Desconectarse digitalmente: un compromiso laboral que respetar

“Todo lo excesivo es contrario a la naturaleza.” ―Hipócrates

En ocasiones nos parece imposible no contestar ni correos electrónicos ni llamadas de trabajo en nuestro tiempo libre. Una pesada carga de responsabilidad y la sensación de quedar mal o la de no haberse puesto la camiseta, nos embarga. En muchos lugares apagar el celular (ya sea involuntario: porque se descargó o estás conduciendo) se asocia con bajo nivel de compromiso laboral. Y aunque otros consideramos que es suficiente con el horario de oficina, la realidad es que permanecemos conectados a dispositivos móviles y pendientes de temas de trabajo entre 14 y 18 horas (Incluyendo la revisión de material laboral tanto fuera como dentro de nuestro horario y puesto).

Frente a esta realidad cada vez son más, las voces que piden regular la desconexión digital porque sin quererlo hemos llegado a vivenciar que las personas no se desconectan ni los fines de semanas ni durante las vacaciones.

DESCONEXIÓN DIGITAL

Poco a poco surgen propuestas y países que han aprobado legislaciones que obligan y solicitan a las empresas a garantizar mediante acuerdos en el marco de la negociación colectiva entre empleadores y trabajadores el derecho humano a desconectarse digitalmente. Incorporando entre las garantías individuales los derechos digitales de los individuos.

La propuesta parte de la premisa que establece que hay derechos que la ciudadanía debe exigir en el mundo digital, al igual que lo hace en el mundo físico.

La tecnología propicia cambios, propicias nuevos modos de trabajo, que aún no están completamente regulados, es esta una de las razones por las que requerimos abogados que comprendan el entorno digital y su grado de afectación en la vida diaria.  Esta propuesta comprende temas tales como garantizar la privacidad e intimidad de los trabajadores en los ordenadores y móviles del trabajo o propios utilizados para labores empresariales, mediante el establecimiento de protocolos de uso:

  1. Respetar descanso y vacaciones de todos los que laboramos.
  2. Evitar síndrome de fatiga informática
  3. Protección de la intimidad garantizando la privacidad.
  4. Establecer protocolos de uso de la tecnología con prohibiciones de cámaras en lugares de descanso.
  5. Uso correcto de los datos
  6. Derecho al olvido digital
  7. Cancelación de datos.

La “red” de relaciones humanas (“red”: el juego interminable de conectarse y desconectarse) es hoy la sede de la ambivalencia más angustiosa―Zygmunt Bauman sociólogo y filósofo polaco.

Tecno-estrés, tecno-ansiedad y tecno-adicción, son términos acuñados en esta época de tecnologías y disrupción. Un documento abierto con información sobre el tema nos dice que: «La digitalización, mal canalizada institucionalmente, eleva los niveles de activación atencional y fisiológica («tecno-ansiedad»), produce cansancio, agotamiento mental y cognitivo («tecno-fatiga»)incluso propicia la compulsión de recibir estímulos conectivos sin solución de continuidad («tecno-adicción»). La taxonomía del «tecno-estrés» identifica un amplio abanico de trastornos, que abarcan: desde la sobrecarga del uso de la información recibida («data smog», o síndrome de fatiga informativa), la imposibilidad de seguimiento del ritmo de los ordenadores («multitasking madness», o locura multitarea), la sobrecarga en las tareas de búsqueda o pérdida informativa («computer hasless», o problematización informática), hasta llegar, en fin, al agotamiento emocional y cognitivo («burn out», o trabajador quemado. Sobre dicha problematización, vid, Aragüe Valenzuela L. “El uso de las tecnologías como nueva realidad laboral en transformación: el tecnoestrés”, poster presentado al el Congreso Inaugural Cielo, sobre “Los actuales cambios sociales y laborales: nuevos retos para el mundo del trabajo”.

Los celulares ayudan a estar conectados a los que están a distancia. Los celulares permiten a los que se conectan… mantenerse a distancia. ―Zygmunt Bauman

Cinco días de El País publicó en su versión digital: “Telefónica promoverá en sus diferentes territorios acciones de sensibilización y formación dirigidas a todos los profesionales del grupo para informar sobre los riesgos, desafíos y buenas prácticas relacionados con el uso de las herramientas digitales”. Haciendo referencia a la nota de prensa que destaca la firma del documento de intenciones que en pro de la desconexión digital de sus colaboradores ha firmado la alta dirección de la empresa.

Telefónica y la desconexión digital de sus colaboradores

La dirección de Telefónica ha firmado esta mañana un documento de intenciones que reconoce por primera vez su posicionamiento respecto del derecho a la desconexión digital. La compañía ha hecho público, con el refrendo de las organizaciones sindicales mayoritarias en España, UGT y CCOO, su objetivo de poner en marcha medidas concretas para potenciar el respeto al tiempo de descanso de los trabajadores una vez finalizada la jornada laboral, y reconoce como una oportunidad el hecho de liderar la implantación en sus operadoras de este derecho, una tendencia cada vez más presente en la realidad empresarial mundial.

El compromiso con la desconexión digital será extensivo a todos los países donde Telefónica tiene actividad y se incorporará próximamente, como anexo, al Acuerdo Marco Internacional que la Compañía tiene en vigor con las organizaciones sindicales a nivel mundial.

Telefónica promoverá en sus diferentes territorios acciones de sensibilización y formación dirigidas a todos los profesionales del Grupo para informar sobre los riesgos, desafíos y buenas prácticas relacionados con el uso de las herramientas digitales. En el documento, la compañía reconoce como imprescindible que los trabajadores puedan ‘desconectarse’ cuando sea necesario y crear hábitos saludables respecto al uso de sus dispositivos.

Telefónica pondrá a su disposición todas las herramientas necesarias para que los empleados del Grupo desarrollen su propio ‘bienestar digital’. Este objetivo de trabajar por extender en la organización el uso inteligente de la tecnología es uno más de los compromisos compartidos entre Telefónica y los sindicatos más representativos.

Telefónica cuenta con un modelo de diálogo social exitoso que ha permitido que los procesos de transformación de la compañía a nivel global se hayan gestionado bajo los principios de la concertación y el acuerdo.

Entre las ventajas que se obtienen están incentivar la conciliación laboral de los empleados, mejorar la calidad de vida del empleado, reducir el estrés de los empleados y mejorar su motivación entre otras.

La desconexión digital es necesaria, los empleadores y colaboradores deben reconocer que a causa de las nuevas tecnologías pasamos más horas trabajando y nuestra vida personal se ve reducida.  Respetar los horarios laborales y conciliar la vida personal con su trabajo redunda en resultados positivos para las empresas.

Imágenes: Pixabay

Documentos de referencia

Comunicación oficial de Telefónica

Posicionamiento Global-Desconexión Digital

Nota de Prensa Telefónica

Oporto, 30/9/16; asimismo, vid. Sebastián Calderas “Apuntes de Ergonomía. Reflexiones para la práctica de las evaluaciones ergonómicas y psicosociales”, Ed. FUNCOP, Sevilla, 2016, pp. 127 a 132; ó Amparo Belloch “et al”, “Manual de psicopatología”, Mc Graw Hill, Vol. II, 2012, p. 29 y ss.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *