Inteligencia artificial para personalizar tratamientos médicos

“La medicina es una ciencia de la incertidumbre y un arte de la probabilidad.” ―William Osler

Ya se trabaja en mapear el código genético de millones de pacientes que sufren enfermedades que en la actualidad son incurables o difíciles de tratar, proyectos que permitirán desarrollar tratamientos médicos a la medida y transferir conocimiento a la comunidad científica en diferentes especialidades, hallazgos, estudios de flagelos, tratamiento de enfermedades, prevención y en diagnósticos tempranos.

En diversas regiones del globo terráqueo hay equipos de investigación aliados con las principales empresas tecnológicas uniendo esfuerzos en pro de la gestión de datos conjunto con desarrollos de inteligencia artificial que se encaminan para cambiar el concepto de medicina que hasta hoy conocemos.  Algunos, han llegado a pronosticar que, con datos y reconocimiento de patrones, a través de inteligencias artificiales especializadas en el diagnóstico de salud, serán capaces de predecir de que enfermedades y condiciones sufriremos y estimar nuestros días en este mundo o intentar paliar las dolencias.  En otros sitios, ya se habla de que estas tecnologías y avances permitirán a los humanos vivir hasta los cien años, con esta predicción se especula sobre cambios en la concepción de las edades productivas, la vida laboral, la jubilación y otros temas que nos afectan a todos.

Entre los últimos avances donde se complementan la inteligencia artificial y deep learning para dar respuestas a temas de interés médico, que se han hecho públicos, destaca un nuevo modelo de aprendizaje profundo que utiliza una serie de algoritmos de inteligencia artificial cuya aplicación a mamografías convencionales permiten detectar el cáncer de seno hasta cinco años antes de su desarrollo en una mujer (situación que cambia la concepción del paciente al que se le trata por el que se previene).

Destaca en este desarrollo que en lugar de detectar de forma manual los patrones individuales [recordemos que las IA especializadas son poderosísimas y certeras en reconocimientos de patrones, siempre y cuando cuenten con bases de datos que acompañen esta función], este modelo de aprendizaje profundo basado en inteligencia artificial induce los patrones a partir de datos, fue entrenado con más de 90.000 mamografías de mujeres con padecimiento, el modelo es capaz de detectar patrones que son imperceptibles e imposibles de reconocer por el ojo humano. Para ver con detalle la publicación científica del estudio sobre la IA y el cáncer de seno entre a la página de MIT LAB, no cabe duda que este avance innovador será un mecanismo que ayudará en el control de la enfermedad.

Observando avances donde la IA es aliada de la salud y es utilizada para el bienestar de la humanidad, a través de propuestas de medicina personalizada, es esperanzador para los pacientes y para todos aquellos que siguen de cerca sus pasos.  

IA médica en América Latina

En México un startup llamada Código 46 está trabajando pruebas de ADN, gracias a su visión innovadora lograron una alianza con Microsoft tiene el objetivo de mapear el código genético de un millón de personas, que permitirá desarrollar tratamientos médicos a la medida y transferir conocimiento a la comunidad científica de la región. Lorenza Haddad Talancón, CEO de Código 46, estudió Sociología y Negocios en Rice University en Houston, Texas, estando en la universidad participó como investigadora asociada en un proyecto de salud y migración realizado en México. Motivada por vencer las desigualdades en el acceso a tecnologías en salud y oportunidades de investigación en México la hicieron descubrir la oportunidad en el uso de big data y datos genómicos en medicina. Conocer el perfil genómico de las personas a través de pequeñas muestras de saliva para prevenir, tratar o retrasar padecimientos es el objetivo de esta empresa basada en el concepto de medicina genómica a fin reconocer la predisposición a enfermedades. Entre sus objetivos estratégicos se encuentra maximizar el potencial de la medicina personalizada con la creación del biobanco más grande de América Latina, lo que potenciará el nivel médico del continente.

Experiencia en los Estados Unidos

La inteligencia artificial médica se utiliza en centros de control de hospitales como el Johns Hopkins Capacity Command Center y en el Hospital Humber River de Toronto (Canadá).

Con la implementación del Centro de Control digitalizado ( Johns Hopkins Capacity Command Center, utilizando millones de datos e información y bien gestionada) los pacientes de otros hospitales son transferidos el 60% más rápido, los tiempos de espera de las urgencias se redujeron un 25%, y el tiempo de espera en los pacientes en un 70%, estos servicios mejoran gracias al uso combinado de Big Data, Inteligencia Artificial y analistas de datos (humanos) que toman las decisiones precisas, luego de interpretar correctamente los datos que previamente la IA ha reconocido de los patrones que revisa.

La empresa emergente Adaptive Phage Therapeutics, utiliza la inteligencia artificial para personalizar los tratamientos con bacteriófagos para pacientes individuales, utilizando para ello, últimos avances en secuenciación genética e inteligencia artificial (IA), algunas nuevas empresas están convirtiendo a estos enemigos naturales de las bacterias en alternativas prometedoras a los antibióticos.

Otra de las tecnologías que existe está utilizando aplicaciones de inteligencia artificial para potenciar la edición genética CRISPR que promete revolucionar la medicina y la biología mediante unas “tijeras” que facilitan la edición genética para paliar, desde el origen, enfermedades y patologías. Personalizando los tratamientos se abre un nuevo debate, su accesibilidad a todos para evitar que este potencial de mejora genética promueva una sociedad marcada por la desigualdad.

Pese a todos estos hallazgos y tecnologías, es necesario colocar en perspectiva la realidad, de la que el doctor Ramón López de Mántaras aclara que a día de hoy no tenemos Inteligencias Artificiales capaces de emular al humano “absolutamente todos los avances logrados hasta ahora en el campo de la IA son manifestaciones de IA débil y específica” (en tanto en cuanto funciona en un campo concreto y no es un mecanismo general). Los éxitos alcanzados hasta ahora en inteligencias artificiales especializadas o específicas sí son muy impresionantes, especialmente gracias al Big Data y la computación de altas precisiones. Sin embargo, la IA generalizada sigue siendo un reto pendiente ya que “el sentido común” en términos tecnológicos está muy lejos de parecerse al humano en cuanto a generalidad y profundidad”.

Mayor acceso a los servicios de salud y en este caso a la genética para mejorar los pronósticos de los pacientes, de forma equitativa y es la tarea que ahora tienen los servicios de salud, las empresas de inteligencia artificial y tecnología de punta que están innovando en el sector salud. Se vislumbra un mundo donde las enfermedades puedan detectarse con tiempo y según la necesidad única de cada individuo.

Imagen: Pixabay

Referencias Consultadas:
https://www.csail.mit.edu/news/using-ai-predict-breast-cancer-and-personalize-care
https://expansion.mx/tecnologia/2019/09/06/la-ia-busca-personalizar-los-tratamientos-en-salud https://www.redaccionmedica.com/autonomias/madrid/inteligencia-artificial-en-el-hospital-un-robot-no-sustituira-al-medico–9469 https://www.bbvaopenmind.com/humanidades/pensamiento/de-la-ia-a-las-finanzas-o-la-genetica-la-revolucion-de-los-datos/ https://www.technologyreview.es/s/9960/virus-e-inteligencia-artificial-se-unen-contra-las-bacterias-resistentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *