5S´s japonesas que debe conocer si trabaja en el sector tecnología

Un vestuario impecable fue la anotación más importante del equipo de fútbol del Imperio del Sol Naciente, y el mundo lo vio en las redes sociales.

La cita mundial del 2018 ha visibilizado a personajes y protagonistas a través de sus anécdotas, historias de vida y comportamientos.  Los espectadores somos destinatarios de todo tipo de informaciones y contenidos a través de las redes sociales, la radio y la televisión. Las telecomunicaciones y las TIC´s nos permiten estar al tanto inmediatamente, de lo que está sucediendo en Rusia.  Y a pesar de que estamos acostumbrados a ver a los fanáticos japoneses limpiando las gradas al terminar cada compromiso de su selección, esta vez fueron los propios jugadores los que llamaron la atención del mundo al concluir el partido de cuartos de final entre Japón y Bélgica.

El equipo jugó con disciplina, orden táctico y estratégico, se fue arriba en el marcador y justo cuando dábamos por ganado el encuentro, de forma súbita su contrincante hizo anotaciones. Japón perdió el partido en los últimos minutos del juego. Nadie esperaba más que ver como partía sin gloria, un equipo derrotado, pero nos equivocamos. Los japoneses hicieron la mejor anotación del día en su camerino y el mundo fue testigo de ello a través de las redes sociales. A los pocos minutos de retirarse el equipo de las instalaciones del estadio una foto le dio la vuelta al mundo.  La instantánea mostraba un vestuario impecable, reluciente, ordenado de tal manera que cualquiera pensaría que nadie lo había utilizado y en un letrero escrita en ruso la palabra “gracias”.

Los comentarios sobre el equipo opacaron la victoria de su oponente. Los titulares remarcaban la acción de los asiáticos. Sin goles, en silencio y con mucha dignidad Seiri, Seiton, Seiso, Seiketsu y Shitsuke hicieron su aparición ante el mundo.  Las 5S´s, el método japonés, la secuencia que les permite diferenciarse del resto del mundo, ganó la atención de las redes sociales sin invertir un solo centavo en mercadeo y promoción.

Probablemente en este momento se pregunte ¿Qué relación tienen esas palabras con el título de este artículo? Tienen muchísima relación porque al desarrollar proyectos tecnológicos conocer esa metodología se transforma en una ventaja competitiva al momento del diseño y la implementación.

Conocí las 5S´s gracias a mi paso por dos trasnacionales japonesas y desde ese momento no he dejado de utilizar la metodología. Su lógica es simple: Si usted tiene todo organizado y limpio al iniciar su jornada laboral le será más fácil enfocarse en lo que debe hacer, no perderá tiempo y podrá concentrarse en desarrollar lo “realmente importante”. El hacerlo de esta manera permite al individuo lograr la disciplina necesaria para que se transforme en una rutina, de forma que al concluir el trabajo cada cual organiza y limpia su espacio, dejándolo aún mejor que como lo encontró, para que al momento de utilizarlo nuevamente el trabajador pueda enfocarse, sin perder tiempo, en su objetivo.

Lo que admiró al mundo del equipo japonés fue su mística de trabajo, la que se fundamenta en filosofías y estándares, entre ellos una metodología de calidad que se ha extendido al punto de integrarse a su cultura. La calidad total que sus ancestros adaptaron y mejoraron de lo aprendido con el  norteamericano W. Edwards Deming, y que integraron a su sistema laboral y de vida.  Si extrapolamos el comportamiento de los jugadores al sector tecnología y telecomunicaciones sin dudas se lograría una mejora comparativa al momento de desarrollar y presentar soluciones, se ahorrarían horas de retrabajo y se enfocaría al “Project Team” de forma que a pesar de elementos distractores como lo es “perder un juego”, no pierdan de vista su objetivo estratégico, logren superar sus limitaciones y obtener nuevos logros.

Los invito a revisar una a una las 5S´s que aplicaron los jugadores y que dejaron impresionados al mundo, aunque para ellos fue solo su mística laboral. Sin dudarlo el equipo nipón se toma muy en serio su trabajo y con eso en mente cuidaron cada detalle:

  • Seiri/Clasificación: se separan las cosas necesarias de las innecesarias, lo suficiente de lo excesivo, lo que sirve de lo que no sirve.
  • Seiton/Organización: Todo debe tener un orden una localización para cuando se necesite ubicarlo fácilmente.
  • Seiso/Limpieza: Como norma laboral quite lo sucio a las cosas y del espacio que utiliza para trabajar.
  • Seiketsu/Bienestar personal: Es el resultado de aplicar las tres primeras “S”, trayendo como consecuencia equilibrio entre lo físico, espiritual y mental.
  • Shitzuke/Disciplina: Sea estricto con todos los puntos, no se permita errores innecesarios, un ambiente de trabajo limpio, ordenado y sano se logra con disciplina. Cuide su comportamiento en el trabajo.

Vivimos un periodo de cambios, de transformación social sin vuelta atrás hacia la digitalización, a tal grado que la tecnología y las personas deben convivir juntas de forma armónica. Tal vez, este ejemplo que las redes sociales colocaron en nuestros teléfonos móviles, pudiese ser un llamado de atención para que repliquemos conductas que nos ayudarán a convivir en nuestros espacios laborales y a formar parte de esas ciudades inteligentes, vivibles y sostenibles que serán nuestra realidad muy pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *