Inteligencia Artificial, descubriendo a los pioneros

 “La ciencia de hacer que las máquinas hagan cosas que requerirían inteligencia si las hubiera hecho un ser humano” ―Marvin Minsky

Hablar o leer acerca de Inteligencia Artificial está de moda. En todas partes encontramos alguna alusión certera o equivoca sobre la influencia de esta ciencia y sus avances. Muchos de los que comentan al respecto especulan con frases que asustan a aquellos que no tienen idea del impacto de esta ciencia en la vida presente y futura de nuestra sociedad.

Para algunas personas su concepción de la inteligencia artificial está influenciada por los grandes éxitos cinematográficos que presentan a robots, a androides y máquinas tomando control del mundo y subyugando a los humanos como en otrora lo hiciesen los hombres, con ellos, en el marco de sus historias. Ignoran que gran parte de lo que hacen hoy día con sus teléfonos móviles, al buscar un término desconocido en Google® y al utilizar la suite de programas de computación, cuando el predictivo de ortografía corrige o sugiere las palabras que digitan están frente a logros de la Inteligencia Artificial.

Otros, los que se exponen a la Inteligencia Artificial y se enfocan en ofrecernos nuevas aplicaciones y usos pocas veces se toman un tiempo para recordar los orígenes de esa ciencia que hace 63 años vio la luz durante la Conferencia de Dartmouth(Dartmouth Summer Research Project on Artificial Intelligence),  conferencia financiada por la Fundación Rockefeller donde los científicos previeron triunfos de la IA en un plazo de diez años. Irónicamente no pudieron cumplirse en ese espacio de tiempo, pero hoy son parte de lo que se puede hacer gracias a su aplicación en diversos campos.

Cuenta la historia que el término Inteligencia Artificial fue utilizado por primera vez por cuatro hombres brillantes a saber, John McCarthy, Marvin Minsky, Nat Rochester y Claude Shannon, bautizaron ese campo de estudio como “inteligencia artificial” (IA). Seguro estos pioneros imaginaban que esta ciencia llegaría a ser lo que hoy estamos viendo, pero no tuvieron la oportunidad de observar como en los últimos cinco años se ha acelerado su integración a nuestra vida diaria.

Haciendo un análisis de lo que lograron en conjunto, cabe destacar que las inteligencias y conocimientos especializados (líneas de investigación/trabajos) de cada uno de ellos puesto en conjunto (trabajo en equipo) es una de las más admirables contribuciones al campo de la inteligencia computacional como quiso en algún momento rebautizar a la IA uno de estos científicos.

Según Wilkipedia ,”ese verano, John McCarthy, un joven matemático de Dartmouth College, también estaba trabajando en IBM. Él y Marvin Minsky habían empezado a hablar seriamente sobre la idea de máquinas inteligentes. Se acercaron a Rochester y Claude Shannon con una propuesta para una conferencia sobre el tema. Con el apoyo de los dos científicos principales, obtuvieron $ 7,000 de la Fundación Rockefeller para financiar una conferencia en el verano de 1956. La reunión, ahora conocida como la Conferencia de Dartmouth, es ampliamente considerada como el nacimiento de la Inteligencia Artificial».

Sin un orden particular, en este artículo resaltaremos las figuras de estos precursores de lo que hoy está impactando todas las esferas de la vida en sociedad, porque siempre es bueno mirar hacia las raíces para hacer crecer las ramas.  De estar en el sector, es propicio recordar sus aportes decisivos para que se puedan desarrollar todas las soluciones en las que se trabaja.

Claude Shannon . Graduado de ingeniería por la Universidad de Michigan con un doctorado de matemáticas en el Massachusetts Institute of Technology):

Ingeniero al que se le atribuye ser el padre de la moderna Teoría de la información, formulación matemática que analiza las unidades de información (los tan conocidos bits) y su pérdida en los procesos de transmisión. Su investigación y contribución es extremadamente útil, no sólo en el diseño de circuitos de computadoras, en la tecnología de comunicaciones fue más allá, tiene aplicaciones en campos tan diversos como la Biología, la Psicología. Cabe destacar que aquellos que están interesados en el Machine Learning y en Inteligencia Artificial capaz de responder lo más cercano a como lo hacemos los humanos deben saber que las investigaciones de Shannon contribuyen en materia de Fonética, Semántica y aún en un campo de ribete tan humanista como lo es la Literatura.

