personas esperando para descubrir podcasts. Los estrategas de Spotify confirman, con datos, que su audiencia en este rubro casi se ha duplicado desde principios de 2019.

Lo que se puede reafirmar al verificar los cuatro primeros lugares del Ranking de plataformas Podcast:
SoundCloud
Spotify
iVoox
Spreaker

Inteligencia artificial para conocer a la audiencia

Registrando los patrones de uso de millones de usuarios que inician sesiones en estas plataformas, a través de la inteligencia artificial y Big Data se obtiene información confiable sobre el perfil de los oyentes, aceptación de los podcasts, la cantidad de tiempo que dedican a escucharlos (dónde comienzan y dónde se detienen, lo que permite hacer análisis y planes de mejora), conocer las preferencias, gustos y usos. Con esta información producto del rastreo y del crecimiento de seguidores, es posible planificar futuros episodios, contenidos y establecer una propuesta con datos para negociar patrocinadores.

Hace cinco años en el 2014, Steve Lee, al fundador de Modern Life se le ocurrió celebrar el día Nacional del Podcast con una emisión de 6 horas, iniciativa que se replicó en otras latitudes. Dada la repercusión del podcast en el mundo, fue establecido el Día Internacional del Podcast y, es por ello que, cada 30 de septiembre, la voz y las ideas se toman la red.

Imagen: Pixabay

Referencias Consultadas:
https://podcasters.spotify.com/
https://www.informador.mx/Suplementos/Radionovelas-una-historia-que-se-sigue-contando-20150517-0167.html