John McCarthy. Matemático de Darmouth College:

Tiene en su haber la organización de la Conferencia de Dartmouth, se dice que, en su discurso, acuña por primera vez el término Inteligencia Artificial “la ciencia e ingeniería de hacer máquinas inteligentes”.  Logrando dar inicio a un nuevo campo de investigación en el que continúo aportando evidencias para su desarrollo durante medio siglo. Consideraba el cerebro como una máquina cuyas funciones podían ser estudiadas y emuladas por un ordenador.

En 1978, McCarthy llegó a una conclusión que nos hace pensar en lo que hoy promovemos: La transformación digital va más de gente que de máquinas.

 “Para crear una verdadera IA se necesitaría el trabajo de 1,7 Einsteins, 2 Maxwells, 5 Faradays y la financiación de 0,3 Proyectos Manhattan”

John McCarthy

Nathaniel Rochester.  B.S. degree in Electrical Engineering Massachusetts Institute of Technology:

Arquitecto en jefe del equipo creador de la primera computadora científica de IBM y del prototipo de su primera computadora comercial (IBM-701, Calculadora de Defensa), desarrolló la programación en lenguaje ensamblador simbólico que permitió que los programas se escribieran en comandos cortos y legibles en lugar de números puros o códigos de pinchado. Encabezó el grupo para estudiar el reconocimiento de patrones, la teoría de la información y la teoría del circuito de conmutación. Gerente de ingeniería de la serie 700. Director de investigación de maquinaria experimental, trabajó en el radar en el Laboratorio de Radiación MIT y para Sylvania Electric Products. Participó en la fundación del campo de la Inteligencia Artificial en Darmouth Conference.

Marvin Minsky.Matemático y científico:

Para la década de los cincuenta patento en el CSAIL de MIT desarrolló unas manos robóticas que podían manipular objetos, un escáner visual, redes neuronales con capacidad para aprender y más. Patentó un sistema de visualización confocal de muestras que suscitaría grandes avances en microscopia óptica. ´Participó en el desarrollo de ARPAnet, la red sobre la que más tarde se asentaría la actual internet, y concibió la Teoría de la Sociedad de la Mente (libro homónimo).

Sus contribuciones han ayudado a moldear el concepto actual de inteligencia artificial. Recibió el Premio Turing, en 1969, por sus decisivas aportaciones al campo de la IA, la Medalla Benjamín Franklin, en 2001 y el Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento, en 2013.

Fue uno de los máximos defensores del transhumanismo, un movimiento filosófico e intelectual que considera que es necesario utilizar la tecnología para potenciar nuestras capacidades, evitar el sufrimiento, la vejez y, en última instancia, alcanzar la inmortalidad.

 Los cuatro científicos pioneros de la Inteligencia Artificial siguieron a Alan Turing quien publicó un artículo en la revista de filosofía Mind, titulado “Maquinaria de computación e inteligencia”, en el que escribió: “Creo que aproximadamente en los próximos cincuenta años será posible programar computadoras para que puedan desarrollar el juego de imitación tan bien que un interrogador medio no tendrá más del 70% de probabilidades de realizar la identificación correcta después de 5 minutos de preguntas. Sobre la cuestión inicial, ‘¿Pueden pensar las máquinas?’, creo que no posee el suficiente sentido como para que merezca discutirse. Sin embargo, pienso que al final del siglo el uso de palabras y de opiniones razonadas de tipo general se habrá modificado tanto que uno podrá hablar de máquinas que piensan sin esperar que le contradigan”.

Las raíces, observar y estudiar de dónde provienen esos artilugios que hoy no dejan de ser motivo de noticias, permite comprender que la inteligencia humana es por mucho el origen y en el fin de todas las conquistas tecnológicas de las que hoy disfrutamos.

Imágenes: Pixabay

Referencias Consultadas



https://www.bbvaopenmind.com/alan-turing-y-el-sueno-de-la-inteligencia-artificial/

Acerca de la autora: Msc. Irasema Rivas González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *